Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morata pone de oferta los tomates en Gijón tras su decisivo tanto a Croacia

“Si España gana se vende más”, dicen en la frutería con el nombre del goleador

Por la izquierda, David Cadenas y Lorena Alonso, ayer, ante su frutería en Gijón. | Ulises Arce

Por la izquierda, David Cadenas y Lorena Alonso, ayer, ante su frutería en Gijón. | Ulises Arce

Los goles de Morata se traducen en ofertas, las de la frutería gijonesa con el nombre del delantero de España. Su decisivo tanto ante Croacia se convirtió ayer en la oportunidad de hacerse con dos kilos de tomate en rama por dos euros. “Cuando España gana se nota alegría en la calle, en la clientela, y en definitiva, se vende más”, explica Lorena Alonso, propietaria del negocio que regenta junto a su marido, Luis Cadenas, y su hijo, David. La reivindicación del atacante es también la de este establecimiento situado en la avenida de Gaspar García Laviana que cumple hoy su décimo día abierto.

Rojos como la camiseta de España, los tomates acaparan el escaparate de la frutería Morata el día después de que el combinado nacional lograra su pase a cuartos de final de la Eurocopa. “Teníamos pensado hacer ofertas especiales y hay que cumplir”, señala Lorena Alonso solicitando a David Cadenas que le eche una mano para colocar el cartel, echo a mano, como los de toda la vida. “Seguimos el partido de España por la radio y las referencias a Morata de la clientela fueron continuas. Al inicio, en la línea de: ‘¡madre mía!, otra vez que no marca’; ‘con este chaval no hay manera’. Al final, ya en otro plan: ‘¡por fin!; ‘¡menos mal!, ¡ya era hora!”, detalla la dueña del negocio.

Lorena confiesa que no es nada futbolera, pero “sí sigo todos los partidos de España, me gusta cuando juega la selección”. Y eso que no oculta que, hasta hace unos días, no sabía bien quién era Álvaro Morata. “Se lo expliqué yo un poco rápidamente y le mostré fotos”, interviene David, uno de sus tres hijos, para poner en antecedentes a su madre en el momento en el que se hicieron cargo de la que es ya la cuarta frutería que posee esta familia entre Gijón y Oviedo. Heredaron el nombre y dudaron en mantenerlo. La evolución de los acontecimientos les ha llevado a clavar aquello de “Morata y diez más” pronunciado por Luis Enrique hace unos días. “Tras nueve días, ni nos planteamos que el negocio pueda llamarse de una manera distinta. Morata ha venido para quedarse, como en la selección”, aseguran.

La presencia de Luis Enrique al frente del combinado nacional también está haciendo que Gijón viva de manera especial la Eurocopa. “Es la primera vez que estando en el negocio veo a gente pasar viendo un partido de fútbol en el móvil. Creo que el seguimiento está siendo mayor que en otras ocasiones”, valora Lorena Alonso, cómplice del carrusel de emociones del encuentro ante los croatas, compartido desde el mostrador. “En unos minutos pasamos de la euforia a la tristeza por el empate. Y ahí estuvo Morata, no fue un gol cualquiera”, remata sobre el cuarto y decisivo tanto, en la prórroga, del atacante madrileño antes del definitivo de Oyarzabal (5-3).

No hay ninguna búsqueda de fama a costa del delantero de España por parte de esta familia asturiana, aseguran. Todo ha sido, como explican, fruto de la casualidad. “Desconocemos la razón de que el anterior propietario llamase así a la frutería, sólo tenemos constancia de que el negocio llevaba unos tres meses cerrado. En los anteriores locales que regentamos también solemos mantener su nombre anterior. Aquí hemos tenido la suerte que, entre unas cosas y otras, en estos primeros días hemos visto crecer las ventas poco a poco”, explican.

El optimismo en lo empresarial también se traduce a la hora de analizar el futuro inmediato de España en la Eurocopa. “Nos viene mejor cruzarnos con Suiza que con Francia. Nosotros, al menos, eso también lo celebramos. Junto al gol de Morata, ¡claro!”, concluye David Cadenas.

Compartir el artículo

stats