DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Así fue la jornada de los equipos asturianos de Segunda B

Los jugadores del Lealtad, ayer, al final del partido frente al Pontevedra. | Marcos León

Los jugadores del Lealtad, ayer, al final del partido frente al Pontevedra. | Marcos León

Punto final para el Lealtad

2-2: El equipo de Villaviciosa tira de orgullo para arrancar el empate ante un Pontevedra superior, pero consuma su descenso a la Tercera RFEF

Lealtad: Mateusz (3); Gayoso (2), Otía (1), Jordi Pola (1), Miguel Obaya (2); Iriondo (2), Maisa (1), Sandoval (2), Kofi Atta (1), Unai (2) y Gabri Salazar (2).

Cambios: Saha (2) por Otía, min. 60. Jorge Sáez (2) por Kofi Atta, min. 60.

Pontevedra: Álvaro Cortés (2); Zabaleta (2), Pol (1), Víctor Vázquez (2), Xisco Campos (1), Borja Martínez (2), Imanol García (2), Álex González (3), Jorge Fernández (3), Oier Calvillo (2) y Rufo (2).

Cambios: Iñaki (1) por Jorge Fernández, min. 65. Sabater (2) por Oier Calvillo, min. 70.

Goles: 0-1, min. 22: Rufo. 0-2, min. 61: Oier Calvillo. 1-2, min. 66: Gabri Salazar. 2-2, min. 90: Maisa.

Árbitro: Ekaitz García Arriola (Comité Vasco). Amonestó, por el Lealtad, a Otía y Jordi Pola; y por el Pontevedra, a Víctor Vázquez, Pol, Xisco Campos, Imanol García e Iñaki.

Les Caleyes: Unos 200 espectadores.


El Lealtad certificó ayer matemáticamente un descenso a la Tercera RFEF que tenía asumido. Pese a todo, el equipo de Clemente dio y apuró las mínimas opciones que tenía. Al final solo pudo rescatar un empate ante un rival superior, que generó muchas ocasiones, pero dejó vivo a los locales. El Lealtad mostró su mejor versión en la última media hora e incluso estuvo a punto de ganar el partido.

Empezó mejor el Pontevedra, que ya avisó en los primeros minutos con un remate de Álex González que se marchó desviado. Mediado el primer tiempo llegó el primer gol, en un contragolpe en el que Oier Calvillo centró raso para la llegada de Rufo, que empujó el balón al fondo de la red. El equipo gallego siguió mostrando su poderío y pocos minutos después, tras el rechace de una falta, Víctor Vázquez estuvo a punto de hacer el 0-2 con un tiro de volea que se marchó fuera por poco.

Pasada la media hora, tras una combinación entre Rufo y Álex González, Mateusz realizó una excelente parada, mostrando unos grandes reflejos para responder a un remate de Álex González. Hasta el minuto 43 el Lealtad no generó peligro, cuando Sandoval probó con un tiro lejano que desvió Álvaro Cortés.

Tras el descanso, el Lealtad mostró otra cara. En apenas dos minutos generó más peligro que en toda la primera parte. Una jugada individual de Gabri Salazar acabó con un centro hacia Unai, que tiró desviado por muy poco. El Pontevedra no se quedó atrás y tres minutos después respondió con un pase en profundidad de Álex González hacia Rufo, que no acabó en el segundo gol por una buena intervención de Mateusz, que desvió el balón a córner.

En el minuto 61 llegó el segundo gol visitante. Tras un centro del exjugador de Lealtad Jorge Fernández, Rufo disparó al palo, quedando el rechace a placer a Oier Calvillo, con Mateusz vencido. Con la entrada de Saha y Jorge Sáez, el Lealtad dio un paso al frente, con más control del balón y generando peligro. En el minuto 66 llegó el primer gol de los locales, tras un centro de Unai que remató de volea en el segundo palo Gabri Salazar. Los de Villaviciosa siguieron generando peligro, con opciones de dar la vuelta al marcador.

