Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jugadora leonesa del Oviedo Balonmano Femenino Celia Rojo tiene al enemigo en casa: se la juega ante el equipo de su tierra

El club carbayón se midea al Cleba León en un partido decisivo para meterse en la fase de ascenso

Celia Rojo, ayer, antes de entrenarse con el Oviedo Balonmano Femenino en el polideportivo de La Florida. |

Celia Rojo, ayer, antes de entrenarse con el Oviedo Balonmano Femenino en el polideportivo de La Florida. | Irma Collín

El Oviedo Balonmano Femenino tiene hoy (19 horas, Florida Arena) su partido más importante, el que le enfrenta al Cleba León, su rival por el segundo puesto de División de Honor Plata, el último que clasifica para disputar la fase de ascenso a la máxima categoría femenina del balonmano español. Un partido en el que solo le vale la victoria y, a ser posible, por más de tres goles para superarle en el average particular, después de haber perdido en León por 29-26.

El duelo, además de decisivo por la clasificación, volverá a ser muy especial para la capitana del conjunto local, Celia Rojo, leonesa de 23 años formada en el Cleba que lleva ya seis años defendiendo la camiseta azul: “Siempre me emociona jugar contra el Cleba, aunque ya solo quedan un par de compañeras de mi época allí”. Y es que, para Celia, estos dos clubes, los dos clubes de su vida, son además muy similares: “Son dos clubes fundamentalmente de formación y las jugadoras o bien lo van dejando o bien son captadas por otros equipos de más potencial económico. Somos equipos de cantera que tiramos de gente de la casa o de clubes próximos”, añade la pivote del conjunto carbayón.

Precisamente el suyo es un caso diferente, puesto que vino a Oviedo a estudiar Magisterio de Educación Física, se puso a jugar en el Oviedo Femenino y ha terminado por ser su capitana. Ahora, ya con los estudios acabados, está preparando las oposiciones para ser Policía Nacional. Además de esa formación, Celia Rojo entrena al equipo infantil del club en un año que está haciendo todavía más complicada la labor de un club humilde como este.

“El trabajo que hay que destacar es, sobre todo, el de la directiva y de la gente que trabaja para sacar adelante todo, puesto que con la pandemia tenemos pocos colegios y la captación se resiente. Nuestro objetivo es sacar el máximo número de equipos posible, pero sin competición es difícil. Hay bastantes jugadoras formadas en el club que ahora están en División de Honor, así que algo se estará haciendo bien”, explica Celia Rojo. En su caso, para evitar que las jugadoras se desmotiven al no poder competir, intenta “que jueguen entre ellas e insistirles en que el año que viene será diferente”. A pesar de todo, Celia Rojo reconoce que “a las pequeñas lo que les llama es la competición y cuando ves que el sábado no hay partido es complicado”.

De vuelta al decisivo partido de esta tarde ante el Cleba León, Celia Rojo advierte de que no les va a ser fácil sacarlo adelante: “Es un equipo que tiene una defensa muy abierta, que corren bastante y buscan los errores del rival. Nadie defiende como lo hacen ellas, es lo que más las identifica, y por eso es más complicado”. Lo saben y por eso llevan toda la semana trabajando para evitar que les sorprendan: “Llevamos toda la semana concienciándonos de cómo debemos afrontar el partido y a ver si nos sale bien”. Tendrán el apoyo de los 131 aficionados que pueden entrar al Palacio de La Florida y que tratarán de llevarlas en volandas hacia una victoria que las meta de lleno en la lucha por el ascenso.

El eterno duelo de una rivalidad creciente

Los enfrentamientos entre el Cleba León y el Oviedo Femenino se han convertido en un partido de rivalidad en los últimos años, cuando han coincidido los dos como aspirantes a disputar la fase de ascenso a la máxima categoría. Si bien, uno de los enfrentamientos históricos para las carbayonas fue el que disputaron en la temporada 2015-16, la única en la que el Oviedo Femenino jugó en la máxima categoría, la División de Honor. Y es que ante el Cleba lograron la primera victoria de su historia en esa categoría (29-23). A partir de la temporada 2017-18 sí que se han jugado entre ellas la fase de ascenso. Ese curso fue el Cleba el que lo logró; en la 2018-19, en cambio, fueron las ovetenses tras ganar un partido clave en León. La pasada se suspendió la Liga y en la actual tendrá mucho que ver lo que suceda hoy.

Compartir el artículo

stats