Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Disturbios en el Celtic de Puerto-Real Juvencia: al menos seis coches de Policía en La Pixarra

Estaba en juego llegar a las semifinales del ascenso a Preferente y un jugador del equipo trubieco perdió los nervios

El vídeo que muestra los violentos disturbios en el Celtic de Puerto-Real Juvencia

El Celtic de Puerto-Real Juvencia tuvo que ser interrumpido por una tangana cuando el partido estaba cerca de acabarse, si bien, los incidentes no fueron a mayores y el partido pudo concluirse con victoria (1-0) para el Celtic. Eso sí, antes se congregaron en las instalaciones de La Pixarra, en Oviedo, al menos seis coches de la Policía Local y también efectivos de la Policía Nacional.

El partido pertenecía una de las eliminatorias por el ascenso de Primera Regional a Prefente. El ganador pasaba a semifinales, donde tres de los cuatro equipos clasificados lograrán el ascenso. Cuando corría el minuto 89, con el partido 1-0 a favor del Celtic, un suplente del Juvencia, que estaba calentando en la banda, comenzó a protestar de forma muy airada las pérdidas de tiempo del equipo rival, al que le interesaba llegar así al término del encuentro para seguir adelante en la lucha por el ascenso.

Las protestas fueron a más y el suplente del Juvencia llegó a empujar a un rival, comenzando así una trifulca que implicó a casi todos los jugadores que estaban sobre el terreno de juego. Los aficionados que estaban congregados en las gradas del campo de fútbol de La Pixarra, en Oviedo, donde estaban separados las seguidores de los dos equipos, nunca intervinieron en la trifulca. Lo que sí hicieron muchos de los presentes al ver que la situación se desmadraba fue avisar a la Policía. Al haber varios avisos seguidos, los agentes decidieron llamar a refuerzos, concentrándose en el campo al menos seis coches de la Policía Local y acudiendo posteriormente la Policía Nacional.

El colegiado del partido, Ozman Brahim, esperó a la llegada de los agentes para continuar con el encuentro, por lo que estuvo detenido alrededor de un cuarto de hora. Finalmente, el partido se acabó, con victoria del Celtic de Puerto, que seguirá adelante con la lucha por el ascenso a Preferente.

El presidente del Real Juvencia, José Antonio Galán, reconocía a LA NUEVA ESPAÑA que la culpa de los incidentes fue de su jugador, que "perdió los papeles" por la tensión del encuentro y aseguró que tomarán medidas: "No queremos dar esta imagen", añadía. Su homólogo en el Celtic de Puerto, Fernando Cárcaba, quiso quitar hierro al asunto: "Se calentó un poco la cosa, pero afortunadamente no fue a mayores".

Compartir el artículo

stats