Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Telecable Gijón de hockey sobre patines no se rinde: “La de Manlleu fue una derrota dura, pero no hay tiempo para lamentarse”

“No conviene pensar más allá del sábado; si conseguimos ganar esa final tendremos otra al día siguiente”

Jugadoras y técnicos del Telecable, durante el entrenamiento de ayer en Mata Jove.  |

Jugadoras y técnicos del Telecable, durante el entrenamiento de ayer en Mata Jove. | Marcos Léon

El Telecable Gijón no tuvo el inicio esperado en las semifinales del play-off por el título de la OK Liga femenina. Cayó derrotado con claridad en la cancha del Manlleu, 7-2, en la que esta misma temporada había ganado, 1-3, en la liga regular. Las gijonesas tienen ahora una final el próximo sábado (18 horas), ya que una derrota las dejaría fuera de la lucha por el título. La ventaja que tiene el Telecable Gijón es que el partido es en cancha propia y, en caso de ganar, el tercer y definitivo enfrentamiento ante las catalanas también será en Mata Jove.

El entrenador, Fernando Sierra, reconoce que “es una derrota dura de digerir, vas allí con la intención de ganar y recibes una goleada”. Y es que a las gijonesas no les salió nada de lo que intentaron y por contra el Manlleu tuvo la suerte de cara y cada llegada, especialmente en la primera parte, era gol.

Para Sierra, “el equipo es consciente de lo que nos estamos jugando y vamos a intentar darle la vuelta en casa”. Como bien destaca, el equipo tiene además otra ventaja y es que “no cuentan los goles en contra, sino solo si ganas o pierdes”, por lo que le bastaría con tan solo un 1-0 para forzar el tercer partido. Por cierto, Fernando Sierra también recuerda que “en caso de empate habrá prórroga y penaltis porque en cada partido tiene que haber un ganador”.

El equipo volvió ayer a los entrenamientos porque “no hay tiempo para lamentarse ni tampoco sirve de nada. Lo que hay que hacer es analizar bien el partido que hicimos allí y tratar de no repetir los errores”.

Como no hay tiempo para lamentaciones, Sierra es partidario de “pensar solo en el partido del sábado, que para nosotros es como una final y si conseguimos ganarla tendremos otra al día siguiente. Pero no conviene pensar más allá del sábado”. En estos días será vital “tratar de ver dónde nos hicieron daño”, aunque para el técnico gijonés “también hay que tener en cuenta que partidos a este nivel cada uno es diferente. Nos conocemos mucho los dos equipos, pero de repente pasa algo en el partido que hace decantarlo para un lado u otro”. El resultado del primer partido no refleja la igualdad existente entre los dos equipos. Sí lo hace la clasificación de la liga regular, en la que ambos acabaron empatados a puntos y solo la diferencia de un gol dio al Telecable Gijón la segunda plaza y con ella la posibilidad de jugar dos de los tres partidos en cancha propia.

Visto lo sucedido en Manlleu, Fernando Sierra considera que “tenemos que ser muy fuertes en defensa y desde ahí crecer. Hay que olvidar el partido del otro día en cuanto al resultado, sí hay que mirar los errores que hayamos cometido para tratar de no repetirlos”.

La afición tendrá mucho que decir. “Sabemos que contamos con el apoyo del público y somos el Telecable, un equipo capacitado para superar situaciones adversas como la que tenemos ahora. Habrá público, pero en número reducido por las restricciones, y esperamos que todos juntos podamos lograr una victoria importante”, señala el entrenador.

En la otra semifinal el Palau i Plegamans ratificó su condición de favorito y ganó en Cerdanyola.

Compartir el artículo

stats