Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Sierra Entrenador del Telecable Gijón

“El equipo rindió bien, pero faltó la guinda de lograr algún título”

“La intención del club es lograr la continuidad global de la plantilla y tal vez hacer algún retoque”

Fernando Sierra, en la pista de La Algodonera. | Juan Plaza

Fernando Sierra, en la pista de La Algodonera. | Juan Plaza

El Telecable Gijón cerró la temporada quedándose a la puerta de los tres títulos en juego. Cayó en semifinales en la Liga y en la Copa de Europa y en cuartos en la Copa de la Reina, en estos dos últimos casos eliminado por el que luego fue el campeón (Palau y Manlleu). Fernando Sierra (Oviedo, 1970), técnico de las gijonesas, pone buena nota al equipo y reconoce que “faltó poner la guinda con algún título”.

–¿Qué balance hace de la temporada?

–Este año ha sido muy difícil en todos los niveles por culpa de la pandemia, pero creo que acabamos con buena nota. El equipo rindió, jugó bien y conseguimos estar en la pomada en todas las competiciones. Quedamos segundos en la Liga regular y caímos en las semifinales de los play-off contra el Manlleu, que es otro de los candidatos a ganar. En la Copa de Europa perdimos en semifinales ante el Palau en su cancha. Y en la Copa de la Reina es cierto que caímos en cuartos, pero lo hicimos ante el que el final fue el campeón y en el partido más disputado de todos los que tuvo el Manlleu. Nos queda el haber logrado alguno de los tres títulos.

–¿Queda un mal sabor de boca por ello?

–No es una mala temporada, se trabajó bien y se rindió, lo que pasa es que te queda la sensación de que faltó poner la guinda con uno de los tres títulos. Jugamos bien, pero ¿qué nos ha faltado? Pues un pelín en cualquiera de las tres competiciones. Fueron partidos puntuales en los que no fuimos capaces de ganar y te deja esa sensación.

–¿La Liga ha sido la más dura y competida en años?

–Se nota el crecimiento. Cada vez hay más clubes que disputan todos los títulos. Hay un dato a destacar, somos el único club que ha disputado todas las ediciones de la Copa de Europa y eso es un reflejo de que solo clasificarse para la fase final ya es complejo.

–¿De cuál de los tres títulos lamenta más el desenlace final?

–Es complicado. Personalmente el que más ilusión me hubiera hecho es el de la Copa de la Reina porque era cerrar la temporada y se celebró en La Coruña, que para mí es una ciudad especial porque estudié allí y tengo muy buenas relaciones con la gente del Liceo. En cierta manera somos los dos clubes que mantenemos el hockey fuera de Cataluña. Además, para mí tiene el añadido de que es la pista en la que triunfó Andrés Caramés, un asturiano que es una de mis referencias. También me hubiera gustado poder brindarle un título a Rufino Ballesteros, que falleció hace poco, y que es la persona que logró el resurgir del hockey patines en Gijón.

–Palau i Plegamans ganó Liga y Copa de Europa y Manlleu la Copa de la Reina.

–Fueron los que se llevaron los títulos. Siempre están entre los candidatos. Palau dominó la Liga, están muy fuertes y creo que los que más cerca estuvimos de ganarles en su pista fuimos nosotros en la Copa de la Reina. Los dos son muy poderosos y seguro que la próxima temporada lo van a seguir siendo. Pero no serán los únicos porque Vilasana está haciendo una plantilla muy fuerte y a Cerdanyola les pasó un poco como a nosotros estuvieron peleando hasta el final. Voltregá también está ahí. Cada año es más complicado ganar títulos, pero a la vez hace más atractiva la competición.

–El club ya anunció alguna renovación. ¿La intención es contar con la mayor parte de la plantilla de este año?

–Estamos hablando con las jugadoras, aunque va todo un poco más lento que otros años por la acumulación de títulos en juego en el último tramo de la temporada, y no son momentos para centrarse más allá de la pista. En principio, la intención es la de lograr una continuidad prácticamente global, tal vez con algún retoque. Será una plantilla continuista porque estamos muy contentos con el trabajo realizado por las jugadoras. Además, tenemos gente con mucha capacidad de crecimiento todavía.

Compartir el artículo

stats