DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ante la final de Liga del Oviedo Bádminton: El enemigo estuvo dentro

Los hermanos Peñalver, que ganaron el el título en 2015 con el equipo carbayón, son ahora su principal obstáculo para levantar el trofeo

Sara Peñalver, a la izquierda, y Lorena Uslé

Sara Peñalver, a la izquierda, y Lorena Uslé Benjamín Pérez / CBO

El Club Bádminton Oviedo sale hoy en furgoneta rumbo a Madrid, donde cogerá un vuelo hacia Ibiza. Allí tratará de conquistar el segundo título de liga de su historia, defendiendo el 4-3 que logró en el encuentro de ida. En el camino se interponen dos viejos conocidos del club asturiano, los hermanos Peñalver, que se formaron en Oviedo y ahora son piezas esenciales de su rival, el Pitiús.

Quique Peñalver es ahora mismo el número dos del bádminton español, a poca distancia de Pablo Abián. Pero cuando era solo un crío, rondando los trece años, fue captado por el CBO para que se perfeccionase en el Centro de Alto Rendimiento de El Cristo. “Los técnicos vieron el potencial que tenía y hablaron con los padres para ofrecerles esa posibilidad. Al final decidimos que pasara también al club para que éste llegara donde no llegaba el Centro de Tecnificación, estar un poco más encima de él”, explica el director técnico del Bádminton Oviedo, César González.

Desde muy temprano empezó también la relación con la hermana pequeña de Quique, Sara. “Estaba dando sus primeros pasos en el bádminton y vimos que apuntaba maneras, era zurda, muy atlética, se le daba bien”, recuerda González. Así que la pequeña de los Peñalver, naturales de Motejón (Toledo), también se unió a los entrenamientos de perfeccionamiento en Oviedo. Tras haber crecido y evolucionado en Asturias, Quique y Sara estuvieron presentes en el título de liga que conquistó el CBO, logrado en 2015.

Poco después de aquel gran éxito, Quique Peñalver abandonó El Cristo para trasladarse al Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Unos años después siguió su camino Sara, aunque esta dejó el bádminton de alto nivel y ahora se limita a jugar la liga con el equipo ibicenco.

Contra los Peñalver y contra la presión que pueda ejercer el público de Ibiza tendrá que pelear el CBO en el choque decisivo por el título liguero, que tendrá lugar mañana a partir de las 17.30 en el Pavelló Insular Blancadona, con retransmisión de LaLiga Sports. “Yo los veo a ellos como favoritos, pero está igualado”, sentencia César González, prudente pese a que los ovetenses no conocen la derrota en lo que ha transcurrido de campeonato liguero. El club ha decidido que la plantilla viaje el viernes para tener toda la jornada del sábado para descansar antes de una de las jornadas más importantes de su historia.

Compartir el artículo

stats