Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Qué fue del último asturiano que ganó una etapa en la Vuelta? Es mecánico en el Caja Rural

"Fue una gran alegría”, recuerda Joaquín Sobrino

Arriba, Joaquín Sobrino, entrando vencedor en la meta de Avilés en 2010. Abajo, en el podio. | R. M.

Arriba, Joaquín Sobrino, entrando vencedor en la meta de Avilés en 2010. Abajo, en el podio. | R. M.

Han pasado ya once años desde la última victoria de un ciclista asturiano en una etapa de la Vuelta a Asturias. El último en conseguirlo fue Joaquín Sobrino, “Quecu”, que en la edición de 2010 se impuso en el primer sector de la tercera etapa, con final en Avilés. Joaquín Sobrino Martínez (Posada de Llanes, 22 de junio de 1982) fue profesional desde el año 2007 hasta 2016. Militó en los equipos Relax-Gam, Burgos, Caja Rural, el conjunto griego Tableware, en el Ditterdange-Losch, de Luxemburgo, y en el Inteja-MMR, de la República Dominicana. A lo largo de su vida disputó y ganó carreras en cuatro continentes: Europa, Asia, África y América. Sobrino dejó el ciclismo en 2016 y desde 2019 ejerce las labores de mecánico en el equipo Caja Rural, con el que estará en esta edición de la Vuelta a Asturias.

Joaquín Sobrino, en 2010 entrando como ganador en la meta de Avilés

A la hora de echar la vista atrás, reconoce: “tengo muy buenos recuerdos de mi etapa como corredor. Disfrutaba de lo que hacía y, aunque hubo momentos malos, siempre te quedas con lo bueno”. Sobrino se sorprende al conocer que es el último ganador de etapa asturiano de la ronda, pero su triunfo en Avilés lo tiene muy fresco en la memoria.

Joaquín Sobrino

“Lo conseguí con la selección española amateur. Tras acabar la temporada anterior con el Burgos, me quedé sin equipo, y a pesar de que tenía un acuerdo con el equipo Fuji al final no se concretó. Esa temporada corrí con un equipo amateur las Vueltas a Cuba y Uruguay y cuando regresé surgió la posibilidad de correr la Vuelta a Asturias con la selección española de aficionados. Mendo me ayudó. Habló con el seleccionador y me metió en el equipo que estaba invitado a correr en Asturias. En la primera etapa, que acabó en Llanes, hice tercero, y en Avilés, después de un sprint muy apretado, pude ganar. Pasé la meta y no sabía que había ganado. La verdad es que fue una gran alegría porque siempre había pensado que lo podía conseguir. Ganar en Asturias tiene algo especial y además esa victoria me abrió las puertas del equipo Caja Rural, con el que corrí lo que restaba de temporada y la siguiente”, recuerda el excorredor.

En 2012, Sobrino se quedó otra vez sin equipo en España. Le surgió la posibilidad de marcharse al equipo griego del Tableware y no se lo pensó. “Tenía muchos reparos por el idioma y la crisis económica que estaba sufriendo el país, pero la verdad es que allí pase dos años magníficos. Tuve la posibilidad de correr por países del este de Europa, África y China, y conocer otra forma de ciclismo”. Con el equipo griego logró tres victorias, una de ellas en el Tour de Argelia, en Chequia y en la última etapa de los Cinco anillos de Moscú, a escasos metros del Kremlin y de la Plaza Roja, su último triunfo como profesional. En 2014, Sobrino tuvo que buscarse de nuevo la vida, ya que el equipo griego desapareció. Se enroló en el Ditterdange, de Luxemburgo, y al año siguiente, en 2015 se marchó al Inteja-MMR, de la República Dominicana, con el que disputó carreras por América y Europa. El campeonato de España de 2016 fue su última carrera. “Había llegado el momento de dejarlo. La bicicleta me había dado la oportunidad de conocer medio mundo, otras culturas e idiomas, pero había cumplido mi ciclo”.

En 2016, Sobrino comenzó a trabajar en el negocio familiar, una tienda de deportes en Posada de Llanes, y siguió vinculado con el ciclismo. Realizó el curso de director deportivo e hizo de auxiliar en la Vuelta a España con el equipo Caja Rural. En 2019 le hicieron una oferta para ser mecánico del equipo y lleva dos años con ellos. “Cuando dejé de correr en la tienda reparaba yo las bicicletas y me profesionalicé. Me gusta. Hay mucho trabajo detrás de una labor que cuando eres ciclista no lo ves. Te levantas antes y te acuestas después de los ciclistas, pero a pesar de los viajes y de estar mucho tiempo fuera de casa, me gusta. Formamos una familia”.

Diecinueve asturianos con victoria de etapa en la Vuelta

Un total de 19 ciclistas asturianos tienen en su palmarés victorias de etapa en la Vuelta a Asturias, a los que hay que sumar los que consiguieron el triunfo en la general de la carrera, caso de Vicente López Carril, en dos ocasiones (en aficionados en 1966 y en profesionales en 1977); Luis Balagué, en 1967, y Pedro Muñoz, en 1983. En lo que se refiere a las victorias parciales, cuatro corredores tienen tres triunfos: Antonio Menéndez, Luis Alberto Ordiales, Jesús Suárez Cueva y Manuel Jorge Domínguez. Con dos triunfos están Senén Mesa, José Manuel Fuente, Vicente López Carril, Pedro Muñoz y Samuel Sánchez, y con uno, Manuel Panadeiro, Manuel Antonio García, Jesús López Carril, José E. Cima. Faustino Ovies, El Roxín, Guillermo Arenas, Ricardo Valdés, Carlos Barredo y Joaquín Sobrino.

Compartir el artículo

stats