Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Virgili: “Hay que aprovechar los alicientes que ofrece la región para atraer más pruebas”

“Asturias y Avilés respondieron al reto que supuso organizar el campeonato de España de Duatlón”

Antonio Virgili, ayer,  en Oviedo. | Luisma Murias

Antonio Virgili, ayer, en Oviedo. | Luisma Murias

Antonio Virgili (Oviedo, 1971) es desde el pasado mes de enero el nuevo presidente de la Federación Asturiana de Triatlón. Practicó el triatlón y durante cinco años fue responsable de la sección de este deporte en el Centro Asturiano de Oviedo. El pasado fin de semana afrontó su primer gran reto federativo con la celebración del campeonato de España de Duatlón en Avilés en el que participaron 1.400 deportistas de toda España.

–¿Está satisfecho de cómo salieron las cosas?

–Era un reto importante y muy complicado, pero creo que con el trabajo y la colaboración de todos se pudo sacar adelante. Por mi parte, sería algo presuntuoso decir que todo salió muy bien, eso lo tienen que decir otros, pero lo cierto es que estamos muy satisfechos.

–¿Fue complicada la organización?

–Muy complicada. Hay que tener en cuenta que fueron 1.400 participantes, con unos recorridos que no son habituales y sin la presencia del público. Además, se cambiaron los formatos de competición, se hizo de manera individual y eso requiere un esfuerzo mayor para tener en cuenta todos los detalles.

–¿Qué fue lo más difícil?

–Sin duda, el controlar todos los espacios en los que se desarrolló la competición y garantizar que no hubiese ningún riesgo para los participantes. Creo que se demostró que se pueden organizar pruebas al aire libre guardando todas las medidas de seguridad. El deporte está siendo uno de los grandes perjudicados en la grave situación sanitaria que estamos padeciendo, pero se demuestra que el deporte seguro es factible. Por eso, tenemos que agradecer a todos los profesionales de la Federación Española y de la Federación Asturiana su implicación y su trabajo, en especial en días como la jornada del sábado, marcada por las adversas condiciones meteorológicas. Gracias a a ellos y a la colaboración de todos los deportistas se pudo sacar adelante.

–¿Costó adaptarse a las restricciones?

–Teníamos que encajar la competición para cumplir con todas las normativas de la situación sanitaria vigente. Los deportes tienen que ir recuperando la normalidad y el triatlón ha demostrado que se pueden realizar competiciones de alto nivel y con un gran número de participantes.

–¿Qué supuso el campeonato para Asturias y Avilés?

–Cualquier evento deportivo que sea capaz de mover las cifras que tuvo este, con 1.400 participantes es muy importante y tiene una gran trascendencia, en especial para la sociedad. Poder realizarlo significa que estamos caminando hacia la normalidad, siendo conscientes de la situación que nos está tocando vivir. No queda otra que adaptase. Además, la experiencia ha sido muy positiva para Avilés y para Asturias. El campeonato finalizó sin grandes incidencias y eso supone también un gran motivo de orgullo. Tenemos que agradecer a la Federación Nacional la apuesta por Asturias y Avilés. Sin la colaboración y la complicidad del Ayuntamiento de Avilés y de su alcaldesa, Mariví Monteserín, el campeonato no se hubiese podido celebrar.

–¿Tiene más proyectos en marcha?

–Tenemos ganas de traer a Asturias más eventos. Es una región que ofrece muchos alicientes para el deporte y para el triatlón en especial. Asturias tiene mucho tirón a nivel nacional y tenemos que aprovecharlo porque es difícil encontrar los parajes que tenemos aquí; el deportista lo reconoce y lo valora.

–¿A nivel regional, cuáles son las prioridades?

–Hace unas semanas mantuvimos una reunión con la directora general de Deportes, Beatriz Álvarez, para abordar el calendario federativo y escolar. Nuestra intención es la de volcarnos con la promoción de este deporte a nivel de base, entre los más pequeños.

–¿La pandemia ha supuesto un freno en la labor de promoción?

–Es cierto que cuesta atraer a la gente joven, pero tener una licencia federativa es un seguro a la hora de entrenar y practicar este deporte y muchos lo han descubierto en la actual situación. Los que más acusaron el parón de las competiciones fue la gente más pequeña y creo que nos tenemos que volcar con ellos, teniendo claro que si no tenemos una base con garantías no hay deportistas.

–¿Cómo le gustaría que funcionase la Federación?

–Me gustaría que todo el mundo diese un paso adelante para avanzar en la profesionalización de la Federación porque con 1.000 licencias y un presupuesto de 45.000 euros, la exigencia cada vez es mayor.

Compartir el artículo

stats