Antes del gol del empate avisó con un tiro de Gayoso desde la frontal que detuvo Álvaro Cortés y con un remate de Unai desde dentro del área, que despejó a córner el portero visitante. En el minuto 90 sí llegó el 2-2, un golazo de Maisa, que remató de chilena tras el rechace de un córner. En el añadido se vivieron unos minutos locos, en los que los dos equipos pudieron llevarse el partido. Rufo la tuvo para el Pontevedra y Gabri Salazar desperdició un mano a mano, en el que Álvaro Cortés salió vencedor.

Con el Lealtad volcado, el Pontevedra tuvo la última, en una contra en la que Álex González no pudo superar a Mateusz.

Los jugadores del Vetusta celebran el gol Miki López

El Vetusta se lo jugará en Pasarón

1-1: El filial azul completa el mejor partido de la temporada frente al Coruxo, pero el empate le obliga a ganar en la última jornada en Pontevedra

Vetusta: Kane Sarr (2); Jorge Mier (2), Robert Sierra (2), Armenteros (1), Raúl Prada (1), Guille Bernabéu (2), Álex Meléndez (1), Eloy Ordóñez (1), Dani Sandoval (2), Álex Suárez (2) y Javi Cueto (2).

Cambios: Lorea (2) por Álex Meléndez, min. 68. Alberto Fuentes (1) por Eloy Ordóñez, min. 68. Steven (1) por Álex Suárez, min. 82. Erik Aguado (s. c.) por Jorge Mier, min. 88. Gassan (s. c.) por Javi Cueto.

Coruxo: Alberto Domínguez (2); Riki Mangana (1), Andriu (2), Pablo Crespo (2), Manu (1), Antón de Vicente (1), Mateo (1), Álex Ares (2), Chevi (2), Moha (2) y Diego Silva (2).

Cambios: Jacobo Trigo (1) por Mateo, min. 56. Aarón Piñán (1) por Moha, min. 66. Rivera (1) por Diego Silva, min. 79.

Goles: 0-1, min. 15: Diego Silva. 1-1, min. 36: Javi Cueto.

Árbitro: Recio Moreno (Comité Navarro). Amonestó, por el Vetusta, a Álex Meléndez y Gassan; y por el Coruxo, a Alberto Domínguez y Álex Ares.

El Requexón: Partido a puerta cerrada.

El Vetusta, tras realizar un gran partido frente al Coruxo, solo pudo lograr un empate, lo que le obliga a jugarse la permanencia el próximo domingo frente a un rival directo, el Pontevedra, que tiene un punto más. El filial azul necesita la victoria en Pasarón para jugar la próxima temporada en la Segunda RFEF. Fue, quizá, el mejor partido de la temporada del filial azul, que pagó un par de errores en los primeros minutos. Una pérdida local estuvo a punto de aprovecharla Moha, que remató cerca del poste. En la siguiente acción, una falta de entendimiento entre Jorge Mier y Robert Sierra permitió al veterano Diego Silva prepararse el balón y marcar, pese a que llegó a tocar el guardameta ovetense.

El 0-1 llegó cuando mejor estaba jugando el Vetusta, que pese a todo dio un paso adelante y Álex Meléndez puso un balón de oro a Jorge Mier, cuyo remate envió la defensa a córner. La banda derecha del equipo azul resultaba letal, aunque también aparecía por la izquierda Dani Sandoval, que de disparo raso obligó al meta visitante a enviar a córner. A diez minutos del descanso, un excelente pase de Álex Suárez a Javi Cueto permitió a éste acomodarse el balón y marcar de disparo raso. Se notó que en la segunda parte el Coruxo, según pasaban los minutos, se conformaba con el empate, aunque sus salidas al contragolpe resultaban peligrosas.

