Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El piloto de Fórmula 1 asturiano Fernando Alonso acelera en Portimao

“Me he divertido, ha sido el viernes más cómodo”, dice el ovetense, quinto en el ensayo vespertino de la carrera del Mundial

Fernando Alonso, rodando con su Alpine ayer en el circuito de Portimao. |

Fernando Alonso, rodando con su Alpine ayer en el circuito de Portimao. |

“Ha sido el viernes más cómodo de los tres, me divertí pilotando”. Fernando Alonso, piloto asturiano de Alpine, expresaba así ayer su satisfacción a la conclusión de la segunda tanda de entrenamientos libres del Gran Premio de Portugal, en la que consiguió el quinto mejor puesto. El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), séptuple campeón del mundo y líder del Mundial tras las dos primeras carreras, marcó el mejor tiempo en esa sesión, en la que Carlos Sainz (Ferrari) fue cuarto.

En la mejor de sus 33 vueltas, Hamilton cubrió, con neumático blando, los 4.653 metros de la pista del Algarve en un minuto, 19 segundos y 837 centésimas, 143 menos que el holandés Max Verstappen (Red Bull), al que aventaja por un punto (44 frente a 43) en el campeonato. En un entrenamiento en el que el mexicano Sergio Pérez, compañero de Verstappen en la escudería austriaca, marcó el décimo crono, a seis décimas del séptuple campeón mundial inglés.

El finés Valtteri Bottas (Mercedes), que marcó el mejor tiempo de toda la jornada en el ensayo matinal -dos décimas mejor que el del inglés-, acabó tercero el ensayo vespertino, a 344 milésimas de su capitán. Los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) se inscribieron cuarto y quinto en la tabla de tiempos.

Sainz repitió 33 veces el trazado de la pista y paró el crono en 1:20.197, a 36 centésimas del séptuple campeón mundial; Alonso dio una vuelta menos que su compatriota y en la mejor de ellas invirtió un tiempo de 1:20.220, a 383 milésimas del inglés. El asturiano había sido decimocuarto en el ensayo matinal.

El francés Esteban Ocon, compañero del doble campeón mundial asturiano, y el monegasco Charles Leclerc, colega del talentoso piloto madrileño, marcaron el sexto y el séptimo tiempo de una sesión que acabó con 18 grados centígrados en el ambiento y 39 en pista.

El tercer y último entrenamiento libre se disputará hoy, horas antes de la sesión de clasificación, que ordenará la formación de salida de la carrera dominical. Prevista a 66 vueltas, para completar un recorrido de 306,5 kilómetros.

“Una buena jornada”

“Ha sido una buena jornada de entrenamientos para mí y la más cómoda que he tenido esta temporada en comparación con Bahrein e Imola”, explicó el doble campeón mundial asturiano, que después de dos años ausente, regresó esta temporada a la F1 con la escudería con la que ganó sus dos títulos (en 2005 y 2006, cuando se denominaba Renault).

“Estaba contento con la puesta a punto del coche al principio del día, así que me concentré sobre todo en aclimatarme más al circuito y luego evaluar los neumáticos durante las dos sesiones”, dijo Alonso, de 39 años, poseedor de las 32 victorias que cuenta España en F1 a lo largo de toda su historia.

“Todavía hay muchos datos para analizar, pero es un buen comienzo para el fin de semana”, apuntó Alonso, que se retiró en Sakhir por culpa de un problema provocado por el envoltorio de un sandwich y que hace dos domingos, en el circuito italiano de Imola, sumó su primer punto del año, al beneficiarse de la sanción del finlandés Kimi Raikkonen.

“Disfruté pilotando por primera vez en una sesión de Fórmula Uno en este circuito, pero creo que el tráfico puede ser un reto mañana durante la clasificación. Es una pista emocionante de pilotar, eso está claro”, comentó Alonso ayer en Portimao. La clasificación dará hoy más pistas.

Compartir el artículo

stats