Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémico final del Palma-Oviedo Baloncesto: El vídeo del partido demuestra que la personal señalada en la jugada que sentenció al OCB, que no se pudo revisar, fue fuera de tiempo

el contacto, dudoso, con la posesión agotada. El vídeo no admite lugar a la duda. Cuando se produce la acción de Speight que el árbitro considera personal, el reloj de posesión del pabellón, en el círculo, ya estaba a cero.

el contacto, dudoso, con la posesión agotada. El vídeo no admite lugar a la duda. Cuando se produce la acción de Speight que el árbitro considera personal, el reloj de posesión del pabellón, en el círculo, ya estaba a cero. LNE

“El árbitro está más cerca y entiendo que fue falta, yo no la he visto, pero me ha parecido que era fuera de tiempo”. Son palabras del entrenador del Liberbank Oviedo Baloncesto al término del partido que su equipo jugó en Palma, resuelto a favor de los locales gracias a una falta sobre un lanzamiento de tres puntos de Kullamae a escasos segundos del final.

En una sola frase, el entrenador del Liberbank Oviedo Baloncesto, Natxo Lezkano, demostró dos cosas. La primera, que derrocha generosidad, porque repasando el vídeo es imposible percibir ningún tipo de contacto de Speight con Kullamae. Falta no parece haber. Y la segunda, que además de buena fe tiene buen ojo, porque efectivamente el lance que castigan los árbitros tiene lugar cuando la posesión del Palma ha expirado. Es fuera de tiempo.

Kullamae convirtió los tres tiros libres y el OCB no pudo aprovechar los cuatro segundos que le restaban: Elijah Brown llegó a lanzar un triple esquinado que no entró. Así se consumó la derrota del equipo ovetense en un encuentro en el que llegó a mandar en el tercer cuarto de 19 puntos, y que perdió por una combinación de errores tontos y de un extraordinario acierto de los locales, amén del polémico colofón.

El error de los colegiados en Palma no tuvo enmienda posible porque en la LEB Oro no existen los medios que hay, por ejemplo, en la ACB o en la Euroliga. En estas competiciones de élite existe el llamado “instant replay”, que permite a los árbitros revisar ciertas jugadas. Bajo esos criterios, nunca se puede revisar si una falta ha sido o no correctamente señalada, con lo que no hubiera habido vuelta atrás en el supuesto contacto de Speight sobre Kullamae. Sin embargo, sí se puede comprobar que una acción se produce dentro del tiempo. Revisando las imágenes, los colegiados hubieran anulado la acción y el balón habría sido de banda para el Oviedo Baloncesto, con el marcador en 77-77 y algo más de cinco segundos para anotar. Se escapó así una gran oportunidad del Liberbank de afianzarse en los puestos que dan derecho a disputar el play-off de ascenso a la Liga ACB, es decir, entre los siete primeros. El octavo participante en las eliminatorias será el líder del grupo que lucha por evitar el descenso. La buena noticia para el OCB es que afrontará en casa tres de los cuatro partidos que le restan. El primero, este domingo a partir del mediodía ante el Alicante. A partir de ahí, otro choque en Pumarín contra el Almansa, una visita al Castelló y el cierre nuevamente en Oviedo frente al Granada.

Compartir el artículo

stats