Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

Encrucijada en La Magdalena: el Toscaf Atlética y el Unión Financiera se disputan el liderato con jugadores que cambiaron de bando

Gandía, a la izquierda, y  Cristian Murias, en partidos con el Toscaf Atlética y el  Unión Financiera. | LNE

Gandía, a la izquierda, y Cristian Murias, en partidos con el Toscaf Atlética y el Unión Financiera. | LNE

El pabellón de La Magdalena será escenario el sábado (18 horas) de un espectacular cruce de caminos entre los dos máximos aspirantes a la fase de ascenso del grupo B de Primera Nacional. El Toscaf Atlética y el Unión Financiera Base Oviedo llegan empatados a puntos, con la referencia del partido de la primera vuelta, resuelto a favor de los ovetenses por un gol. Al atractivo de lo que hay en juego y de la rivalidad se une la presencia en los equipos de jugadores que vistieron la otra camiseta. Es el caso de Cristian Murias, ahora en el Base Oviedo, que jugó las siete temporadas anteriores como local en Avilés. Y, en menor medida, de Gandía, que se entrenó en dos etapas con el equipo ovetense, aunque no llegó a jugar ningún partido oficial.

“Igual el sábado me confundo y me meto en el vestuario de la Atlética”, bromea Cristian Murias, un extremo de 28 años que solo tiene buenas palabras de su etapa en Avilés: “Estuve mucho tiempo con gente que ya era como de la familia. Y de Juan Muñiz tengo una opinión magnífica como entrenador, como persona y como amigo. En realidad, él fue el que me enseñó a jugar bien a balonmano. Con él, los chavales mejoran año a año”.

Si el verano pasado aceptó la oferta del Unión Financiera fue, sobre todo, para buscar nuevas motivaciones competitivas: “Me llamó el director deportivo y el proyecto me atrajo porque vi que había un respaldo económico para aspirar al ascenso a la División de Honor Plata. En la Atlética siempre andábamos rondando la fase de ascenso y hace tres años lo tuvimos muy cerca, pero me apetecía un cambio de aires. Además, con 28 años tampoco sé cuánto me queda en el balonmano”.

Cristian Murias estuvo siete años en Avilés y Gandía llegó a entrenarse con el Base Oviedo

decoration

El primer puesto a estas alturas anima a Murias a pensar que tomó la decisión correcta, pero no da nada por hecho: “Aquí tenemos jugadores que vienen de la Asobal, o a Maxi Cancio, que acaba de jugar el Mundial con Uruguay. Pero la Atlética no nos lo va a poner fácil. Estamos igualados a puntos y en el partido de la primera vuelta solo ganamos por un gol. Los derbis son partidos especiales, lo sabemos bien los asturianos. Tener gente con experiencia influye”.

A Cristian Murias le gustaría jugar la próxima temporada en la segunda categoría del balonmano español, pero en cualquier caso seguiría compaginándolo con su trabajo, de 7 de la mañana a 3 de la tarde, y los estudios: “Intento aprovechar el tiempo y siempre estoy con algún curso online”.

La de Ramón Martínez-Gandía (Oviedo, 1997) y el Unión Financiera es una historia curiosa. Estuvo en dos etapas entrenándose con el equipo de su ciudad, pero no llegó a jugar ningún partido oficial: “Hace cinco años estuve media temporada esperando a que se pusieran de acuerdo con la Atlética, que reclamaba al Base el pago de los derechos de formación porque había jugado en su cantera, en el Bosco. Lo dejé y me planteé volver la temporada siguiente, pero había gente muy buena en la plantilla y yo lo que quería era jugar”.

Así que se fue al Gijón Jovellanos, para acabar volviendo el año a ponerse a las órdenes de Juan Muñiz, un entrenador del que destaca su capacidad para convertir al equipo en una piña. “Nos sabe llevar muy bien. Yo tengo 23 años y soy de los más jóvenes de la plantilla”. Enfrente tendrán el sábado el que pudo ser su equipo: “Es un club con mucho dinero y tiene jugadores muy buenos”.

Aun así, Gandía confía en una victoria de la Atlética por dos goles de diferencia para tomar ventaja en la lucha por el liderato de la categoría, aunque reconoce que “a nosotros nos vale con clasificarnos para la fase de ascenso”.

Compartir el artículo

stats