Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rey, entrenador del Cuencas Mineras de hockey sobre patines: “Bajamos de OK Liga cuando más esfuerzo y más puntos hicimos”

“Vienen por debajo chavalitas con mucha fuerza, pero con las catalanas va a ser siempre David contra Goliat”

Pedro Rey. Luisma Murias

Han pasado ya casi quince días desde el descenso del Cuencas Mineras de OK Liga Femenina y al entrenador del equipo lenense todavía le escuece. Siente que están en una lucha desigual en la que tienen todas las de perder, y aun así estuvieron a una victoria de mantener la máxima categoría del hockey sobre patines nacional. Ahora espera una reestructuración de categorías que dé más cuerda a los clubes que se quedan fuera de la élite.

–¿Le dura el mal sabor de boca?

–Lo vas asumiendo, ahora toca levantarnos y volver a intentarlo otra vez. Descendemos porque nos faltó ganar un partido en la única temporada en la que bajan cinco, en vez de tres, para compensar que la temporada que se paró por la pandemia no bajó nadie. Y pese a todo, si hubiéramos ganado al Igualada, ganando luego el derbi como lo ganamos, nos hubiéramos salvado. Hicimos un montón de puntos cuando más esfuerzo hicimos para competir, tanto deportiva como económicamente. Esperamos tener circunstancias menos desfavorables porque estamos claramente en desigualdad.

–¿A qué se refiere?

–El 70 por ciento del presupuesto se nos va en viajes a Cataluña, mientras que con ese dinero las catalanas fichan a tres jugadoras y te barren. Este año, además, no tuvimos público salvo los dos últimos partidos, hubo patrocinadores que no pudieron ayudarnos, no pudimos vender entradas, ni hacer la rifa de los partidos... De todas formas, estamos muy agradecidos a los patrocinadores y al Ayuntamiento de Lena, sin ellos sería imposible.

–Otros años se agrupaban dos partidos en un fin de semana para rebajar el número de desplazamientos, y por tanto los gastos. ¿Eso ya se acabó?

–Sí. Nosotros entendíamos que eso tuviera un límite, que podría ser de dos dobletes por temporada, pero la Federación decidió que lo mejor era que nos costara más. Tal como está configurado el hockey femenino, que está casi todo en Cataluña, si quieres que se extienda tienes que dar alguna facilidad. Luego hay que mirar los viajes en sí: en autobús siempre, viajando la noche del viernes, llegando allí en la mañana del sábado, descansando como podíamos para jugar el sábado por la tarde...

–¿El rendimiento del equipo fue satisfactorio?

–Deportivamente sí, lo ha sido. De los cuatro puntos que sacamos en la primera temporada en OK Liga hemos pasado a 20, ha sido como tener clases particulares intensivas de hockey. Con un pelín de suerte, y si se nos hubiese tratado con justicia, porque el nivel arbitral ha sido bastante tendencioso, podrían haber sido más. Nos hicieron jugar con gente lesionada, incluso con un caso de virus, porque le interesaba al equipo catalán al que nos enfrentábamos.

–¿El descenso supone algún riesgo para el proyecto?

–No, tenemos por debajo chavalitas que vienen con mucha fuerza. Pero va a ser David contra Goliat siempre, solo se solucionaría con una apuesta decidida por el deporte de alto nivel en Asturias. Al Alcorcón, por ejemplo, el Ayuntamiento le paga los desplazamientos, la Xunta da tres o cuatro veces más que aquí... Las ayudas aquí llevan diez años congeladas. No se trata de que se den las mismas que al deporte masculino, que me consta que aquí así pasa, sino que hay que dar más.

–¿Cómo se presenta la temporada que viene? ¿Podrán mantener a las jugadoras?

–Se mantiene gran parte de la plantilla. Todavía no está nada hablado con ellas, pero las jugadoras que habíamos fichado para reforzar en OK Liga no las tendremos. Pero lo más importante que hay que decidir es si se crea una nueva Liga por debajo, que podría llamarse OK Plata, como la de los chicos.

–¿Qué aportaría esa nueva división?

–Que las chicas de 14 años no lo dejaran. Llegan a esa edad jugando en mixto, más no por la diferencia física. El abandono a esas edades es muy grande aquí, en Galicia o en el País Vasco, porque si no pueden jugar en OK Liga la categoría regional solo tiene cuatro o cinco equipos con un nivel muy bajo. La Federación Asturiana, entre otras, está tratando de que se ponga en marcha esto. Sería un paso adelante; lo contrario, un golpe mortal. Luego habría que ver el formato, porque lo ideal sería hacer dos grupos, uno con los clubes catalanes y otro con el resto. Si mezclan estamos en las mismas. En Asturias hay nueve clubes, cuatro que trabajen con chicas. Allí tienen 400. Tienen múltiples categorías.

–El Telecable está jugando estos días las eliminatorias por el título. ¿Hasta qué punto han dado visibilidad al hockey sobre patines femenino los éxitos del equipo gijonés?

–Por supuesto que dieron visibilidad, sobre todo en Asturias. Soy amigo de Fernando (Sierra, entrenador del Telecable), colaboramos en todo lo que podemos. Una de sus mejores jugadoras estuvo con nosotras, Marta González Piquero. En aquella oportunidad se dio la disyuntiva mencionada y la chica, muy joven, fichó por OK Liga. Ahora mismo entiendo que Gijón no va a recurrir a ninguna jugadora asturiana porque tiene la presión de que ha de ganar siempre.

Compartir el artículo

stats