Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El voleibol gijonés prende en Texas

La asturiana Daniela Álvarez lleva a su universidad a las finales nacionales de voley-playa de EE UU por vez primera

Daniela Álvarez, a la derecha, celebra un punto durante un partido con una compañera. | TCU

Daniela Álvarez, a la derecha, celebra un punto durante un partido con una compañera. | TCU

La gijonesa Daniela Álvarez Mendoza está haciendo historia en la Texas Christian University (TCU). Junto a su compañera, la también española Tania Moreno, acaba de clasificar a esta universidad por primera vez para las finales nacionales de voley playa, en las que solo participan los ocho mejores “colleges” de todo Estados Unidos.

Daniela, que mide 1,86, atesora un impresionante palmarés en esta modalidad del voleibol ya que cuenta con una Copa de la Reina, fue tercera en el Campeonato de Europa sub-20 con solo 17 años, bronce en el Campeonato del Mundo sub-19, quinta en los Juegos Olímpicos de la Juventud celebrados en Buenos Aires el año 2018 y tiene tres subcampeonatos en otros tantos torneos internacionales a lo largo del 2019.

Daniela y Tania son la pareja número 1 del equipo de su universidad. La Asociación Nacional de Entrenadores de Voleibol de Estados Unidos las eligió como la mejor pareja tras la primera semana de competición. La suya fue una entrada fulgurante en la liga universitaria y ya en el tramo final se mantienen entre las mejores. Durante este tiempo han sido elegidas además entre las mejores parejas de su conferencia y son la primera pareja española que jugará esta fase final universitaria.

Y eso que Daniela, antes de pasarse al voleibol, fue una brillante jugadora de tenis en las filas del Grupo Covadonga, llegando a jugar la final del máster nacional alevín. Pero una amiga jugaba al voleibol también en el Grupo y se decidió a probar. Las consecuencias del cambio están a la vista. Aunque en unos primeros momentos compaginó los dos deportes, acabó decantándose por el voleibol. En poco tiempo formó parte de la selección asturiana de voley playa con la que los técnicos de la Federación Española la descubrieron en un Campeonato de España y le propusieron formar parte de la concentración permanente que la Federación tiene en Lorca con las mejores jóvenes de todo el país en la modalidad de Playa. Daniela aceptó la propuesta. Allí coincidió con Tania Moreno con la que está formando una exitosa pareja.

Las Horned Frogs (ranas cornudas) como se conoce a los equipos de la TCU, lo tendrán muy complicado en esta fase nacional ya que les ha tocado medirse a UCLA, que la pasada temporada finalizó en el puesto número 1 de ranking. Sin embargo, el nombre de Daniela ya forma parte de la historia del equipo de voleibol de la universidad tejana.

Compartir el artículo

stats