DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Bádminton Oviedo vuelve a Europa: "Es un sueño hecho realidad"

El club ovetense, clasificado para la cita del mes que viene en Polonia

Javier Suárez, durante  un partido. | Miki López

Javier Suárez, durante un partido. | Miki López

Pase lo que pase en la final de Liga que comenzará a jugar el próximo día 22 contra el potente Pitiús, la temporada del Club Bádminton Oviedo ya tiene premio. La victoria en la ronda de semifinales ante el Rinconada ha clasificado a la entidad asturiana, por segunda vez en su historia, para disputar competición europea. La cita, el Campeonato de Europa de clubes que tendrá lugar entre los días 21 y 25 de junio en la ciudad polaca de Bialystok, al que acudirán por vez primera los dos finalistas de la Liga española.

La primera experiencia europea del CBO todavía levanta sonrisas en el club. Fue en 2015, como colofón al primer título de Liga conquistado, en la temporada 2014-15. En aquella oportunidad los carbayones consiguieron pasar la primera criba, ganando 4-1 al Che Lagoense de Portugal, para caer en cuartos de final frente al Milán, campeón italiano.

La ambición del Oviedo es hacerse con el campeonato liguero, pero el premio europeo no es poca cosa. “Es un sueño hecho realidad volver a jugar a Europa con varios de los deportistas que ya lo disputamos en 2015, a una competición con los mejores clubes de Europa a tu alrededor”, apunta César González, entrenador del equipo azul.

El club considera que la participación en el Campeonato de Europa de clubes puede dar un empujón decisivo en cuestión de promoción, después de un año de recogimiento a causa de la pandemia. “Nuestro objetivo es llevar el nombre de Oviedo y de Asturias a lo alto del bádminton europeo. Nos hace muy felices poder optar al siguiente nivel de resultados y repercusión para el club”, confirma González.

Un premio que llega después de una excelente temporada en la que el CBO solo conoce el triunfo en las catorce jornadas de la fase regular de la Liga Top 8 y en la ronda de semifinales. “Es el premio al trabajo, al mucho trabajo, de todos, en el Campeonato de Europa te sientes un privilegiado solo por estar allí”, remata César González.

Tras regresar ayer de Huelva, donde disputó la semifinal ante el Rinconada, el equipo asturiano se centra ya en preparar la final de Liga que le medirá al Pitiús de Ibiza, el club en el que tiene ficha Carolina Marín. El Oviedo ya le derrotó en los dos enfrentamientos de la primera fase, pero la historia poco tendrá que ver con aquello.

Orden de partidos

De momento, el CBO está a la espera de confirmar el orden de los partidos, que se jugarán los días 22 y 29 de mayo. Un cambio en la normativa para esta temporada puede otorgar la ventaja de jugar el segundo en casa al Pitiús, que fue el conjunto que más sets ganó en la ronda semifinal (once por diez del Oviedo). Ambos finalistas ganaron sus enfrentamientos por 5-2.

La media hora de furia de Kristina

El CBO ganaba por tres a dos la semifinal ante el Rinconada cuando le tocó el turno del individual a Kristina Dzanhobekova, que se medía a Nerea Díaz, una de las capitanas del equipo andaluz. En teoría, un choque asequible para la ucraniana, que sin embargo se vio sorprendida en el primer set por un claro 11-21. La derrota en ese punto hubiera dejado todo en el aire para el último enfrentamiento, una arriesgada opción que nadie quería. Pero Kristina reaccionó, y de qué manera. Durante algo más de media hora fue un torbellino, combinando grandes golpes con gestos de rabia que dejaron noqueada a su rival. Remontó en los siguientes sets y selló el pasaporte a la final del Oviedo.

Compartir el artículo

stats