Desde mañana, 16 de mayo, se abre la veda a la pesca de trucha y reo en zonas salmoneras en aguas continentales del Principado de Asturias. Del tercer domingo de mayo al 31 de mayo se permiten todos los cebos autorizados; del 1 de junio al 15 de agosto se prohíbe la cucharilla, el devón y el pez artificial; del 16 de junio al 15 de agosto se prohíbe la quisquilla y el gusano de tierra o meruco (o cebos artificiales que imiten a los anteriores); y desde el 1 de agosto al 15 de agosto se prohíbe también el maravayu y la gusarapa. 

El cupo de trucha común y reo en las catalogadas como zonas salmoneras es de un total de seis ejemplares por pescador y día (sin contar la trucha arco iris). Estos cupos no serán de aplicación en los cotos de tipo intensivo con regulación específica. Alcanzado el cupo diario de trucha/reo, sólo podrá seguirse pescando estas especies en los tramos específicos de pesca sin muerte y sin estar en posesión de peces pescados en otras zonas.

La talla de las piezas de trucha común y reo ("Salmo trutta") en las denominadas zonas salmoneras y en las zonas limítrofes con la comunidad de Galicia en el río Navia y con la comunidad de Cantabria en el Cares-Deva es de 21 centímetros. En tanto, en las zonas de alta montaña, campaña iguamente del 16 de mayo al 15 de agosto, con todos los cebos, la talla es de 19 centímetros.