Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El deporte asturiano ante la pandemia

Los organizadores de pruebas populares no están para fiestas: Salud les equipara con desfiles y verbenas

Toma de temperatura a un participante en el duatlón de Castrillón, en octubre.

Toma de temperatura a un participante en el duatlón de Castrillón, en octubre. C. T. C.

“Tendrán la consideración de eventos y actividades multitudinarias los desfiles, pasacalles o cualquier recorrido en la vía pública con o sin presencia de público, las actividades deportivas populares y las fiestas y verbenas”. Este apartado del artículo V de la resolución de la Consejería de Salud del Principado, publicado en el BOPA el pasado 9 de abril, ha puesto en pie de guerra a los organizadores de este tipo de pruebas, que reclaman protocolos específicos para minimizar riesgos de contagios por covid-19.

Alfredo Fernández San Martín, deportista, médico y presidente del Club Triatlón Castrillón, ya sabe lo que cuesta organizar una carrera en plena pandemia porque en octubre afrontó un duatlón valedero para el Campeonato de Asturias: “Entonces tuvimos que guiarnos por un BOPA de julio que equipaba las pruebas deportivas con eventos multitudinarios. Nos obligaban a hacer una autoevaluación para calcular si el riesgo que asumías era alto, moderado, bajo o muy bajo. Entre las variables estaba el consumo de bebidas alcohólicas y lo más curioso es que como mínimo puntuabas con un uno porque no había cero”.

“Me salió riesgo moderado”, añade Fernández San Martín, que relata los siguientes pasos: “En Salud me dijeron que la autorización dependía del Ayuntamiento que, afortunadamente, no puso ningún inconveniente y nos apoyó en la organización”. Así que el duatlón de Castrillón se convirtió en una de las tres pruebas populares que se celebraron durante el último año en Asturias, junto a una de BTT en Gijón y el trail Los Vientos de Penausen en Tineo.

Protocolo riguroso

Concienciado de que ante todo está la salud, Fernández San Martín limitó la participación a 200 duatletas y, aprovechando su experiencia como médico en pruebas nacionales e internacionales, aplicó el mismo protocolo: acceso por una puerta, sin presencia de acompañantes, toma de temperatura, formulario de declaración responsable, uso de mascarilla en la zona de calentamiento y prohibición de formación de grupos tanto en el tramo de bicicleta como carrera.

“No me gustaría estar en el papel del legislador, pero creo que en la resolución de Salud hay un poco de cerrazón”, añade el presidente del Triatlón Castrillón, en referencia a las garantías de una modalidad como la suya: “En deportes al aire libre no hay tanto riesgo como los de contacto o los que de interiores. Pero, como sanitario, también defiendo que se cumpla un protocolo”.

Francisco Rivas, tesorero y secretario del Club Deportivo Estadio, organizador de la popular carrera de Nochebuena en Gijón, ve con incertidumbre la disputa de la 33ª edición, ya aplazada en 2020 debido a la pandemia: “Tenemos unos gastos fijos de 11.000 euros, por lo que necesitamos garantías de que se puede celebrar la prueba con un mínimo de participación para no tener pérdidas”.

En la última edición, en 2019, la carrera de Nochebuena contó con una inscripción de 2.200 adultos y 800 menores, cifras inalcanzables en estos momentos. “He hablado con el concejal, José Ramón Tuero, y quiere apoyarnos, pero todavía no sabe en qué porcentaje podríamos movernos”, señala Rivas, que necesitaría ese dato para encargar los suministros a uno de los patrocinadores.

“Lo que no me gusta es el epígrafe en el que estamos incluidos”, dice Francisco Rivas sobre la resolución de la Consejería de Salud del Principado, que provoca la incertidumbre y el malestar entre los organizadores. “Debería de haber uno específico para el deporte popular. Por supuesto que tiene que garantizarse una seguridad para la gente que corre, pero no se puede congelar totalmente una actividad económica. Porque las carreras tienen repercusión para la restauración, la hostelería y otros sectores, lo que se considera turismo deportivo”.

Compartir el artículo

stats