Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes asturianos ya no ven el fútbol de la misma manera: los hábitos de consumo cambian

Expertos rebaten la teoría de Florentino Pérez para justificar la creación de la Superliga

INFOGRAFÍA: Los jóvenes asturianos ya no ven el fútbol de la misma manera: los hábitos de consumo cambian

Dos semanas después del envite frustrado de la Superliga, los argumentos de Florentino Pérez para justificar su irrupción siguen siendo discutidos. Al presidente del Real Madrid se le discute, incluso, su afirmación de que el fútbol no interesa a los jóvenes. Pérez se apoyó en un estudio de la Asociación de Clubes Europeos (ECA por sus siglas en inglés) que reflejaba que un 40 por ciento en el tramo de edad de los 16 a los 24 años no veían partidos. Pero obvió que esa misma muestra reflejaba que el 34 por ciento de los adultos entre los 45 y 55 años tampoco estaban pendientes del balón. “Mis alumnos me dicen que ven mucho deporte, incluido fútbol”, apunta Plácido Rodríguez Guerrero, catedrático de Economía del Deporte de la Universidad de Oviedo.

Rodríguez Guerrero cree que lo que sí ha cambiado respecto a generaciones anteriores es la forma de consumir el fútbol por los jóvenes. “Se buscan la vida en internet”, señala el expresidente del Sporting, para el que los 90 minutos de duración de los partidos no es inconveniente. “Se juntan con los amigos y, con unas cervezas, comparten el prepartido, el partido y el postpartido”. Además, el profesor universitario cree que el fútbol ha superado incluso la brecha de género: “Lo ven los chicos y también muchas chicas”.

Pablo Ferrer y Rodrigo Centeno, en LA NUEVA ESPAÑA Bernabé Valle

Otro asturiano estudioso del fútbol, el catedrático de la facultad de Psicología Marino Pérez, coincide con Rodríguez Guerrero que lo que ha cambiado son los hábitos de consumo, pero no solo en lo relacionado con el deporte. “Los jóvenes tienen más posibilidades de entretenimiento que los de las generaciones anteriores”, señala, aunque él sí cree que alguna de esas vías de ocio marcan la pauta: “Los videojuegos favorecen el consumo rápido, siempre está pasando algo. Ahí el fútbol está en desventaja incluso con otros deportes, como el baloncesto o el tenis”, añade.

“El fútbol es muy tribal y tiene varias escalas; puedes ser del Oviedo o el Sporting y seguir a otros equipos”

Marino Pérez - Catedrático de Psicología

decoration

“Es que el baloncesto es mucho más emocionante porque son 160 puntos por partido”, asiente Rodrigo Centeno, un futbolero de 24 años que aceptó la invitación de LA NUEVA ESPAÑA para participar en un debate con Pablo Ferrer, de 23, poco interesado en seguir un deporte muy arraigado en su familia. “Hasta a mi abuela le interesa más el fútbol que a mí”, sentencia Ferrer.

Los casos de Rodrigo Centeno y Pablo Ferrer son curiosos porque ambos van contra corriente. “Mi padre odia el fútbol y se negó a contratar ninguna de las plataformas que tienen los derechos”, señala Centeno. “Mi padre y mis hermanos pueden pasarse una tarde entera viendo un partido tras otro, pero yo prefiero hacer otra cosa”, remacha Ferrer, que añade: “Jugué de pequeño al fútbol y puedo verlo, pero no me llama. Para un día que descanso, por ejemplo un sábado, prefiero quedar con los amigos. O ver una serie”.

“Muchos de mis alumnos, chicos y chicas, ven más deporte que nunca, también el fútbol”

Plácido Rodríguez - Catedrático de Economía

decoration

Rodrigo Centeno, en cambio, es capaz de acercarse a Trubia para un partido de Primera Regional con la excusa de ver a un amigo. Asegura que el ambiente desfavorable en casa ha tenido en él un efecto contrario: “No solo no perdí afición por el fútbol, sino que la gané”. En realidad, toda su vida gira alrededor del deporte porque se graduó en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, y además es árbitro de fútbol: “Disfruto hasta pitando un partido de alevines”.

