DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol / Tercera División: El Avilés-Caudal visto por sus ex entrenadores

Abraham y Chuchi, destituidos en la primera fase, prevén una eliminatoria muy igualada

Una jugada del Avilés-Caudal de esta temporada en el Suárez Puerta.

Una jugada del Avilés-Caudal de esta temporada en el Suárez Puerta. Ricardo Solís

Abraham Albarrán y Chuchi Collado son dos de las víctimas de la irregular temporada del Avilés y del Caudal, que el domingo (12 horas) afrontan en el Suárez Puerta la primera criba del play-off de ascenso a la Segunda RFEF. Uno de los grandes favoritos a comienzos de temporada se quedará fuera y los dos entrenadores, despedidos durante la primera fase, prevén un partido tan disputado como los de la liga regular. El Avilés tendrá el factor campo a favor y el Caudal los precedentes más recientes: victorias por 0-1 y 1-0.

Chuchi explica con sencillez su planteamiento en los dos partidos frente al Avilés esta temporada: “Lo tuve muy claro. Se trataba de cerrar espacios por dentro, darles el balón, robar y salir rápido a la contra”. Con algún matiz entre la primera y la segunda vuelta: “Con Abraham intentaban salir jugando desde atrás. Nos salió un buen partido porque aparte del gol tuvimos dos ocasiones muy claras. En Mieres estábamos peor físicamente porque salíamos de un confinamiento. Así que jugamos replegados, muy juntos, intentando ganar las segundas jugadas. También ordené un marcaje al hombre de Keko Hevia a Cedric”.

Abraham, que jugó en los dos equipos, no tiene un buen recuerdo de su único Avilés-Caudal en el banquillo: “Fue un partido que dominamos, que fuimos mejores que el Caudal, aunque para mí tenían el mejor equipo de la categoría. Tuvieron un par de ocasiones al principio, pero después el partido y las oportunidades más claras fueron nuestras. Además, el árbitro me expulsó sin razón por protestar una jugada en la que el línea dio córner y él concedió saque de puerta. Y en la jugada siguiente nos marcaron”.

A los dos les dolió la destitución, pero desde entonces su actitud ante sus equipos es diferente. Mientras que Abraham ha visto todos los partidos del Avilés, Chuchi solo ha estado pendiente de los resultados del Caudal. “No sé cómo estará ahora el equipo porque una vez que salí me desconecté, aunque sigo pendiente de lo que pasa en Tercera”.

“El Avilés tiene jugadores experimentados y jóvenes de mucho nivel que a estas alturas pueden dar un plus”, señala Abraham, que también apunta otra ventaja de su exequipo: “Juega en casa y le vale el empate”. Aunque no descarta la clasificación del Caudal porque “analizando línea por línea tiene a los mejores jugadores de la categoría”. Abraham entiende que desde su marcha el Avilés ha tenido que superar algunos contratiempos, pero recuerda que “nosotros tuvimos que afrontar ocho partidos en 27 días. Con el ritmo que llevábamos podíamos haber conseguido el objetivo, pero no soy nadie para juzgar a un colega. El tiempo da y quita razones”.

Sobre la plaza del ascenso que se decidirá en los play-off, los entrenadores aventuran emociones fuertes. Chuchi no tiene claro que el vencedor de la eliminatoria Avilés-Caudal se convierta en favorito: “A principio de temporada ya esperaba que L’Entregu estuviera arriba porque formó una gran plantilla; sí me ha sorprendido un poco el San Martín, pero ha demostrado que es muy buen equipo”. Abraham coincide en parte con su colega: “Futbolísticamente hablando, L’Entregu fue el mejor equipo que vi esta temporada, pero quizá le afecte el no haber ascendido directamente. San Martín me parece un rival muy complicado. En condiciones normales, el Avilés o el Caudal deberían de estar por encima de todos y a los dos les deseo lo mejor, pero a sus rivales les vale el empate. Y eso puede ser una gran ventaja”.

Compartir el artículo

stats