Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Davo Armengol: “Quedan cuatro finales y no renunciamos a nada”

El portero del Avilés, el menos goleado de la categoría, reconoce que “el ascenso sería muy importante para el club y la ciudad”

Davo Armengol, en el entrenamiento de ayer del Avilés. | R.A.

Davo Armengol, en el entrenamiento de ayer del Avilés. | R.A.

El portero del Avilés David Armengol (Oviedo, 13-06-1986) es actualmente el menos goleado de Tercera División, distinción que ya logró la pasada temporada con el Caudal, pero el guardameta tiene claro que su objetivo de esta temporada “es conseguir el ascenso con el Avilés”. El domingo, el equipo blanquiazul empató en el Nalón ante el líder del grupo, L’Entregu, y Armengol reconoce “que perdimos una gran oportunidad para recortar puntos con el Ceares, que había perdido por la mañana. El partido fue muy difícil ante un equipo muy bien trabajado y con mucha calidad. Concedimos muy pocas ocasiones y nosotros tuvimos dos o tres muy claras. De haber acertado, creo que hubiésemos ganado el partido”.

A pesar de todo, el portero avilesino no pierde la esperanza. “Era una gran oportunidad para haber comprimido más la zona alta. La desaprovechamos, pero seguimos con las mismas ganas e ilusión para conseguir el objetivo del ascenso. Quedan cuatro finales y tenemos que ser conscientes que estamos jugando con los mejores equipos de la Liga regular”, comenta para añadir: “Hay que mantener la misma línea de trabajo y pensar ya en el partido ante el Llanes. No podemos hacer cálculos y números, tenemos que centrarnos en ganar el próximo partido para mantener nuestras opciones. Tenemos confianza y ganas, creemos en nuestras posibilidades y vamos a demostrar que queremos estar arriba para conseguir el ascenso”.

El portero considera que en estas jornadas que faltan “puede pasar cualquier cosa. Hay mucha igualdad y creo que todos los equipos se van a dejar puntos. Nosotros solo tenemos que pensar en hacer nuestro trabajo e intentar ganar los cuatro que quedan”

David Armengol se formó en las categorías inferiores del Oviedo, equipo en el que estuvo hasta División de Honor. Posteriormente jugó en el Lealtad (6 temporadas), Avilés (4), Marino (3) y Caudal (2), antes de regresar en la actual al Avilés, donde admite “me encuentro muy a gusto. Volver fue una ilusión muy grande y espero que podamos conseguir un objetivo que sería muy importante para todos, para el club, la ciudad, los jugadores y la afición”.

A sus 34 años, el portero asegura que no ha pensado en la retirada. “No lo pensé, pero sé que me queda poco. No obstante, tengo la ilusión y las ganas de un chaval de 20 años y hasta que no lo deje, voy a intentar seguir dando lo mejor de mí”.

Compartir el artículo

stats