Según Pablo Ferrer, su indiferencia por el fútbol no tiene nada que ver con la tendencia en el ocio de los jóvenes. No le van los videojuegos, ni se pasa el día pendiente del móvil o el ordenador. “Tampoco consumo televisión tradicional. Puedo ver el telediario para enterarme de lo que pasa mientras estamos comiendo. Pero si queremos ver algo todos juntos tiramos de Netflix o Movistar. Hace años que no veo anuncios”.

Si en algo coinciden Centeno y Ferrer es un su interés por socializar. Pero en cada caso el fútbol tiene un papel diferente. “Somos doce amigos y todos consumimos fútbol. Nos juntamos para comentar, reírnos y chincharnos”, dice Centeno. “Tengo amigos a los que les gusta el fútbol y a otros no”, tercia Ferrer, que añade: “Podemos mirar en el móvil algún resultado si juega un equipo que nos interesa, pero poco más”.

A Pablo Ferrer le tira el Sporting, del que vio muchos partidos en El Molinón de pequeño, pero no tanto como su padre. “Si hacía frío o llovía, me quedaba en casa. Mi padre no se perdía uno y ahora lo ve siempre por la tele. Es capaz de apurar la comida para ir al campo del Marino, del que también es socio, en pleno invierno, casi de noche, lloviendo o como sea. Yo puedo pararme a ver un partido del Sporting, o un clásico, pero el fútbol 24 por 7 no me interesa”.

El caso del Real Sociedad-Athletic

Emisión en abierto

en TV (Gol)

832.000

Emisión diferentes

canales de Twitch

924.667

Reproducciones

Comentada por

Ibai Llanos

816.667

Canal Twitch

de Gol

70.000

38.000

Canal LaLiga

El caso del Real Sociedad-Athletic

Emisión en abierto

en TV (Gol)

832.000

Emisión diferentes

canales de Twitch

924.667

Reproducciones

816.667

Comentada por Ibai Llanos

70.000

Canal Twitch de Gol

38.000

Canal LaLiga

Sabe Rodrigo Centeno que su caso no es habitual entre los chavales de su edad: “No tengo problema en reconocer que los partidos pueden ser aburridos para la mayoría, pero yo los veo”. Y añade que su afición no tiene nada que ver con la pasión por unos colores: “De pequeño tenía a mis ídolos, pero con el paso del tiempo es algo secundario. Si voy más a ver al Oviedo es porque me queda más cerca”. Ferrer pone una nota de humor a su curiosa relación con el mundo del fútbol: “Estoy pendiente de los resultados del Sporting porque así sé cómo va a ir el humor en casa”.

Lo que sí ha captado Centeno es las desventajas que tiene el fútbol para enganchar a la gente de su generación: “La sociedad actual busca la inmediatez, tenerlo todo al alcance de la mano rápidamente, algo que el fútbol no te da. Entiendo la impaciencia de la generación actual, que tiene todo lo importante a un click y en tres minutos”. Pablo Ferrer, que se decantó muy pronto como practicante del baloncesto, tiene claras las diferencias: “El fútbol se juega en un campo enorme y puedes pasarte 90 minutos sin ver un gol. El baloncesto es más entretenido, hay un movimiento constante, acción...”.

Para él, con la Superliga no cambiaría nada. “No vi ninguno de los últimos partidos de la Champions”, confiesa, algo que ni se le pasa por la cabeza a Rodrigo Centeno: “Cuando estudiaba en León, lo primero que hacíamos cuando alquilábamos un piso era ir a contratar el paquete con la Liga y la Champions”. Ese es, para él, el principal inconveniente para los jóvenes como consumidores de fútbol: “Las suscripciones a las plataformas son muy caras. La gente se busca la vida...”.

Marino Pérez también apunta razones que se han visualizado de forma muy clara en Inglaterra como reacción a la Superliga: “El fútbol es muy tribal y tiene varias escalas. Está la más cercana, la del equipo de tu ciudad, y la más elitista. Porque ser seguidor del Oviedo o del Sporting no es incompatible con apoyar a otro equipo de la liga española, o incluso de las ligas extranjeras”. Y añade el factor emocional: “Es posible que la gente joven no esté dispuesta a pasar por la pena, la frustración de la derrota de tu equipo. Vivimos en una sociedad muy emotiva, pero nos gustan las emociones suaves. La tendencia es buscar lo positivo, la cultura del ‘me gusta’. Y un partido de fútbol puede condensar en los 90 minutos que dura todo lo que pasa en la vida”.

