Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos los recuerdos de Indurain en Asturias : “Me pasó de todo, pero guardo un buen recuerdo de la Vuelta”

“Allí me retiré, sufrí grandes pájaras y en el Fito rompí la muñeca, pero siempre me sentí muy a gusto”, dice el navarro a los 25 años de ganar la ronda

Indurain, en el Circuito de La Morgal, en una de sus últimas visitas a Asturias. | LNE

Indurain, en el Circuito de La Morgal, en una de sus últimas visitas a Asturias. | LNE

La Vuelta a Asturias conmemora este año un aniversario especial, los 25 años del triunfo de Miguel Indurain en la ronda asturiana. El mejor corredor español de la historia, con cinco triunfos en el Tour de Francia, del 91 al 95, y dos Giros de Italia, además de ser campeón del mundo y olímpico en la modalidad de contrarreloj y establecer el récord de la hora, en 1994, logró la victoria en la Vuelta a Asturias, en 1996. Precisamente en el año de su despedida de profesional, en el que también Asturias quedó marcada en su carrera, ya que fue en Cangas de Onís, en la etapa de la Vuelta a España que finalizaba en los Lagos, cuando decidió poner pie a tierra en lo que iba a ser su última carrera como profesional.

El ciclista, en la cronoescalada al Naranco en 1996.

Asturias, no solo por su victoria en la Vuelta de 1996, está marcada en la carrera de Indurain y el navarro lo reconoce en una conversación con LA NUEVA ESPAÑA. “En Asturias me pasó de todo, se puede decir que estuve pegando brincos. Tuve grandes pájaras, cono la que sufrí en unos Valles Mineros, en una Vuelta a España me caí en el Fito y me rompí la muñeca y allí fue donde me retiré, pero de la Vuelta a Asturias guardo buenos recuerdos. Empecé muy joven a correrla, en mis primeros años de profesional, a finales de la década de los 80. Siempre era un recorrido duro, un sube y baja constante en un terreno difícil en el que en el que la dificultad era mayor cuando aparecía la lluvia y había que tener mucho cuidado con las caídas”. El navarro añade que “la Vuelta a Asturias siempre tuvo un gran nivel de participación y personalmente me venía muy bien para preparar el Tour de Francia.

Un año antes de su victoria en la General de la Vuelta a Asturias, en la edición de 1995, Indurain se impuso en la primera etapa, una cronoescalada al Naranco, y en la etapa del Acebo, aunque al final tuvo que conformarse con la tercera plaza de la clasificación General por detrás de Beat Zberg y de Iñigo Cuesta. Fue al año siguiente, 1996 cuando logro el triunfo, en una edición en la que también se impuso en la cronoescalada inicial al Naranco. “Era una subida corta y explosiva. No era la que mejor me iba a mí, pero al estar afinando de cara al Tour, llegaba en un buen momento de forma y pude ganarla”. Indurain también tiene en su palmarés la victoria en el Alto del Acebo. “Es un puerto duro y recuerdo que la pelea por la victoria siempre era difícil porque era la subida que prácticamente decidía la Vuelta”. El navarro tuvo relación con el organizador de la Vuelta a Asturias durante más de 50 años, Julio Álvarez Mendo: “Mendo era una persona que amaba el ciclismo y que tenía mucho carácter. Llevó a la Vuelta a Asturias a ser una carrera de prestigio con una gran participación y con un gran palmarés. Correr en Asturias siempre era agradable porque es una afición que se vuelca y apoya mucho a los ciclistas”.

Indurain, en los 90

Indurain, en los 90 José PALACIO

Indurain reconoce que “tengo muy buenos amigos en Asturias, pero hace tiempo que no tengo la oportunidad de ir por allí”. Destaca la dureza de los puertos. “Los tiene muy duros. En los últimos años hay muchas subidas nuevas en la Vuelta a España. No las conozco todas, pero yo me quedo con los Lagos”.

El equipo angoleño Bai Sicasal, en el que milita el asturiano Mauro Rato, no estará en la presente edición de la Vuelta a Asturias por problemas derivados de los visados de varios de sus corredores. La organización de la ronda asturiana había cursado una invitación al equipo para que estuviese en la carrera, que iba a suponer su debut en España, pero los problemas administrativos impiden que esté presente en la salida.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, presidió ayer una reunión para coordinar la seguridad de la Vuelta a Asturias. En esta edición se reforzará el control de las medidas sanitarias en los puntos donde se prevén más aglomeraciones. La coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los organizadores de la Vuelta a Asturias garantizará el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente.

La oficina permanente de la Vuelta para la entrega de credenciales y placas de los vehículos seguidores se abrirá hoy en el Centro Comercial Los Prados, en Oviedo, de 16:00 a 20:00 horas. Asimismo, en ese horario se procederá a la instalación de las emisoras de radio vuelta. A las 18:00 horas, el presidente del Jurado Técnico Internacional mantendrá una reunión con los directores de los equipos.

Compartir el artículo

stats