No obstante, Jorge Mier metió un balón en el área que Javi Cueto que, obstaculizado por un defensa, envió alto. A casi veinte minutos del final se produjo una jugada muy discutida, tras un centro al área de Lorea que daba en la mano de un defensa gallego, pero el árbitro no señaló penalti. Pudo adelantarse en el marcador el Coruxo tras un pase de Diego Silva a Aaron Piñán, cuyo remate detenía Kane Sarr. En los últimos minutos, el Vetusta pudo marcar el gol de la victoria, en una oportunidad de Dani Sandoval, que remató fuera. Así se llegó al final del mejor partido del Vetusta, al que el empate le obliga a buscar la salvación ante un equipo veterano como el Pontevedra el próximo domingo.

“Lo veo como un reto y, pase lo que pase en Pontevedra, será un aprendizaje tremendo para los chavales”, señaló el técnico azul, Emilio Cañedo, que acabó muy satisfecho con sus jugadores en el partido de ayer: “Yo creo que salimos bien, enchufados, pero la primera vez que llegaron a puerta marcaron. Nos repusimos y cuajamos una de las primeras partes con juego más profundo, vistoso y con más ocasiones de la temporada. Por eso conseguimos el empate y pudimos incluso adelantarnos. En la segunda parte el ritmo de partido fue menor y hubo un tramo bastante igualado. Al final, como el empate no nos valía a ninguno de los dos, fue un poco correcalles”.

El Covadonga se despide de Segunda B con otra derrota

1-2: Los de Fermín caen en casa frente al Salamanca

Covadonga: Sabino Suárez (3); Castiello (2), Aitor Ferrero (2), Artabe (2), Manu Rodríguez (2); Secades (2), José Luis (2), Jaime (2); Naredo (2), Diego (2) y Edu Font (2). Cambios: Sergio Ríos (2) por Font (min. 58). Javi Martón (1) por Naredo, min. 58. David González (s. c.) por Secades, min. 70. Manu Pozo (1) por José Luis, min. 70. Pablo Tineo (s. c.) por Jaime, min. 70.

Salamanca: Javi Benítez (3); Nacho López (1), Arroyo (3), Sergio Ayala (1), Candelas (2); Llorente (2), Amaro (1), Molina (1); Navas (2), Chávez (1) y Juancho (3). Cambios: Telles (1) por Llorente, min. 61. Uxío (s. c.) por Navas, min. 71. Camacho (s. c.) por Juancho, min. 87. Kristian (s. c.) por Chávez, min. 87.

Goles: 0-1, min. 37: Juancho. 1-1, min. 45: Jaime, de penalti. 1-2, min. 54: Llorente, de penalti.

Árbitro: Castellanos Argüeso (Comité Cántabro). Amonestó a Artabe, Castiello, Sabino Suárez y Aitor Ferrero, Chávez y Camacho.

J. A. Álvarez Rabanal: Unos 125 espectadores

Una acción del Sporting B- Guijuelo en Mareo Marcos León

Ganar en tiempos revueltos

3-1: El Sporting B encadena ante el Guijuelo su segunda victoria tras certificar su descenso l Álvaro Santamaría, con un doblete, y Diego Sánchez, goleadores

Sporting B: Javi Izquierdo (2); Trabanco (2), David (1), Mateo Arellano (1), Aspra (1), Diego Sánchez (1); Lucas (2), Mecerreyes (2) Pelayo Pérez (1); Álvaro Santamaría (3) y Berto (1).

Cambios: Tejón (1) por Lucas, min. 62. Enol Coto (1) por Trabanco, min. 73. Koné (1) por Álvaro Santamaría, min. 73. Iván Elena (s. c.) por Berto, min. 82. César (s. c.) por Pelayo Pérez, min. 82.

Guijuelo: Salcedo (1); Damián (1), José Martínez (1), Razvan (1), Kike Pina (1); Deco (1), Carlos Rubén (1); Isma Cerro (1), Kamal (1), Pino (0); y Lolo Plá (2).

Cambios: Eharraly (1) por Pino, min. 46. Andi (1) por Isma Cerro, min. 60. Cristóbal (1) por Kamal, min. 60. Abraham (1) por Razvan, min. 67. Eizmendi (1) por Deco, min. 76.

Goles: 1-0, min. 25: Álvaro Santamaría. 2-0, min. 47: Álvaro Santamaría. 2-1, min. 66: Lolo Plá. 3-1, min. 75: Diego Sánchez.

