Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Goleadora por obligación: los espectaculares números de Aida Palicio en el Liberbank Gijón de balonmano

La asturiana, máxima artillera de la Liga, considera que “en un deporte de equipo importa el trabajo de todos, no quien marque”

Aida Palicio lanza a portería con la oposición de Rocio Campigli. |

Aida Palicio lanza a portería con la oposición de Rocio Campigli. | Marcos León

La lateral del Liberbank Gijón Aida Palicio finalizó la temporada como la máxima goleadora de la Liga Iberdrola con 134 tantos, cinco más que la jugadora de La Salud Rebeca López y seis más que Paulina Pérez Buforn (Atlético Guardés). La ovetense asumió esa responsabilidad tras la lesión de su compañera Cecilia Cacheda, quien hasta ese momento estaba siendo la goleadora del equipo. Un cambio que no pudo ser más efectivo porque Aida se convirtió en la máxima artillera de la Liga Iberdrola, la División de Honor femenina.

La lateral no le da mayor importancia al hecho de haber quedado máxima goleadora. “Los goles llegan viendo el transcurso de los partidos, no es algo que puedas hablar. Las lesiones hicieron que todas nos tuviéramos que esforzar más y dar más de nosotras. Creo que quien marque los goles en un deporte de equipo no es lo más importante, lo más importante es el trabajo de todos en general”, manifiesta. Para Aida Palicio “la temporada fue atípica en varios sentidos y nos quedamos con las ganas de ver que hubiéramos podido hacer de no haber tenido tantas lesiones. La valoración es positiva porque, a pesar de las lesiones y de que hubo partidos que la plantilla se quedó corta, supimos sacar la temporada adelante y llegar a jugar en el grupo por el título. Es para estar contentas del trabajo que hemos hecho”.

La asturiana coincide con su entrenadora en que lo mejor de la temporada es “no solo habernos clasificado para luchar por el título, sino ver el sacrificio que hizo todo el mundo en el equipo, todo el mundo respondió. A pesar de las circunstancias acabamos el año con una victoria contra el Málaga y luchando hasta el final con el subcampeón de Liga”. Una Liga que para Aida Palicio “fue atípica al haberla dividida en dos grupos. Se vio que no estaban equiparados en cuanto a potencial. Para mí lo más sorprendente fue que a pesar de todos los parones que hubo que hacer por el covid-19 los equipos supimos todos responder y se pudo competir a buen nivel”.

Palicio reconoce que al final hubo más emoción en la zona baja que en la cabeza de la clasificación. “Este año el Bera Bera ha sido superior a los demás, hubo más emoción por la parte de abajo hasta la última jornada, en la que pasó lo más inesperado: que empatasen Lanzarote y Córdoba y acabara manteniéndose el Morvedre, que era el que a priori lo tenía más difícil”, señala.

La próxima temporada la Liga volverá a ser normal si el covid-19 no lo impide. Habrá un solo grupo, esta vez de 14 equipos, que jugarán todos contra todos y no divididos. Aida Palicio está segura de que el Liberbank Gijón “va a demostrar que somos un equipo muy luchador” y expresa un deseo: “que no tengamos tantas lesiones para poder seguir disfrutando en la cancha”.

Compartir el artículo

stats