Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristina Álvarez Mendo | Presidenta del Club Ciclista Aramo

El regreso del ciclismo profesional a las carreteras asturianas y el impacto del covid: “La Vuelta a Asturias será distinta, pero lo importante es que se pueda disputar”

“El protocolo sanitario exige muchas restricciones: PCR, tres burbujas diferentes, que no haya público...”

Cristina Álvarez Mendo, ayer,  en Oviedo. | Luisma Murias

Cristina Álvarez Mendo, ayer, en Oviedo. | Luisma Murias

Cristina Álvarez Mendo, presidenta del Club Ciclista Aramo, organizador de la Vuelta a Asturias, es la única mujer que preside un club que organiza una prueba ciclista para corredores profesionales. Cristina Álvarez Mendo es miembro del comité ejecutivo y tesorera de la Asociación Española de Organizadores de Carreras Ciclistas Profesionales. Tomó el relevo tras la muerte de su padre, Julio Álvarez Mendo, en 2008 y lleva ya trece años al frente de la organización de la ronda asturiana, que en esta edición se disputará del 30 de abril al 2 de mayo.

–¿Cómo se presenta la actual edición?

–Diferente. Después de la suspensión del año pasado por la crisis sanitaria, estamos con muchas ganas de volver. La situación todavía no es de normalidad, pero ya se ha celebrado la Volta a Catalunya, ahora se está corriendo la Vuelta al País Vasco, luego irá Valencia y después nosotros. Al ser una carrera internacional, solo el Consejo Superior de Deportes tiene competencias para suspenderla, pero todo indica que se podrá disputar.

–¿Habrá muchas restricciones en la Vuelta?

–Sí. El protocolo de seguridad así lo exige y es nuestra prioridad cumplir con el protocolo y las normas sanitarias vigentes. En la meta habrá doble vallado de seguridad, sin público ni invitados. La UCI tendrá que aprobar la participación de los corredores, con una PCR negativa 72 horas antes de la primera etapa. Y habrá tres burbujas diferentes, una para equipos y jueces, otra para la organización y una tercera para los encargados del montaje. Además, habrá test de antígenos de manera aleatoria. No habrá control de firmas como se hacía en otras ediciones, Será una Vuelta diferente, pero hay que adaptarse a las circunstancias. Lo positivo es que se puede celebrar.

–¿Esas medidas de seguridad harán que se vea una carrera diferente a la de años anteriores?

–En muchos aspectos sí, por las restricciones. El lunes estuve en Bilbao, en la primera etapa de la Vuelta al País Vasco, y la afluencia de aficionados no es la misma en las salidas y llegadas, por el doble vallado de seguridad. No obstante, es lo que toca y debemos de adaptarnos.

–Son medidas que tienen un importante coste económico. ¿Quién lo asume?

–La organización. Todas las medidas de seguridad se establecen en base al protocolo que marca la UCI (Unión Ciclista Internacional). Suponen un coste importante que no se había presupuestado para la edición anterior, en torno a los 15.000 euros

–¿Cuál es el presupuesto de la Vuelta a Asturias?

–Para esta edición es de 246.000 euros.

–Es mucho dinero.

–Para una carrera de tres días, sí, pero estamos muy satisfechos de poder sacarlo adelante gracias a la aportación de la entidades públicas, empresas privadas y colaboradores. Todos ellos, junto con los voluntarios, hacen posible llevar adelante la Vuelta.

–¿Costó más sacarla adelante este año?

–No. Porque se mantiene toda la estructura planificada para la edición que se tuvo que suspender. Todo el mundo se volcó y los Ayuntamientos respondieron a la llamada de la Vuelta y mantuvieron su aportación económica.

–¿Qué novedades presenta la actual edición?

–La salida de Candás en la segunda etapa y la recuperación del final del Naranco como final de la tercera y última etapa. Seguimos contando con Oviedo, Pola de Lena y Cangas del Narcea, que son habituales en la Vuelta.

–¿Habrá una buena participación?

–Son 16 equipos inscritos de ocho países, entre ellos los españoles, Movistar, Caja Rural Seguros RGA, Burgos BH, Euskaltel y Kernpharma, además del Eolo-Kometa Cycling Team (Fundación Contador), que compite con licencia italiana. Habrá tres de Portugal (Radio Popular Boavista, Efapel y Louletano), los colombianos del Team Medellín, con Óscar Sevilla confirmado; Gazpron-Rusvelo y Lokosphink de Rusia; Delko y Arkea-Samsic de Francia, y el americano Novo Nordisk, además de una invitación para el japonés Matrix Powertag, del ganador de la Vuelta Asturias 2009, Paco Mancebo

–Lleva muchos años al frente de la organización. ¿Se siente con fuerzas para seguir?

–Hemos pasado por momentos de dificultad, pero nos vemos con muchas fuerzas y ganas para seguir creciendo. Únicamente la Volta a Catalunya y la Vuelta al País Vasco son más antiguas que la Vuelta a Asturias y eso da ánimos para continuar.

Compartir el artículo

stats