Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue la jornada para los asturianos de Segunda B: crónicas, puntuaciones, imágenes y todas las cuentas

El Marino pierde su primer partido en casa con Manel, pero cumple su objetivo, al igual que el Racing de Ferrol

15

Las imágenes de Segunda B Mara Villamuza

Derrota dulce en Miramar del Marino (0-1)

Marino: Chechu Grana (2); Borja Álvarez (2), Orviz (1), Trabanco (2), Miguel Prado (2), Borja Rodríguez (2); Nacho Matador (2), Lora (2); Álex Arias (2), Mendi (1) y Luis Morán (2).

Cambios: Enol (1) por Mendi, min. 60. Chiqui (1) por Luis Morán, min. 71. Guaya (1) por Borja Rodríguez, min. 71. Iván Fernández (s. c.) por Álex Arias, min. 82.

Racing de Ferrol: Diego Rivas (2); Diego Seoane (2), Fornos (2), Yeferson (3), Pumar (2), Villar (1), Álex López (2), Pep Caballé (2), Dani Nieto (3), David Rodríguez (2) y Joselu (2).

Cambios: Nathan (s. c.) por Joselu, min. 85. Elson (s. c.) por David Rodríguez,min. 85. Jon García (s. c.) por Pep Caballé, min. 90.

El gol: 0-1, min. 14:_David Rodríguez.

Árbitro: Etayo Herrera (Comité Vasco). Expulsó, por doble amonestación, a Miguel Prado, min. 80. Cartulina amarilla para Nacho Matador, por el Marino;_y Diego Rivas y Diego Seoane, por el Ferrol

Miramar: Unos 300 espectadores.

El Marino cerró la temporada con una derrota en casa, la primera desde que Manel se sienta en el banquillo luanquín. Los locales cayeron ante un Racing de Ferrol que jugará la próxima temporada en la recién creada Primera RFEF.

Los gallegos, que eran los que más se jugaban, salieron con más fuerza y en el minuto 3 Dani Nieto estuvo a punto de marcar, pero Chechu Grana lo evitó con una buena intervención. No tardó en llegar el gol visitante, ya que a los 14 minutos, tras un saque de esquina que cabeceó Yeferson, Miguel Prado evitó el gol sobre la raya, pero tras una sucesión de rebotes David Rodríguez consiguió mandar el balón al fondo de la portería.

Con la ventaja en el marcador, el Racing de Ferrol dio un paso atrás, lo que aprovecharon los marinistas para crear peligro ante la portería de Diego Rivas. En el minuto 23, Lora remató alto un pase de Álex Arias. Poco antes de la media hora, los de Manel tuvieron dos ocasiones claras para igualar el marcador: un disparo lejano de Borja Rodríguez obligó al portero visitante a rechazar el balón a córner; en el saque, Trabanco se encontró con todo a favor en el área pequeña, pero su remate se marchó desviado.

El Ferrol salía muy rápido al contragolpe y así estuvo a punto de aumentar su ventaja a los 40 minutos, tras una internada de Dani Nieto, pero a su centro no llegaron a rematar Joselu y David Rodríguez.

Tras el descanso, los visitantes se dedicaron a administrar su ventaja ante un Marino que lo intentaba, pero al que le costaba crear peligro. La mejor ocasión para los luanquinos llegó tras un centro de Borja Álvarez y el disparo de Borja Rodríguez salió cerca de la escuadra de la portería ferrolana.

Poco después, Dani Nieto dispuso de una buena oportunidad y de nuevo se encontró con la buena respuesta de Chechu Grana. En el tramo final abundaron las imprecisiones y escasearon las ocasiones de gol. El Marino no llegaba con peligro a la portería visitante, mientras que los gallegos estaban más preocupados de arropar a Diego Rivas que de buscar la puerta de Chechu Grana.

Al final, todos contentos. El Marino festejó que jugará en la Segunda RFEF, su objetivo inicial, mientras que el Racing de Ferrol se une al Deportivo como los equipos del grupo primero que jugarán en la Primera RFEF.

El entrenador del Marino, Manel, quiso agradecer el trabajo y la actitud de los jugadores desde su llegada: “Ante el Ferrol volvieron a dar otra demostración de entrega y trabajo”. Manel añadió que la próxima temporada continuará al frente del equipo y que en breve se reunirá con el presidente, Luis Gallego, para planificar el capítulo de altas y bajas.

Cristóbal Parralo, técnico del Racing de Ferrol, estaba muy contento por lograr el objetivo de jugar en la Primera RFEF. “Es un premio para los jugadores, que durante toda la campaña sufrieron muchas adversidades. El partido fue muy disputado, pero creo que somos justos vencedores porque tuvimos mejores ocasiones”.

