Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ceares quiere hacer historia

Un triunfo este mediodía ante el San Martín asegura el ascenso a 2.ª RFEF de los gijoneses: “Puede ser el día de nuestras vidas”

Pablo Busto, tercero por la derecha, da instrucciones a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer del Ceares en el campo de Lloreda. | Juan Plaza

Pablo Busto, tercero por la derecha, da instrucciones a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer del Ceares en el campo de Lloreda. | Juan Plaza

No hay más cálculos en Ceares que el de ganar este mediodía en La Cruz al San Martín. El triunfo aseguraría al club gijonés vivir el primer ascenso en su historia a una categoría interregional, la futura 2ª RFEF, certificando el permanente ejercicio de superación demostrado en la temporada más extraña que se recuerda en Tercera. “Si hacemos lo mismo que el Llanera también nos serviría, y si perdiera L’Entregu creo que también, pero no estoy seguro”, apunta Pablo Busto, entrenador de los gijoneses. De lo que no tiene dudas es que el de hoy “puede ser el día de nuestras vidas”.

“Ni mucho menos era esperado este final de temporada. Ni al inicio, ni tras la gran racha de la primera vuelta, ni cuando fuimos campeones de invierno. La marcha del equipo ha sido inesperada, pero todo ganado por méritos propios. El mérito es también increíble”, apunta el técnico, debutante en Tercera como primer entrenador. No es la primera vez que se ve ante la posibilidad de lograr un ascenso. Lleva varios a sus espaldas.

“Como segundo entrenador del Langreo ya viví un ascenso de Tercera a Segunda B, y en mi etapa como primer técnico, con el Racing de La Guía a Preferente”, recuerda el preparador del Ceares. Hay otro más, aunque le cuesta confesarlo. “De chaval jugué en el Salas y en el juvenil subimos de Tercera a Segunda. Comparado con esto, nada”, apunta Busto, que recuerda esa etapa como la de “un jugador de los malos ¿eh? Salía cuando faltaba alguno, normalmente en la parte de arriba”. Ahora se ha convertido en el entrenador revelación en Tercera División.

A sus 38 años, Pablo Busto, salense aficando en Gijón, está en edad de ser jugador de la categoría. “Sé que hay algunos incluso más mayores que yo, pero en mi plantilla no es el caso”, comenta antes de charlar sobre cómo se gestionan las horas previas a un partido tan importante como el de este mediodía. “Tratamos de aislarnos un poco, de afrontar la semana como si fuera una normal: hablamos del rival, preparamos el partido y tratamos de evitar mucho lío, sin olvidar la circunstancia especial que sucederá si ganamos”, explica.

En Ceares saben que antes de que empiece a rodar el balón tendrán algo más a su favor que una dinámica capaz de intimidar a cualquiera: La Cruz. “Notamos siempre el apoyo de nuestra gente. No solo en casa, a domicilio también nos suele acompañar bastantes aficionados. Nos queda el mal sabor de boca que por las restricciones solo puedan entrar ante el San Martín 300 personas. Se va a quedar muy pequeño La Cruz, pero hay que respetar las normas por el bien de todos”, recuerda Busto. “Si pierden L’Entregu o Llanera también subimos, pase lo que pase”, apunta, por último, Íñigo Arza, director deportivo del Ceares. Hacer historia, a 90 minutos.

Compartir el artículo

stats