Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo Baloncesto, optimista: “Si subimos, jugaremos en la ACB y será en Oviedo; lo que no sabemos es cómo”

“La única solución sería el Palacio: adecuarlo, meterle gradas, pista, canastas, marcadores y a funcionar”

Fernando Villabella, con la mopa, en la oficina del OCB, con Héctor Galán

Fernando Villabella, con la mopa, en la oficina del OCB, con Héctor Galán Luisma Murias

Nueve meses han pasado desde que Fernando Villabella, presidente del Liberbank Oviedo Baloncesto, y Héctor Galán, director general, mostraban en LA NUEVA ESPAÑA su pesar por las dificultades con las que tenían que afrontar su octava temporada en la LEB Oro y por lo que suponía seguir jugando en Pumarín. Pasado ese tiempo, los problemas siguen, pero el club ha dado a luz a un equipo que ha cambiado el semblante serio por una sonrisa y que ha convertido la lucha por la salvación a la que parecían condenados en un sueño impensable entonces: subir a la ACB.

–¿Qué expectativas tienen para el play-off?

–Héctor Galán (H. G.): A mí me gustaría subir, algún año tiene que ser y por qué no va a ser este. Es verdad que es muy difícil porque los equipos que están ahí son muy buenos y tendrán el mismo deseo que yo y porque creo que el equipo está un punto o dos por debajo del que jugó contra Palma y Castelló, que era una máquina de jugar, con un nivel altísimo de intensidad, pero tenemos que sacar lo último que nos quede porque la oportunidad que tenemos todos, también los jugadores, es buenísima. Los trenes pasan y no pasan todos los años.

–Fernando Villabella (F. V.): Yo lo que veo es que el equipo ha sido capaz de competir contra todos. El partido de Granada jugamos regular y perdimos por cuatro, teniendo uno o dos balones para empatar el partido. Es verdad que desde entonces se les ha notado cansados y que la temporada se hace larga. También espero que el play-off sea un extra de motivación, y claro que a mí también me encantaría subir. Este año puede ser algo menos difícil porque tienes que pasar rondas al mejor de tres partidos, que siempre es menos difícil que a cinco, donde la calidad y los euros acaban saliendo. Lo que espero es que no le tengamos miedo a nadie.

“Del pabellón hemos visto que han metido unas excavadoras en el spa del Naranco, nada que afecte a mi club”

Héctor Galán - Director General del Oviedo Baloncesto

decoration

–¿El éxito de esta temporada cambia la situación del club o seguirán los problemas cuando acabe el último partido?

–F. V.: Cambia y no cambia. La percepción que tiene la ciudad de la temporada que ha hecho el club, desde mi punto de vista, es extraordinaria. La gente te lo dice. Tengo compañeros de trabajo que me dicen que no pueden ir conmigo por la calle porque no para la gente de decirme cosas, y eso creo que es algo muy bueno. Pero cuando acabe esta temporada tendremos el mismo problema y estaremos en la misma situación que estábamos hace nueve meses. Tendremos un presupuesto como el actual o más reducido porque tendremos que afrontar el agujerín económico que nos va a quedar de este año y no sabemos cuánto público vamos a meter. Sí sabemos que vamos a volver a jugar en Pumarín, entonces el presupuesto la pinta que tiene es que en el mejor de los casos será como el de este año.

–H. G.: No cambia nada. Es que yo tengo la sensación de que esa situación no ha cambiado en los últimos años. Nunca hemos tenido un año en el que dijeras: “Tengo todas las herramientas para permitirme dar un salto de calidad, fichar a esos tíos que le van a dar un salto importante al equipo y que mi objetivo ya no sea la permanencia”.

“El equipo ha sido capaz de competir contra todos y en el play-off espero que no temamos a nadie”

Fernando Villabella - Presidente del Oviedo Baloncesto

decoration

–Pero sí hubo años en los que la permanencia no era el objetivo. ¿Han dado un paso atrás?