El interés por el fútbol, por edades

Soy fan de este deporte

Soy un gran fan de este deporte

No tengo ningún interés en seguir este deporte en absoluto

Odio este deporte

POCO INTERÉS

MUCHO INTERÉS

Pero al mismo tiempo, los

Los jóvenes de entre

54%

adolescentes de entre 13 y 15

16 y 24 años son los

50%

24%

que muestran

años son los más aficionados

más desinterés

26%

40%

40%

38%

37%

22%

27%

34%

34%

21%

21%

30%

29%

17%

23%

28%

28%

30%

22%

20%

16%

20%

24%

16%

16%

18%

17%

17%

11%

12%

16%

13%

12%

11%

9%

8%

8%

5%

4%

8-12

13-15

16-24

25-34

35-44

45-54

55-64

8-12

13-15

16-24

25-34

35-44

45-54

55-64

Fuente: European Club Association

El interés por el fútbol, por edades

No tengo ningún interés en seguir este deporte en absoluto

Odio este deporte

POCO INTERÉS

Los jóvenes de entre

16 y 24 años son los

que muestran

más desinterés

40%

27%

34%

30%

29%

23%

28%

22%

20%

20%

16%

16%

11%

12%

13%

11%

9%

8%

8%

5%

4%

8-12

13-15

16-24

25-34

35-44

45-54

55-64

Soy fan de este deporte

Soy un gran fan de este deporte

MUCHO INTERÉS

Pero al mismo tiempo, los

54%

adolescentes de entre 13 y 15

años son los más aficionados

50%

24%

26%

40%

38%

37%

22%

34%

21%

21%

17%

28%

30%

16%

24%

18%

17%

17%

16%

12%

8-12

13-15

16-24

25-34

35-44

45-54

55-64

Fuente: European Club Association

El interés por el fútbol, por edades

No tengo ningún interés en seguir este deporte en absoluto

Odio este deporte

Soy fan de este deporte

Soy un gran fan de este deporte

POCO INTERÉS

MUCHO INTERÉS

Pero al mismo tiempo, los

Los jóvenes de entre

54%

adolescentes de entre 13 y 15

16 y 24 años son los

50%

24%

que muestran

años son los más aficionados

más desinterés

26%

40%

40%

38%

37%

22%

27%

34%

34%

21%

21%

30%

29%

17%

23%

28%

28%

30%

22%

20%

16%

20%

24%

16%

16%

18%

17%

17%

11%

12%

16%

13%

12%

11%

9%

8%

8%

5%

4%

8-12

13-15

16-24

25-34

35-44

45-54

55-64

8-12

13-15

16-24

25-34

35-44

45-54

55-64

Fuente: European Club Association

Las redes sociales como gancho

Oviedo La final de la Copa del Rey entre Barça y Athletic, que ofreció Tele 5 en abierto, tuvo 6,1 millones de audiencia y el 35,1% de cuota de pantalla. Jaume Roures, fundador de Mediapro, destaca que el fútbol televisado (Primera, Segunda, selecciones y Liga de Campeones) tiene en 2021 más audiencia media y más audiencia acumulada que en los dos últimos años. Apunta que entre los jóvenes, Gol (que emite un partido de Primera y dos de Segunda en abierto cada jornada) ha crecido esta temporada respecto a las dos anteriores. Y que los canales de pago que retransmiten La Liga, Movistar LaLiga y Gol, han visto aumentar este año el número de espectadores en la franja de los 13 a los 24 años. “No es que el fútbol pierda pie con los jóvenes. Es que tienen más intereses, hay más oferta de entretenimiento y se diversifican las audiencias. Pero eso no quiere decir que los jóvenes hayan dejado el fútbol”, resume Roures, que señala la importancia de hacer “trabajo en las redes para no desengancharte de los jóvenes”. El fichaje del youtuber Ibai Llanos es otra de las bazas que las cadenas con derechos contemplar para captar al público joven.

Compartir el artículo

stats