Árbitro: Gutiérrez Iglesias (Comité Cántabro). Expulsó, por doble amarilla, al visitante Kike Pina en el minuto 36. Amonestó al local Mateo Arellano y a los visitantes Kamal, Salcedo y al técnico Chuchi Jorqués.

Campo 1 de Mareo: Sin público.

Once jornadas estuvo sin ganar el Sporting B, las mismas que le costaron descender a la nueva Tercera RFEF. Y cuando lo certificó, todo fluyó. Los rojiblancos sumaron ayer, ante el Guijuelo -también ya descendido-, su segunda victoria consecutiva en un partido en el que los salmantinos fallaron un penalti a los tres minutos y jugaron con diez durante casi una hora. Álvaro Santamaría, con un doblete, y Diego Sánchez hicieron los goles del filial ante el conjunto del exrojiblanco Isma Cerro, que no tuvo su tarde. Al Guijuelo se le puso de cara el partido a los tres minutos. El visitante Kike Pina se abrió paso en el área en plena pugna con Trabanco, que apretó el forcejeo al ver perdida la posición. El chacinero se fue al suelo y el árbitro señaló el punto de penalti en medio de las protestas rojiblancas, que reclamaron falta anterior.

Pino ante Javi Izquierdo, que recuperó la titularidad en la portería rojiblanca en la semana en la que su compañero, Joel Jiménez, ha sido incluido entre los cien mejores sub-21 de España. El meta de los gijoneses aprovechó la oportunidad. Adivinó la intención del lanzador y despejó el tiro con las rodillas. Alivio en el rostro de Sergio Sánchez. El Sporting B pasó de estar contra las cuerdas, a confiar en ganar. No fue la primera parte un partido bonito de ver. Intenso y lleno de imprecisiones por ambos bandos, Mecerreyes y Lucas trataban de poner sentido a un conjunto rojiblanco que buscaba ser vertical después de cada recuperación. Encontró el gol al filo de la media hora, con Trabanco quitándose de encima el peso de haber cometido el penalti.

El gijonés, cómodo en el rol de carrilero, apuró la banda derecha para centrar raso en busca de Berto, que prolongó el envío con un práctico y estético taconazo. La cazó Álvaro Santamaría, su compañero en ataque, para fusilar a un inédito Salcedo. El partido se enmarañó entonces entre constantes pérdidas y protestas del lado visitante al colegiado cántabro Iglesias Gutiérrez, con amonestación primero a su entrenador, Chuchi Jorqués, y más tarde doble amarilla a Kike Pina. Dos tarjetas, las de la expulsión, vistas en la misma jugada. La roja, a diez minutos del descanso, dinamitó la capacidad de reacción del Guijuelo y puso en bandeja la victoria del lado rojiblanco. El filial apretó el acelerador nada más iniciarse la segunda parte, con otra acción decisiva en los compases iniciales.

El Sporting B amplió la ventaja a los dos minutos de la reanudación. Marcos Trabanco, percutor infatigable en el carril diestro, armó el disparo desde el balón del área. El balón se desvió tras filtrarse en un bosque de piernas hasta volver a caer a pies del más listo de la clase: Álvaro Santamaría. El gijonés hizo gala una vez más de su talento para aparecer donde cae la pelota y fusiló, por segunda vez, a Salcedo. Los salmantinos reclamaron fuera de juego y el enfado con el árbitro fue en aumento. Y cuando más de cara estaba el partido, con dos claras ocasiones más para Álvaro y Trabanco, los de Sergio Sánchez cometieron el error de darlo por hecho. Lolo Plá acortó diferencias mediada la segunda mitad y perdonó el empate dos minutos después en un mano a mano con Javi Izquierdo. La entrada de Koné por el bigoleador Álvaro despejó las dudas. Una veloz internada del costamarfileño puso en bandeja el tercero a Sergio Sánchez y dejó el partido visto para sentencia.

Compartir el artículo

stats