Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | Tercera División

Luis Rueda: “No es justo jugar 48 horas después de salir del confinamiento”

El técnico del Avilés, que hoy recibe a las 15.00 horas al Llanes en partido aplazado por su brote de covid, reconoce que “el estado de los jugadores es una incógnita”

Luis Rueda da instrucciones a Dani Benéitez y a Vitolo, con Samu al fondo. | R. A.

Luis Rueda da instrucciones a Dani Benéitez y a Vitolo, con Samu al fondo. | R. A.

El Avilés disputará hoy ante el Llanes a partir de las 15.00 horas en el Suárez Puerta (VinxTV y Footters), su primer partido después de que la plantilla estuviese diez días confinada por los positivos de once jugadores y cuatro trabajadores, confinamiento que abandonó el pasado lunes. Ahora, los avilesinos tienen por delante cuatro partidos en doce días en los que se juegan todas sus opciones de lograr el ascenso.

El entrenador del Avilés, Luis Rueda, destacó la importancia de que su equipo dependa de sí mismo en los cuatro partidos que restan para el final de la segunda fase. “Mientras haya opciones es importante, pero todo va a depender de que nosotros hagamos nuestro trabajo, independientemente de que tengamos predilección de que en un determinado partido se dé un determinado resultado, pero estamos centrados en lo que nos queda, pensando en recuperarnos bien y pensando ya en el partido ante el Llanes”.

A la pregunta de si depender de sus propias posibilidades puede suponer más o menos presión, el técnico señaló que “igual. Este club tiene una exigencia grande y nosotros solo estamos centrados en sacar adelante el partido ante el Llanes, porque es el primero que tenemos”. Para optar al segundo puesto, el Avilés tiene que ganar los cuatro partidos que restan, algo sobre lo que Luis Rueda insiste en que “no me preocupa. Tenemos la cabeza puesta en el partido ante el Llanes y si pensamos más allá, nos equivocamos”.

Sobre el estado físico del equipo, señala que “es una incógnita y por lo visto en el entrenamiento, cuesta tener a jugadores jóvenes once o doce días en casa. Para los que hayan cogido el virus y también para los que fueron negativo, la vuelta a la actividad cuesta y, personalmente soy de los que opinan que es muy poco tiempo. No se puede mandar a un equipo a competir un partido de miércoles terminando el confinamiento el lunes por la tarde. Lo digo como entrenador del Avilés y también lo diría como profesional del fútbol. No es justo que un equipo de fútbol, jugándose lo que sea, ascenso o descenso, o simplemente un partido, meterlo a jugar un partido habiendo salido de casa 48 horas antes. Para mí es una cagada de manual”.

Con respecto a su planteamiento, teniendo en cuenta las limitaciones físicas de la plantilla, dijo que se encuentran “intentando volver a la actividad, que los jugadores vuelvan a recuperar el contacto con el balón y recuperen la confianza, pero con la incógnita de ver cómo responden los que jugadores que dieron negativo a la vuelta a la actividad, y los positivos, que además de ver cómo responden a la vuelta, tenemos que comprobar en que grado les afectó el virus. Tenemos poca información al respecto y no sabemos que tipo de repercusión tendrá en cada jugador, ya que cada persona es un mundo y no sabemos cómo va a reaccionar”. A este respecto añadió que “por la información que tengo de otros compañeros y de otros futbolistas que pasaron la enfermedad, hay situaciones para todos los gustos, unos lo notan en el primer partido, otros después, algunos lo siguen notando un mes después... Vamos a ver, haremos hasta que podamos lo que esté en nuestras manos”.

El rival del Avilés, el Llanes jugó el domingo, pero Luis Rueda asegura que “ahora mismo me cambiaría por su situación. Está claro que va a llegar, en el aspecto físico, mejor que nosotros al partido. Es un rival muy complicado porque sé la capacidad y el entrenador que tiene el Llanes. Es un equipo que nos puede generar muchos problemas y espero un partido difícil por todo, por el rival y por la situación en la que estamos nosotros en la que todas las dificultades se multiplican por mil”. Sobre si existe deseo de venganza en la plantilla por los comentarios y críticas de algunos rivales hacia el equipo, dijo que “no le damos ningún tipo de importancia porque tenemos que estar ajenos a cualquier comentario y centrarnos exclusivamente en nuestro trabajo y respetar las opiniones de los demás”.

Luis Rueda no entra a valorar los cuatro partidos que tiene que jugar su equipo en doce días. “Pensando en el primero. No es una situación que sea habitual jugar tantos partidos en ese período de tiempo viniendo de un confinamiento y de que muchos jugadores hayan pasado el covid-19. Fácil no será, pero no lo vamos a utilizar como excusa. Llegaremos hasta donde podamos”.

Compartir el artículo

stats