El Lealtad pierde ante el Coruxo y necesita un milagro

Coruxo: Alberto (1); De Vicente (1), Crespo (1), Andriu (1), Manu (1); Chabboura (1), Jacobo Trigo (1); Aitor Aspas (1), Mateo (1), Álex Ares (1); Silva (1).

Cambios: Chevi (1) por Mateo, min. 76. Rivera (1) por Silva, min. 83. Esteban (1) por Chabboura, min. 87.

Lealtad: Mateusz (1); Jordi Pola (1), Piniella (1), Obaya (1), Gayoso (1); Salazar (1), Iriondo (1), Juan López (1), Unai Hernández (1); Juan Mera (s. c.), Sandoval (1).

Cambios: Jorge Sáez (1) por Juan Mera, min. 14. Saha (1) por Piniella, min. 46. Kofi Atta (1) por Unai Hernández, min. 63.

Goles: 1-0, min. 22. Silva, de penalti. 1-1, min. 87. Gabri Salazar. 2-1, min. 92. Chevi.

Árbitro: Montes García-Navas (Colegio madrileño). Expulsó a Juan López, por doble amonestación, en el minuto 89. Tarjetas amarillas a los locales De Vicente y Esteban; y al visitante Gabri Salazar.

O Vao: Unos 300 espectadores.

El Lealtad quedó al borde del descenso a la Tercera Federación, después de cosechar la octava derrota de la temporada. Los asturianos le pusieron emoción al partido con el gol de Salazar a falta de tres minutos, pero en el tiempo añadido el Coruxo marcaba el gol de la victoria en un desajuste defensivo. A falta de dos jornadas, los negrillos tienen la tercera posición del grupo, que podría darle opciones de permanencia, a cinco puntos.

 El Lealtad trató de llevar el peso del encuentro, pero los nervios pesaban mucho, con lo que era el Coruxo el que tenía mucha más posesión. No es menos cierto que en estos primeros minutos fue Mateusz quien salvó al cuadro asturiano de encajar varios goles a disparos, sobre todo, de Silva, que fue una pesadilla para la defensa.

El primer gol llegó en una pena máxima que el árbitro señaló por una clara mano de Álex Iriondo tras un pase hacia atrás de Manu. Silva no falló y puso el 1-0, que dejaba en situación muy comprometida al Lealtad. El gol lanzó a los vigueses, que convirtieron al guardameta Mateusz en el jugador más destacado, con acertadas intervenciones que evitaron que los vigueses aumentaran su ventaja.

Tras el descanso, Clemente modificó el juego ofensivo del Lealtad colocando como hombre más adelantado a Saha. El senegalés se convirtió en una pesadilla para la defensa, pues le costaba fijar su marca. Saha sujetaba a los centrales y repartía juego hacia las bandas, consiguiendo que poco a poco los vigueses fueran retrasando líneas. El Coruxo apostaba todo a aprovechar alguna contra.

Tanto fue el cántaro a la fuente, que a tres minutos del final, Salazar aprovechó un balón muerto en el área pequeña del Coruxo para lograr el tanto del empate. No faltaba mucho para llegar a la conclusión, por lo que el Lealtad se fue arriba buscando un segundo tanto que le diera un poco de vida. El empate no le valía para nada, por lo que era el momento de arriesgar.

Pero en la última jugada del partido, Aitor Aspas entró por su banda derecha, metió el balón al medio y Esteban vio solo a Chevi, que con un disparo cruzado que obliga al Lealtad a poco menos que un milagro para remontar cinco puntos y dos puestos en las dos últimas jornadas.

“Sabíamos que el empate no nos valía para nada y teníamos que arriesgar”, señaló Clemente tras el amargo final. El técnico del Lealtad añadió que “hemos salido muy nerviosos, quizás nos ha pesado la responsabilidad. En el descanso hemos intentado recomponernos, arriesgar más con gente de ataque, nos soltamos un poco más al verlo complicado y empezamos a ser un equipo un poco más reconocible. Con el empate teníamos que seguir arriesgando y al final, con mucha gente arriba, nos han hecho el segundo, que ha sido definitivo”.

Desastre del Vetusta en Salamanca

Salamanca: SJavi Benítez (2); Nacho López (2), Anderson Arroyo (2), Telles (2), Candelas (3); Sergio Molina (2), Fer Llorente (2), Amaro (2), Camacho (3); Juancho (3) y Chávez (3).

