Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Islandia no le deja frío

“El club y la afición me dieron las gracias por el ascenso, quiero seguir”, dice Álex Rubiera tras acabar la Liga con el Breidablik

Álex Rubiera en un partido con su equipo islandés. | Karfan

Álex Rubiera en un partido con su equipo islandés. | Karfan

El gijonés Álex Rubiera acaba de lograr con su equipo, el Breidablik Karfan, el ascenso a la máxima categoría del baloncesto de Islandia. Rubiera llegó hace un par de meses para reforzar al equipo que luchaba por el ascenso y el objetivo se ha cumplido. “Creo que mi aportación ha sido positiva. Me ficharon para reforzar la plantilla de cara al último tramo de la temporada y conseguir el ascenso directo, evitando así el play-off. El club, cuerpo técnico y afición ya me han mostrado su agradecimiento tras haber ayudado al equipo a alcanzar el objetivo”, manifestó el jugador.

Rubiera, cuando tenía 9 años, fotografiado con Gunnarsson cuando este era jugador del Gijón Baloncesto. J. J.

Rubiera considera su estancia en Islandia como “excepcional, desde el primer día hasta el último. El club me ha tratado genial, me han cuidado mucho y he estado muy contento durante estos dos meses aquí, disfrutando del deporte que amo y de la oportunidad de poder conocer un país nuevo”. Por tanto, el jugador no se arrepiente en absoluto en haber dado el paso, “estoy muy satisfecho con la decisión tomada en febrero”, aseguró, “además de haber conseguido el ascenso, he disfrutado mucho dentro y fuera de la pista. Dentro de la pista, he tenido la confianza de mi entrenador y de mis compañeros, disputando minutos importantes, y fuera de la pista, he tenido tiempo para conocer el país y su cultura”. El gijonés cree que el baloncesto islandés está infravalorado: “lo que más me ha sorprendido es la profesionalidad de los clubes con sus jugadores. Las condiciones que he tenido aquí han sido las mejores que he tenido hasta ahora, con diferencia. Es un baloncesto distinto, que a mi juicio está infravalorado. Tanto en la primera como en la segunda liga de Islandia hay jugadores de mucho nivel”.

Los dos juntos la pasada semana en Islandia. | A. R. J. J.

Álex Rubiera reconoce que le gustaría “volver a jugar en el Breidablik Karfan, la próxima temporada. He firmado un contrato 1+1 en caso de ascenso, un ascenso que ya hemos conseguido, pero ambas partes pueden rescindir dicho contrato si quisieran. Por tanto, es momento de negociar con el club, valorar todas las posibles opciones y tomar la mejor decisión posible”.

En su estancia en Islandia ha ten ido la oportunidad de reecontrarse con el escolta Logi Gunnarsson, exjugador del Gijón Baloncesto y con el que Rubiera tiene una foto cuando jugaba en Gijón y él tenía 9 años. “El reencuentro con Logi Gunnarsson fue muy especial. Cuando firmé en Islandia, contacté con él vía redes sociales y le envié la foto que tenemos juntos, cuando él jugaba en el Farho Gijón Baloncesto en la temporada 2007/2008, y yo tenía 9 años. Actualmente juega en el Njardvik Karfa, equipo de la Primera división islandesa. Esta semana he tenido la oportunidad de poder verle jugar en directo, y después del partido estuve un rato hablando con él y me dio recuerdos para jugadores como Rubén Suárez y Chus Poves. Recuerda su etapa en Gijón con mucho cariño y lo echa de menos. Además, nos hicimos una nueva foto, 13 años después”.

A pesar de la lejanía, Rubiera sigue la marcha del Círculo Gijón en el que jugó una temporada: “creo que ha hecho la mejor temporada desde su fundación, consiguiendo su objetivo por primera vez. Les deseo mucha suerte en la serie de partidos que tienen por delante contra el Basquet Menorca”.

Compartir el artículo

stats