Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo Baloncesto los cose a triples: El Liberbank, que ante el Almansa anotó 15 veces de lejos, es el más certero de la liga, con 5 jugadores por encima del 40%

Alonso Meana lanza un triple en el partido ante el Castelló en Pumarín

Alonso Meana lanza un triple en el partido ante el Castelló en Pumarín Santiago Briansó / OCB

Defiende, corre y tira. El Liberbank Oviedo ha hecho suya la máxima más simple del baloncesto y la ha traducido en números. Alcanza grandes cotas de rendimiento cuando es capaz de subir la intensidad en su media pista y salir al contragolpe, pero además está exhibiendo un espectacular acierto en el lanzamiento de tres puntos, un arma básica hoy en día. Los 15 triples convertidos en 32 intentos (un 47 por ciento) en el encuentro de la última jornada ante el Almansa consolidan al equipo asturiano como el mejor de la LEB Oro en esa especialidad.

Speight durante un partido del OCB Santiago Briansó / OCB

Dejada atrás la primera fase y transcurridas ocho de las diez jornadas de la segunda, el OCB es el más certero desde más allá de 6,75, con un 40 por ciento, muy ligeramente por encima del Ourense, implicado en la lucha por no descender. Los de Natxo Lezkano han tirado 522 veces de tres, con 209 aciertos.

Individualmente, destaca el paso adelante de Elijah Brown, sobre el que gira gran parte del juego ofensivo en esta segunda parte de la competición. Tras registrar menos de un 35 por ciento en triples en la primera fase, ha elevado sus prestaciones hasta el 48 por ciento, volcándose además en esta faceta. Antes frecuentaba más las acciones de dos puntos y ahora la mayoría de sus lanzamientos son de larga distancia, registrando no solamente un gran porcentaje, sino sacando muchas acciones de tres tiros libres por la presión defensiva de los rivales.

Santiago Briansó / OCB Oluyitan durante un partido del OCB

Otro gran empuje al acierto de tres ha llegado de una mano inesperada, la de Alonso Meana. Apenas tuvo participación en la primera fase, pero en la segunda ha convertido 12 de sus 20 intentos, lo que significa un 60 por ciento. La confianza con la que suelta la mano el jugador gijonés habla a las claras de su buen momento.

Pero el tino desde más allá de la línea de 6,75 tiene más protagonistas en el equipo asturiano. Por ejemplo, el habitualmente silencioso Cameron Oluyitan, que incluso ha mejorado en medio punto el 42,8 que tenía en la primera fase. Por encima del 40 por ciento en el cómputo total de la temporada también se encuentra Micah Speight, aunque su punto de mira sí se ha desviado un tanto en esta segunda parte de la liga, pasando del 48,6 por ciento al 31,4. Sin embargo, como ha quedado claro en los últimos partidos, es, junto a Brown, el hombre que buscan sus compañeros en los momentos calientes.

Santiago Briansó / OCB Brown durante un partido del Oviedo Baloncesto

En la nómina de tiradores había que incluir también a Saúl Blanco, al que los problemas físicos están mermando pero que cerró el tramo inicial de la liga con un 40 por ciento. Los cuatros abiertos del Liberbank tiran poco, pero suelen afinar bastante. El que más pisa el parqué, Norelia, sorprendió a toda la categoría con su 7/14 en la primera fase, aunque en la segunda lleva un mucho más lógico 2/11. Martí mantiene su regularidad, con un 44 por ciento en el balance general.

Compartir el artículo

stats