Cambios: Uxío (2) por Camacho, min. 73. Ernest (2) por Chávez, min. 84. Javi Navas (s. c.) por Juancho, min. 84. Lluís Martínez (s. c.) por Fer Llorente, min. 89.

Real Oviedo Vetusta: Kane Sarr (2); Armenteros (0), Eloy Ordóñez (0), Ugarte (0), David Amez (0); Pedro Inglés (0), Meléndez (0), Joselu Guerra (0), Rober (0); Javi Cueto (0) y Sandoval (0).

Cambios: Cardero (1) por Joselu, min. 46. Jorge Mier (1) por Eloy Ordóñez, min. 46. Steven (1) por David Amez, min. 60. Gassan (s. c.) por Javi Cueto, min. 71. Lorea (s. c.) por Sandoval, min. 71.

Goles: 1-0, min. 33: Camacho. 2-0, min. 39: Juancho. 3-0, min. 49: Fer Llorente. 4-0, min. 92: Candelas.

Árbitro: Bosch Domenech (Comité Valenciano). Tarjetas amarillas a Ugarte y Meléndez.

Helmático.

El Vetusta se complica enormemente su situación en la tabla tras caer goleado a domicilio ante un rival directo como el Salamanca UDS. El filial fue siempre inferior y los salmantinos además de marcar cuatro goles bien pudieron hacer alguno más, mientras que los ovetenses apenas si inquietaron el marco local.

No hay duda de que el Oviedo B saltó al terreno de juego algo dormido porque en apenas cinco minutos de juego el Salamanca generó tres llegadas que bien pudieron terminar en la red. Pero en la primera Juancho enganchó una vistosa volea que se fue ligeramente arriba, en la segunda Chávez no aprovechó el regalo de la zaga ovetense y la estrelló en el muñeco saliendo la pelota a córner, mientras que en la tercera Kane Sarr tuvo que lucirse ante Llorente.

No habían pasado ni cinco minutos y los visitantes se veían obligados a encerrarse en la cueva y plantarse frente al área para así tener una sensación de seguridad que en todo caso no sería real ni duradera. Hasta bien superado el primer cuarto de hora, el Vetusta no se estiró lo más mínimo en ataque y sólo generaría cierta inquietud en acciones de contra. Por contra, el Salamanca apretaba y en el ecuador de la primera Chávez el Puma volvía a marrar una clarísima, pues tras un gran recorte y con todo a favor la mandó por encima del travesaño. La superioridad local era palpable, también en las acciones de estrategia, y al filo de la media hora Álex Camacho anotaba el primer gol tras un buen regate en la frontal y un chut duro ajustado al palo.

Nada más encajar el primero, el Oviedo B tuvo la mejor hasta el momento, a la salida de un córner cuando Armenteros se encontró con un rechace en el segundo palo y el remate se le fue por encima. Los visitantes perdonaban en la única clara que habían tenido y su oponente contestaba haciendo el segundo gol cuatro más tarde y al filo del paso por los vestuarios. En esta ocasión fue Juancho el que sacó un gran disparo desde la frontal imparable para el portero.

Nada más reiniciarse el juego en la segunda mitad, los de Lolo Escobar sentenciaron el resultado con tercer tanto, producto de una peligrosa falta en la frontal ganada por Candelas que el especialista salmantino Llorente coló en la red no sin la involuntaria ayuda de una barrera que desvió el chut.

Recibido el tercero, el Oviedo B quedó a merced de su suerte ante un Salamanca crecido y dispuesto a darle una gran alegría a su sufrida afición. Rondando la hora. entre Sarr y la madera evitaron el cuarto en otra peligrosa falta, y apenas unos minutos más tarde Fer Llorente cruzaba demasiado tras una buena combinación con Juancho. Pero el sufrimiento no quedaría aquí y en el tramo final el Salamanca siguió achuchando en busca del gol, con los recién incorporados Uxío y Ernest creando el caos en la defensa visitante.

Ni siquiera en el descuento, y pese a tenerlo todo perdido, el Oviedo B pudo estar tranquilo, pues a Sarr se le volvió a acumular trabajo. Finalmente, justo ante de la conclusión el lateral Candelas ponía la guinda al pastel con un gol de muy bella factura.

“Hay que hacer borrón y cuenta nueva”, recalcó el técnico azul, Emilio Cañedo, que explicó así el partido: “El Salamanca es muy buen equipo, pero además ha tenido la efectividad que le ha faltado otros días”.

Otro mal trago del Covadonga en Guijuelo (3-1)

Salamanca: Sarkauskas (0); Raúl Parra (1), José Martínez (0), Lucas Puime (0), Mounir (1); Andi Bogdan (1), Cristobal Gil (1), Abraham Pozo (2); Miguel Fernández (1), Manu Molina (1); y Lolo Plá (2).

