Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empiezan en Trasona las pruebas para definir el K-4 de los Juegos, con Craviotto como fijo

El selectivo para definir ese barco consta de seis tiradas y la primera ya se dilucidó esta mañana

De izquierda a derecha: Saúl Craviotto, Carlos Garrote, Carlos Arévalo y Cristian Toro

De izquierda a derecha: Saúl Craviotto, Carlos Garrote, Carlos Arévalo y Cristian Toro RFEP

Las espadas se mantienen en todo lo alto, mientras los palistas se baten el cobre en aguas corveranas de Trasona. Hoy, viernes, dio comienzo el durísimo “trails” para definir los integrantes del K-4 500 metros que defenderán el pabellón español en los Juegos Olímpicos de Tokio-2021, dilucidando la primera de la media docena de tiradas con un barco tripulado por el ilerdense afincado en Asturias Saúl Craviotto, el zamorano Carlos Garrote y los gallegos Carlos Arévalo y Cristian Toro.

Los integrantes del K-4 500 metros de la selección nacional española de piragüismo en aguas tranquilas que competirá en la Olimpiada de Tokio se deciden desde hoy, jueves, hasta el próximo jueves en el selectivo en el que participan seis palistas Craviotto, Arévalo, Garrote, Germade, Toro y Walz distribuidos en tres combinaciones, que dispondrán de dos test contrarreloj cada una de ellas. El mejor tiempo se conocerá cuando concluyan todas las pruebas. 

En la tirada dilucidada tomaron parte Craviotto y Arévalo —ambos están en las tres combinaciones— junto a Carlos Garrote y Cristian Toro. Mañana, viernes, igualmente a las 9.00 horas, saldrá la segunda combinación, conformada por Craviotto, Walz, Arévalo y Toro; el domingo, lo hará la tercera con Craviotto, Walz, Arévalo y Germade. Tras la jornada de descanso del lunes, estas tres combinaciones tendrán una segunda prueba cada una de ellas que se repartirán el martes, miércoles y jueves.    

Ayer, jueves, el gallego Carlos Arévalo se adjudicó el selectivo del K1 200 metros, cuyo titular debe de formar parte del K4 500, según contemplan los criterios de clasificación establecidos por la Real Federación Española de Piragüismo (RFEP). Arévalo, del Club de Piragüismo Ría de Betanzos, formó parte del K-4 500 metros que logró proclamarse subcampeón del Mundo, en 2019, en aguas húngaras de Szeged.  

"Las sensaciones han sido duras, llegando a meta dándolo todo, dejándonos la piel. La primera tirada siempre es la primera toma de contacto, pero muy bien, hemos hecho lo que teníamos establecido, con la salida y las paladas previstas, luego un ritmo con velocidad de crucero, y al final hemos subido con todo lo que había. Ahora tenemos que esperar hasta que no sepamos los resultados y los tiempos que al final son los que mandarán. La suerte está echada", señaló Craviotto. 

El palista leridano, tetramedallista olímpico, reconoció que formar parte de las tres combinaciones planteadas le evita sufrir el "nerviosismo de poder quedarte fuera", si bien tiene la "tensión" al igual que sus compañeros porque los Juegos serán ya dentro de cinco meses, y él asegura que es el "primer interesado en ir con la mejor embarcación. Estoy colocado en la salida con los mismos nervios que el resto". 

Compartir el artículo

stats