–H. G.: Sí, creo que vamos a estar en el mismo punto de salida del año pasado. La incertidumbre que nos rodea se mantiene y nuestros apoyos económicos van a ser los mismos, lo que no te permite quitarte la sensación de agonía.

–¿Han renovado con su patrocinador principal?

–F. V.: No está renovado, pero parece que no habrá problemas.

–¿En los mismos términos?

–F. V.: Sí.

–H. G.: En los mismos términos que este año, que no son los del año anterior.

–Y si fuera este el año del ascenso, ¿qué posibilidades ven de jugar en ACB en su situación?

–F. V.: Igual que Héctor era optimista con el ascenso, yo en este sentido diría que si ascendemos jugaremos en la ACB y jugaremos en Oviedo. No me preguntes cómo, del cómo no tengo la respuesta, pero estoy convencido de que seríamos capaces de salvar todos los obstáculos que se van a presentar, que no van a ser solo tener un sitio donde jugar. Evidentemente, si no tienes un sitio donde jugar... Si ascendemos va a ser matemático: “¿Tiene un sitio de 5.000 personas donde jugar?”. “No, tengo un sitio de 4.750”. “Absténgase de presentarse”. Y aquí no hay moratoria, ni prórroga ni nada, porque en ACB están deseando que no cumplas para que el que está dentro siga. La ACB es un club privado del que los socios no quieren irse y la junta directiva no quiere que se vayan sus socios, no tienen interés en que fluya. Por lo tanto, si no tienes un sitio donde jugar no te admiten. Pero también tendremos que pasar una auditoría y tener un presupuesto mínimo de 2,5 millones.

“Me quedé más tranquilo tras escuchar al Alcalde decir que no nos van a dejar en la estacada”

Héctor Galán - Director General del Oviedo Baloncesto

decoration

–¿Cómo ha evolucionado el tema del pabellón?

–F. V.: No hay ninguna evolución más que la que sale en los medios de comunicación. Las noticias son que debería estar a punto de publicarse la licitación para la redacción del proyecto de adecuación del Palacio de los Deportes y ese es el inicio del camino. En el Ayuntamiento me dicen que la adecuación del Palacio es independiente en su desarrollo de lo que pase con el spa del Naranco y con esa pista de atletismo. En el supuesto probable de que no subamos, seguiremos jugando en Pumarín aunque se acabe el plazo porque lo más seguro es que la Federación ponga en sus bases de competición de la próxima temporada que se prolonga un año más el plazo y que será para la 22-23 cuando haya que jugar en un sitio de 2.500 personas.

–H. G.: Para mí va lento. Yo esperaba que a mitad de 2021 tuviésemos algo y estamos repitiendo las mismas preguntas que llevamos haciéndonos desde hace dos o tres años, pero de momento no ha pasado nada. Hemos visto que han metido unas excavadoras en el solar del spa del Naranco, que lo que están haciendo es derruir aquello, pero que afecte a mi club, nada. Lo que supone eso es que me quedan por delante un montón de años hasta ver algo que solucione mis problemas. Ya no puedo ni quiero enfadarme porque no tiene ningún sentido. Todo el mundo es consciente de la situación que tenemos y que lleva siendo así muchos años. Toca esperar y seguir trabajando. Llevo un montón de tiempo escuchando a Fernando decir que si subimos vamos a jugar en Oviedo, pues espero que sea así.

–¿Y dónde jugarán?

–H. G.: No hay ninguna otra solución que no sea el Palacio de los Deportes. Si asciendes el 14 de junio y tienes que estar jugando el 20 de septiembre no te quedan más narices que meterte en el Palacio, adecuarlo, meterle gradas, meterle la pista, las canastas, marcadores y ponerlo a funcionar. Es más fácil que irte al Tartiere. Entiendo que el cómo tiene que ser ese. El otro día escuché al Alcalde y a la concejala de Deportes algo que me deja muy tranquilo y es que no nos van a dejar en la estacada. Nos toca agarrarnos a ese compromiso.