Cambios: Alain Eizmendi (1) por Miguel Fernández, min. 60. Damián Zamorano (1) por Manu Molina, min. 60. Antonio Pino (1) por Lolo Plà, min. 70. Isma Cerro (1) por Abraham Pozo, min. 76. Deco (1) por Cristobal Gil, min. 76.

Covadonga: Hugo Escobar (0); Pablo Castiello (1), Aitor Ferrero (2), Aitor Elena (0), Pablo Naredo (0); Michel Secades (1), Jaime (1); José Luis (0), Manu Rodríguez (1), Manu Pozo (2); y Javi Martón (2).

Cambios: Diego García (1) por José Luis, min. 60. Edu Font (1) por Pablo Naredo, min. 60. Sergio Ríos (1) por Manu Pozo, min. 60. David González (1) por Michel Secades, min. 73. Álvaro del Río (1) por Jaime Álvarez, min. 73.

Gole: 1-0, min. 1: Lolo Plá. 1-1, min. 13: Javi Martón, de penalti. 2-1,m in. 25: Manu Molina. 3-1, min. 93: Alain Eizmendi.

Árbitro: López Villa (Comité Gallego). Tarjeta amarilla al local Cerro.

Luis Ramos.

El Covadonga cayó derrotado a domicilio ante un rival que también está sentenciado. El Guijuelo no fue superior, ni jugó más que los asturianos, pero aprovechó mejor sus ocasiones. Cabe destacar que los dos primeros goles fueron producto de sendos errores muy graves de los guardametas.

No pudo comenzar peor el Covadonga y especialmente el joven portero Hugo Escobar, que en tan sólo treinta y segundos de juego repitió momentos pasados con un error de bulto que le costaba a los suyos un tempranero gol en contra porque el delantero local Lolo Plá no desaprovechó el regalo. Le robó el cuero y marcó a placer el primer tanto de la tarde.

El panorama se ensombrecía para los asturianos, al tiempo que la lluvia se convertía en torrencial, incluído algo de granizo. Antes de llegar al 10, en una contra local Pozo se quedaba con opciones ante Hugo Escobar y soltaba un disparo raso junto al palo, y endiablado por lo mojado del césped, pero Escobar esta vez se lució sacando una mano salvadora. Poco más tarde, antes de cumplirse el cuarto de hora y en la primera llegada visitante, el portero local Sarkauskas también cometía un error grave, pues derribó a Martón en un costado de su área y el colegiado no duda en señalar el claro penalti. Una pena máxima que el mismo Javi Martón se encargó de transformar con un disparo al centro del marco.

No por falta de buen fútbol escasearon las ocasiones y en el 20 Javi Martón tuvo el segundo llegando desde atrás. Sin pausa, cinco más tarde el local Manu Molina no controlaba demasiado bien en zona peligrosa, pero Aitor Elena no sabe resolver la situación, le deja espacio y el atacante local arma un disparo que termina en la red. De ahí al descanso, el Covadonga iría a remolque y bien pudo encajar el tercero en sendos balones al segundo palo. En el primero Pozo remató fatal y en el segundo Lolo Plà no llegó por milímetros.

El choque se reinició con el campo visiblemente pesado. Sin buen fútbol, pero sí con llegadas. El Covadonga se animaba y poco más tarde Naredo inquietaba de nuevo al portero local, acto seguido Martón cogía la espalda a la defensa y a punto estaba de marcar, pero Sarkauskas sacó a la esquina para un córner que también le dio mucho trabajo tras remate de Secades.

Cumplida la hora ambos técnicos movieron sus fichas, pero eso no sirvió para que sus onces estuvieran más ordenados, por lo que el duelo prosiguió descontrolado. No ayudaba tampoco el estado del terreno de juego, pero así y todo y la falta de argumentos, el Covadonga sí era ambicioso y buscaba el gol. Nuevos cambios de los entrenadores aportaron mayor vitalidad y justo cuando ambos agotaban los cinco reglamentarios Javi Martón tenía una muy clara en la que Sarkauskas aguantó de rodillas para salvar el empate.

En el tramo final, el Covadonga apretó con todo y malogró un par de ellas inmejorables, una en un libre indirecto en el área; mientras que en la última jugada del tiempo de descuento los locales salían rápido a la contra y Zamorano chutaba ante un Escobar que repelió dejando un rechace franco a Alain Eizmendi, que sentenció con el tercero.

