Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La esencia de la Vuelta, de museo: así es la exposición que recoge la historia de la ronda asturiana

La muestra recoge los malloits con los que Bahamontes e Indurain ganaron la carrera y las bicicletas de la época

Exposición del material de la  Vuelta a Asturias que puede visitarse en el centro comercial Los Prados de Oviedo. | |  LUISMA MURIAS

Exposición del material de la Vuelta a Asturias que puede visitarse en el centro comercial Los Prados de Oviedo. | | LUISMA MURIAS

La esencia de la Vuelta a Asturias se encuentra reflejada en una exposición retrospectiva de la historia de la carrera, expuesta en el centro comercial Los Prados de Oviedo. En la misma se recoge todo tipo de material, desde los maillots históricos hasta los carteles y los trofeos originales de varias ediciones, así como alguna de las bicicletas utilizadas por los corredores que tuvieron un protagonismo destacado en la ronda asturiana.

Además, en esta ocasión, la exposición tiene un rincón especial dedicado a Miguel Indurain, ya que este año se conmemora el 25.º aniversario de su victoria en la ronda asturiana, en 1996, en una edición que ganó por delante de Fernando Escartín y del asturiano Marcelino García. Fernando Corral, miembro del Club Ciclista Aramo, es el responsable de una exposición que despierta el interés de los aficionados por la gran cantidad de material expuesto en la misma.

Corral destaca que “se puede hacer un recorrido histórico de la Vuelta a través de la historia de sus maillots. El más antiguo que conservamos es uno de 1957, con el que Bahamontes ganó la carrera. No tiene publicidad y es de lana, como los de esa época. A partir del año 1980 empiezan a ser de licra, mucho más ligeros y cómodos”. Entre los maillots que se pueden encontrar destacan el del Licor Karpy, mítico equipo asturiano con el que José Manuel Fuente, “El Tarangu”, logró la victoria de etapa entre Sama de Langreo y Salas en el año 1970, y otro con el que Eduardo Castelló logró el triunfo de la general en 1971, así como el del último ganador de la carrera, el ecuatoriano Richard Carapaz, con su firma. También hay un apartado dedicado a las bicicletas. De esta forma, se puede contemplar la que usó Toni Rominger en la Subida al Naranco de 1992 o una bicicleta Peugeot, de 1958, con el cambio de varilla. Mención aparte merece el escaparate especial dedicado a Miguel Indurain, al cumplirse los 25 años de su victoria en la Vuelta a Asturias, con una réplica exacta de la bicicleta que utilizó el navarro en esa edición, así como varios maillots con su firma y los carteles originales de ese año.

Corral destaca que todo el material es “fruto de las cesiones de particulares ligados al mundo del ciclismo que tenían sus colecciones, caso de, por ejemplo, entre otros, Julio Álvarez Mendo, Antonio Sobrino, Ruisánchez, Roberto Díaz o el recientemente fallecido Manuel Rodríguez, ‘El Cocañu’. Este material es la esencia de la Vuelta y cada año va creciendo. Estamos ya preparando la que será la exposición del centenario”.

También desvela Fernando Corral que el Club Ciclista Aramo tiene en mente el proyecto de que la exposición pueda ser “permanente, en uno de los locales del centro comercial. Estamos trabajando en esa posibilidad porque la exposición es el hilo conductor que nos une con la Vuelta a Asturias”.

Compartir el artículo

stats