DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

El aforo del Avilés-Caudal se cubrirá solo con socios del club avilesino

Dani Benéitez, jugador blanquiazul con pasado en el equipo mierense, advierte de que “estamos vivos y a tiempo de lograr el ascenso”

Dani Benéitez, con el balón en el partido ante L’Entregu. | RAI

Dani Benéitez, con el balón en el partido ante L’Entregu. | RAI

El Real Avilés se enfrentará el domingo, a partir de las 12,00 horas, al Caudal, en la primera eliminatoria del play-off por el ascenso a la Segunda RFEF. Será a partido único y se disputará en el Suárez Puerta, con lo que los socios del club avilesino serán los únicos privilegiados que puedan presenciar el encuentro. Según la normativa vigente en el Principado, el aforo máximo será de 300 personas. En el caso del Avilés, con alrededor de 500 socios, los primeros en retirar las entradas, el día del partido en la tienda oficial del club, a partir de las 10.00 horas, presenciarán el encuentro. La trascendencia del choque, que además puede ser el último de la temporada en el Suárez Puerta, hace indicar que el cupo se cubrirá, con lo que no habrá entradas a la venta.

Dani Benéitez, centrocampista del Avilés, se formó en las categorías inferiores del Oviedo y tras pasar por el Mosconia y el Condal, la pasada temporada jugó en el Caudal. Benéitez tiene claro que este tipo de partidos “se suelen decidir por pequeños detalles. Suelen ser encuentros muy cerrados y trabados en los que hay más medio a fallar que a intentar tener la iniciativa y arriesgar con el balón”. Benéitez reconoce que tanto Avilés como Caudal partían a principios de temporada como candidatos al ascenso. “Los dos equipos éramos favoritos al ascenso, pero esto es fútbol. Sabíamos que no íbamos a ascender en diciembre ni que nadie nos iba a regalar nada. La Tercera División es muy competitiva y las distancias entre los equipos se han reducido mucho. Los dos estamos ahora en una situación que nadie esperaba al inicio de la Liga, pero es la que hay y tenemos que asumirla”. En ese sentido, Benéitez reconoce que la temporada del Avilés “fue muy irregular, con muchos altibajos. Empezamos muy bien, incluso llegamos a ganar cuatro partidos seguidos, pero luego llegaron los baches y las dudas. Con la llegada del nuevo entrenador, el equipo volvió al buen camino, a pesar de algunos resultados adversos, y creo que todavía estamos a tiempo de todo. No renunciamos a nada. Es cierto que estamos en el camino más largo, con tres eliminatorias para lograr el ascenso, pero estamos vivos y tenemos nuestras opciones”.

El jugador asegura que guarda un buen recuerdo de su estancia en el equipo mierense. “A pesar de que a nivel personal fue un año muy complicado, la relación con toda la gente de club fue buena. Sigo quedando y manteniendo relación con varios jugadores y por eso el partido será un poco especial para mí”. En caso de empate al final de la prórroga, el Avilés sería el que pasaría a la siguiente ronda, pero Benéitez no piensa en esa posibilidad. “Saldremos a ganar, no podemos especular”.

Compartir el artículo

stats