Tras pasar por el Lealtad, el juvenil del Oviedo, el Langreo, el Barakaldo y el Unionistas de Salamanca, Hernán Pérez da un salto más en su carrera como entrenador tras ser confirmado como nuevo encargado del juvenil A del Real Madrid. Hoy tuvo su primera toma de contacto con los chavales de la cantera blanca, donde destaca el hijo de Santi Cañizares, Lucas. El ovetense ha mostrado su agradecimiento e ilusión por ser parte de un proyecto como el de la cantera madridista.