DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol / Tercera División: Llanes y Tuilla, a por la vencida

Tras varios intentos de ascenso a Segunda B, los dos equipos inician mañana un nuevo asalto

Pablo Prieto toca el balón en un Lealtad-Llanes.

Pablo Prieto toca el balón en un Lealtad-Llanes. Luisma Murias

El Llanes y el Tuilla llevan varios intentos fallidos de ascenso a Segunda B. Mañana (San José, 18 horas), uno de ellos volverá a quedarse en el primer paso del camino hacia la nueva Segunda RFEF. En el campo estará con el “10” del Llanes Pablo Prieto, presente en las tres promociones anteriores. En el banquillo del Tuilla, como delegado, se sentará Ginés, un referente arlequinado que jugó hasta cuatro veces por un ascenso que siempre estuvo muy lejos. Ahora esperan que sea la vencida.

El Alicante B en 2009, el Valladolid B en 2010 y el Portugalete, en 2018, cortaron de raíz los anteriores intentos del Llanes. “No sé si ahora será más fácil, pero seguro que será diferente porque no es lo mismo que jugar contra un filial”, señala Pablo Prieto, que lleva 18 años en el Llanes y diez en el primer equipo, pese a que entre medias jugó una temporada en el Oviedo, otra en el Urraca y dos en el San Cristóbal catalán, por motivos de trabajo.

Nacido en Arenas de Cabrales, a sus 34 años Pablo Prieto se considera un llanisco más y es una referencia en un vestuario con muchos jóvenes de la cantera. “Salvo dos o tres veteranos, la media de edad debe de andar por los 22 años. Por eso no esperábamos una temporada tan buena. Pero el equipo es una piña y el entrenador, Luis Arturo, siempre exige el máximo, no permite que nadie se relaje”.

Pese a que no es delantero, Pablo Prieto ya es el máximo goleador de la historia del Llanes, con 57, gracias a los ocho que lleva esta temporada. Asegura que se siente mejor que nunca físicamente y destaca la forma en que él y sus compañeros han superado un año difícil. “Estuvimos quince días confinados por dos casos de covid. Y a la vuelta de Navidad pasamos un buen susto tras un test de antígenos, con doce positivos que resultaron ser falsos”.

Pablo Prieto alaba al Tuilla: “Le gusta tener el balón, no juega tan directo como otras temporadas”, por lo que prevé un buen partido sobre el césped de San José, “que está impecable”. Es optimista por el buen momento del Llanes y por la ventaja de campo: “Los dos resultados de esta temporada contra ellos, 2-2 aquí y 4-4 en Tuilla, nos valdrían para pasar a la siguiente eliminatoria”.

Ginés, a la derecha, en un Deportivo B-Tuilla de ascenso a Segunda B. Luisma Murias

Ginés Rodríguez Moral también tiene 34 años, pero desde hace tres vive los partidos del Tuilla desde el banquillo, como delegado del equipo. “Tuve dos lesiones seguidas del ligamento cruzado de las rodillas y dejé de jugar”. Antes vivió las fases de ascenso frente a Las Palmas B, Ávila, Deportivo B y La Pobla de Mamufet. “En el último quedamos fuera por un gol, con Pulgar en el banquillo, un fenómeno”, recalca Ginés.

Aunque también jugó en el Caudal y el Langreo, Ginés recalca que “como el equipo del pueblo no hay nada”. El exjugador sí vivió un ascenso formando parte de la plantilla mierense, en Jumilla, ante de volver definitivamente a su casa. “Ver a la gente de Tuilla ilusionada, viajando para animarnos, como en la Copa frente al Tropezón, en la que se llenaron tres autobuses, es lo máximo”.

Tras su alejamiento obligado de los campos, Ginés quiso seguir vinculado al mundo del fútbol y, sobre todo, al Tuilla: “Ya en mi época de jugador ayudaba a la directiva. Ahora, además de delegado, soy vocal. Tenemos un buen grupo y todos aportamos algo al club en un año tan complicado”.

Se enorgullece del crecimiento del Tuilla, ya habitual en las fases de ascenso: “La peor clasificación en los últimos años fue un sexto puesto”. Ante el partido de mañana, Ginés dice: “veo bien al equipo, con mucha confianza. En estos partidos responde muy bien y, aunque es difícil, iremos a ganar. Para nosotros no es una obligación subir, pero por ilusión no será”. Considera que el apoyo de su afición fue decisivo para clasificarse para el play-off, pero advierte de que El Candín ya no es tan decisivo: “Esta temporada estamos consiguiendo mejores resultados fuera de casa”.

Compartir el artículo

stats