Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo Baloncesto, ante el último partido antes del play-off: “Hay que recuperar sensaciones, volver a jugar a nuestro nivel”

Natxo Lezkano, entrenador del equipo, asegura que “para ganar al Granada tenemos que hacer muchas cosas bien en defensa”

Natxo Lezkano, en un tiempo muerto

Natxo Lezkano, en un tiempo muerto

Para el Liberbank Oviedo, quedar quinto o sexto clasificado del grupo es lo único que está en juego en el partido que disputa mañana en Pumarín frente al Granada (12.30 horas). Una circunstancia que solo decidirá qué rival le toca en la primera ronda de “play-offs”, pero sin mayor trascendencia, una vez que quedó claro que el conjunto asturiano disputará la eliminatoria con factor cancha en contra.

El técnico del OCB, Natxo Lezkano, tiene otros motivos para darle realce al choque. “Tiene importancia más a nivel de sensaciones, de acabar la temporada bien, de encarar bien el play-off, de tener un poquito más de confianza. Por supuesto que preferimos quintos que sextos, pero, sobre todo, a ver si somos capaces de hacer un buen partido, de jugar a nuestro nivel, para enfocar la semana de manera diferente”, apunta el vizcaíno.

La plantilla del Liberbank no llega en su mejor momento físico al final de la temporada, con varios jugadores tocados, pero Lezkano demanda un esfuerzo extra para lo que define como “un objetivo muy bonito”, que no es otro que superar las tres eliminatorias y llevarse de premio el primer ascenso del club a la Liga ACB. “Por delante tenemos una semana, o varias, con un reto apasionante, luchar por ser campeón, aunque está lejísimos. La mayoría de nuestros jugadores ya estaban descansando en casa a estas alturas del año pasado, suelen acabar en febrero, siempre han jugado en su país... quizás se les está haciendo un poco cuesta arriba el final de temporada, pero hay que recuperar sensaciones y disfrutar de este momento”, subraya Lezkano. Y antes de pensar en los play-offs hay que cerrar la liga regular ante el Granada, un equipo que derrotó al Liberbank en la primera vuelta tras avasallarlo al principio, aunque los de Lezkano reaccionaron y a punto estuvieron de disputar el partido en los últimos minutos. “Nos gustaría por lo menos competir ante un equipazo que opta a ser primero de la liga. Está haciendo una temporada fantástica y desde aquí mis felicitaciones. Tenemos que hacer muchas cosas muy bien, estar más acertados que en el último partido e intentar que ellos no lo estén. Hay que hacer muchas cosas bien en defensa, allí no lo hicimos en el primer cuarto”, explica el entrenador del equipo asturiano.

De momento, a la espera de vaciarse en los play-offs, la sensación de alivio en el Oviedo Baloncesto es muy grande viendo cómo se acerca el desenlace del grupo de descenso, en el que todavía quedan por repartir dos plazas en la LEB Plata y hay hasta siete equipos implicados. Pasar el primer corte entre los elegidos supo a gloria y el paso del tiempo no ha hecho sino afianzar la sensación. Lezkano analiza la situación en el otro grupo: “echa chispas, está todo el mundo con la calculadora porque de una victoria depende que desciendas o juegues el play-off. Me parece dramático, es muchísima presión”.

Compartir el artículo

stats