El Belenos dice adiós a uno de sus pilares. Gonzalo “Buitre” Padró, jugador y entrenador del club avilesino, anunció ayer su despedida y su retirada del mundo del rugby tras más de veinte años como profesional. El argentino quiere continuar con nuevos proyectos y encontrar estabilidad en su vida, por lo que ha optado por dejar este deporte que durante años ha sido su “prioridad principal”. “Aunque los jugadores de rugby nunca lo dejamos del todo, es el momento de cambiar de prioridad y buscar un sitio fijo en el que instalarme”, confiesa Padró, que reconoce ser un enamorado del sur de España, especialmente de ciudades como Sevilla. “Estoy un poco emocionado por la despedida. Han sido dos años muy buenos, la ciudad y el club me adoptaron y no pudieron tratarme mejor”, comenta el argentino, que quiso decir adiós con una carta que se reproduce a la derecha.

“Mi premio más grande como jugador del Belenos fue haber podido jugar los play-off de División de Honor B. Cuando el presidente, Felipe Blanco, me contrató vine a entrenar y jugar un equipo de Regional. Nos dieron la plaza para jugar en División de Honor B y desde ahí todo ha ido hacia arriba. Ver este crecimiento en tan poco tiempo es lo que más me ha impresionado de mi paso por aquí”, reconoce Padró, que en tan solo dos años ha logrado convertirse en historia del club.

Esta noticia no ha pillado por sorpresa al presidente del equipo, Felipe Blanco, que reconoce que apoya a su ya exjugador en todas las decisiones que tome, aunque hubiese preferido seguir viéndolo en el club: “Tenemos una gran relación, de amistad, y hace tiempo ya me contó que estaba pensando en darle un giro a su vida. Nosotros solo podíamos ofrecerle un contrato de seis meses y él quiere más estabilidad. Ahora empieza una nueva etapa y para todo lo que necesite tiene mi apoyo”.

Uno de los problemas que se le avecina al Belenos es el de encontrar un sustituto a la altura de Padró, aunque el teléfono del presidente “no para de sonar” con ofrecimientos. A pesar de esto, Blanco ya tiene un nombre en mente. “Lo más complicado es sustituir al Padró jugador. Estos días son de reuniones intensas, yo tengo una idea sobre quién puede ser el recambio y estamos esperando a ver si se puede dar”, explica.