El Sporting B tira de orgullo en Pontevedra (1-2)

Pontevedra: Álvaro Cortés (1); Santi Figueroa (1), Pol Bueso (2), Xisco Campos (1), Enero Zabaleta (1), Imanol (1), Borja Martínez, Charles (1), Damiá Sabater (1), Álex González (1), Rufo (2).

Cambios: Martín Diz (1) por Charles, min, 80. Jorge Fernández (1) por Zabaleta, min. 59. Aitor Núñez (1) por Santi Figueroa, min. 72.

Sporting B: Joel Jiménez (2); Enol Coto (2), Pelayo Pérez (2), Santamaría (1), Mateo Arellano (1), Berto (2), David Fernández (1), Mecerreyes (1), Lucas Suárez (1), Diego Sánchez (1), Juan Aspra (1).

Cambios: Trabanco (1) por Diego Sánchez, min. 67. Koné (2) por Berto, min. 67. César García (1) por Lucas, min. 74. Iván Elena (1) por Santamaría, min. 74. Tejón (sc) por Pelayo Pérez, min. 88.

Goles: 0-1, min. 5: Berto. 1-1, min. 22: Rufo. 1-2, min. 91: Koné.

Árbitro: López Escobar (Comité Canario). Tarjetas amarillas a los locales Pol Bueso y Borja Martínez; y al visitante Iván Elena.

Pasarón. 

El Sporting B no quería acabar la temporada sin ganar ningún partido de la segunda fase. Ese era su reto en Pasarón, una vez confirmado su descenso a Tercera RFEF. Y lo consiguieron los gijoneses, que jugaron ante el Pontevedra sin presión, pero con todas las ganas y la intensidad del que se está jugando la vida. Así consiguieron los de Sergio Sánchez imponerse a un rival que debía ganar para tratar de sellar su salvación, pero al que sí le pudieron los nervios.

Ya desde el pitido inicial el Sporting B mostró otra cara. Los de Mareo se dedicaron a jugar al fútbol, disfrutando y haciendo disfrutar. A los cinco minutos, Berto adelantaba a los asturianos con un disparo cruzado al palo largo ante el que poco pudo hacer el meta local.

Trató el Pontevedra de arrebatarle el balón al rival y se lanzó en busca del empate. Pero lo que pudo llegar fue el segundo gol de los visitantes, en el minuto 13, en un centro desde la derecha de Enol Coto que Pol Bueso, intentando despejar el balón, estuvo a punto de introducir en su propia meta.

Pero el Pontevedra ganaba protagonismo poco a poco y en el minuto 22 Rufo, de disparo raso, batía a Joel Jiménez en una jugada polémica en la que los gijoneses pidieron mano.

No se desanimaron los asturianos, aunque lo cierto es que hasta el descanso apenas hubo ocasiones para ninguno de los dos equipos, salvo una de Borja Martínez para los locales cuando agonizaba ya el primer tiempo.

Ya en la segunda mitad, el Pontevedra pareció salir mas entonado que su rival y en el minuto 49 pudieron adelantarse a los locales en un remate de Rufo que se iba fuera por poco.

Duró poco el dominio de los gallegos. El Sporting B se hizo con el balón y de ahí al final su dominio fue total. El filial tenía el balón y lo movía con velocidad y soltura buscando la puerta contraria. No tenían nada que perder los visitantes y querían los tres puntos. Lucas Suárez pudo firmar el 1-2 en el minuto 52 en un remate que se le fue alto tras un saque de esquina. En el 55 era Enol Coto el que se plantaba al borde del área y centraba para Berto, que remataba alto.

Los locales tampoco se rendían y aunque tenían más problemas para circular el balón, en el minuto 61 dispusieron de una doble ocasión para adelantarse, pero Joel conseguía despejar en primera instancia el disparo de falta de Damià Sabater y Rufo, tras coger el rechace, enviaba demasiado alto.

Movía el banquillo el técnico del filial y daba entrada a Trabanco y Koné en busca de mas verticalidad. Koné estaba a punto de adelantar a los asturianos en el primer balón que tocaba, pero tras irse en velocidad veía como la zaga local abortaba su plan. Tampoco Santamaría pudo batir al meta local en el mano a mano en el minuto 70, ni Iván Elena en el 89.

Pero finalmente el gol llegaba en el minuto 91, en una buena recuperación de Koné, que se planta solo ante Álvaro Cortés y le bate por bajo para dar el triunfo a los suyos. También el Pontevedra tuvo ocasiones para haberse llevado el triunfo en una recta final en la que los locales se volcaron completamente al ataque, pero perdonaron Rufo, Ismael y Jorge Fernández.

Compartir el artículo

stats