“El presupuesto de la próxima temporada, en el mejor de los casos, será como el de esta en la que estamos”

Fernando Villabella - Presidente del Oviedo Baloncesto

decoration

–Al principio de la temporada poco menos que hablaban de que la permanencia era un milagro. ¿Exageraban?

–F. V.: Estábamos muy muy preocupados. En la entrevista que hicimos en LA NUEVA ESPAÑA en agosto, Héctor dijo que nuestro presupuesto era el cuarto más bajo de la Liga y pensé que exageraba, como siempre, pero mientras él contestaba eso me puse a pensar y me dije: “Es verdad”. Y eso te asusta. Era un año muy importante para hacerlo bien porque veníamos de una pandemia, el club llegaba en una trayectoria de haberlo hecho siempre bien y no sabíamos después de la pandemia y de un mal año cuánta gente se iba a enganchar al baloncesto. Podía ser un punto de inflexión hacia abajo o hacia muy abajo. Al final salió todo muchísimo mejor de lo que podría pensar el más optimista.

–H. G.: Más que asustados estábamos preocupados. Se juntaron muchas cosas, veníamos de un año que lo hicimos mal y te entran dudas, a ver si se me acabó la chispa, la magia, porque estás metido en medio de una pandemia y no sabes si vas a poder jugar y si se contagia alguien cómo vas a reaccionar. Desde el punto de vista deportivo, la plantilla era completamente nueva, el entrenador era nuevo, lo habíamos tenido una semana, a la hora de funcionar solo teníamos la referencia de Oliver Arteaga... Empezábamos sin aficionados, Pumarín siempre nos ayudó a hacer las cosas mejor y teníamos que jugar sin gente. Algunos jugadores llegaron tarde, otros llegaron y se lesionaron, solo ganamos un partido de pretemporada...

“Me gustaría subir, algún año tiene que ser y esta es una gran oportunidad, los trenes no pasan todos los años”

Héctor Galán - Director General del Oviedo Baloncesto

decoration

–¿Cuándo se dan cuenta de que el equipo funciona?

–F. V.: Al final de la primera vuelta de la primera fase de la Liga, que ya habíamos jugado contra todos.

–H. G.: Yo perdí el miedo, el respeto, me quité los nervios cuando nos metimos en el grupo de arriba. Sí había visto que el equipo competía, nadie nos sacaba de la pista y había perdido el miedo a perder por 20 todos los partidos.

“Al principio de la temporada estábamos muy preocupados, era un año muy importante para hacerlo bien”

Fernando Villabella - Presidente del Oviedo Baloncesto

decoration

–¿Qué porcentaje tiene el entrenador, Natxo Lezkano, en todo esto?

–F. V.: Yo le atribuyo un porcentaje muy alto, no sé decir si un 60, un 70 o un 80 por ciento. Está claro que es un entrenador que conoce muy bien la Liga y luego este año ha tenido la mano para elegir muy bien a los jugadores.

–H. G.: Estoy de acuerdo. Mucha parte de la responsabilidad de que el equipo esté así es de Natxo. Nos ayudó desde el primer momento. Nosotros teníamos la duda porque a él le cambió el perfil de proyecto con el que vino a Oviedo y cuando se le plantea qué proyecto vamos a tener, si se disgustó en el algún momento le duró un minuto y al momento ya te estaba poniendo listas de jugadores, y cada “no” de unos cuantos era otra opción que nos daba. Eso nos mantuvo equilibrados a la hora de trabajar.

–¿Son la revelación de la temporada?

–F. V.: Sí, yo creo que sí.

–H. G: Desde luego una de ellas. Hay otro club, Palma, que me ha sorprendido que esté donde está.

Compartir el artículo

stats