DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día después del ascenso del Llanera: "Es una pasada, algo muy grande para el pueblo"

Jugadores y dirigentes analizan el éxito del club: "Esto es lo bonito del fútbol"

10

El día después del ascenso del Llanera Irma Collín

El ascenso a la Segunda RFEF es un hito histórico para el Llanera, un club modesto y humilde, acostumbrado a deambular por las categorías regionales del fútbol asturiano desde su refundación en 1981, y que solo llevaba cinco años en Tercera División. Esta temporada, con su participación en la Copa del Rey y ahora con el ascenso, culmina un año a lo grande. “Es una pasada, algo muy grande para todos, el club, el pueblo, los jugadores, el cuerpo técnico… Toca disfrutarlo a lo grande”, destaca el presidente del club, Miguel López-Cedrón.

El ex jugador del Sporting, Oviedo y Numancia, entre otros equipos, no pudo disfrutar en directo del ascenso de su equipo. Confinado en su domicilio por el covid-19, admite que “sufrí más, pero al final valió la pena. Supone culminar un gran año”. El presidente asegura que el ascenso tiene un gran mérito “luchamos con los grandes equipos de Tercera y no solo estuvimos a su altura, sino que les superamos. Es lo bonito del fútbol”.

El Llanera cuenta esta temporada con un presupuesto cercano a los 150.000 euros. El presidente espera que el ascenso no “cambie mucho la estructura del club. Hay que mirarlo todo bien. Se incrementarán los gastos por los viajes, pero el funcionamiento seguirá siendo el mismo. Es un paso más en nuestro crecimiento, pero tenemos que darlo con seriedad”.

El campo del Llanera, el Pepe Quimarán, es la asignatura pendiente del club. De hecho, el partido de Copa del Rey ante el Celta tuvieron que jugarlo en el Carlos Tartiere, ya que la Federación Española no autorizó a disputarlo en Llanera. “Estamos creciendo en el tema deportivo. El campo es un poco pequeño, pero seguiremos utilizándolo. Aspiramos a un campo más grande y estoy seguro que se conseguirá”.

Por su parte, el entrenador del equipo, José Luis Rodríguez, reconoce que “el ascenso es un éxito impresionante para todos. Hay que tener en cuenta la historia que tiene el club, con muchos años en las categorías regionales. Todo el mérito es de los jugadores. En la fase regular no empezamos bien, pero luego el equipo respondió en los momentos importantes. Tengo una buena plantilla que no la cambiaría por ninguna de los equipos de la categoría”

José Luis Rodríguez tiene dos años más de contrato con el Llanera y con respecto a la nueva categoría en la que jugará su equipo, la Segunda RFEF, asegura que “me gusta la nueva estructura. Tiene que ser como sucede en Inglaterra, una categoría antesala del fútbol profesional y una segunda interprovincial. Así hay sitio para todos”

En cuanto a los cambios que necesitará el equipo para afrontarla, Rodríguez explica que “tenemos que mirar bien las cosas para hacer una buena planificación, con el objetivo que el ascenso no sea un paseo. Tenemos una base de jugadores importante y hay que fortalecerla”. Alejandro, capitán del equipo, destaca que “estamos muy orgullosos de haber conseguido el objetivo. No fue fácil, pero es el premio al trabajo realizado por todos los que componemos el club”. Alejandro añade que “el Llanera es un club humilde, que solo lleva cinco años en categoría nacional. El ascenso supone un éxito muy grande”. El portero reconoce que “el equipo fue de menos a más y respondimos en los momentos decisivos”. Otra de las claves del éxito de un club modesto que todavía no tiene techo.

Compartir el artículo

stats