Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

El basket, más que un juego en Cangas: así funciona el campus del OCB

“Aporta mucho deportivamente, pero lo mejor son los amigos”, dicen en el campus del Suroccidente

Un ejercicio de dos jugadoras en  Cangas del Narcea. | OCB

Un ejercicio de dos jugadoras en Cangas del Narcea. | OCB

Disfrutar de su deporte favorito, el baloncesto, con amigos y en un ambiente divertido es lo que buscan los participantes del campus de verano que organiza el Oviedo Club de Baloncesto. Durante las dos últimas semanas, 75 jugadores de entre 8 y 18 años han disfrutado del deporte intenso y de la convivencia en Cangas del Narcea. El hilo conductor de este campamento de verano, que se alargará la semana que viene en Luarca, es el baloncesto, pero su éxito entre los jugadores de la cantera radica en el equilibrio que consigue entre la dedicación a los entrenamientos y disponer de tiempo libre.

Jugadores del campus durante un entrenamiento. |

Precisamente los momentos de ocio y de disfrute con los compañeros son lo que más valoran los participantes de todas las edades.

“Lo mejor son los amigos, las veladas de noche y también los entrenamientos, que nos aportan mucha técnica de tiro y mejorar el ataque uno contra uno. Yo noté mucho la mejoría”, apunta Buzu Golpe, que es el tercer año que asiste y se desplaza desde Galicia, del club de Culleredo. Para su compañero de categoría Carlos González, de Gijón, es el segundo año: “Aporta mucho a nivel deportivo, porque se entrena muy bien y se nota al inicio de temporada”.

Varios años lleva repitiendo la experiencia también Alba Rodríguez, de Oviedo, que destaca las excursiones que realizan durante la semana del campus, pero sobre todo “los entrenamientos, porque me gusta mucho el baloncesto”.

Animados por sus amigos y compañeros de equipo en el Oviedo, se estrenaron este año Julia de la Fuente y Xurde Álvarez, que destacan la “la buena convivencia que hay entre los participantes y con los monitores y entrenadores”.

Conseguir que los jóvenes deportistas lo pasen bien y disfruten es uno de los principales objetivos de los organizadores del campus, que cumple 16 ediciones. No obstante, generar hábitos saludables entre los jugadores también es importante. “Todo no puede ser baloncesto, pero sí queremos inculcarles esos hábitos y rutinas deportivas saludables: cuidar la alimentación, del descanso y la importancia de realizar trabajo previo al entrenamiento de calentamiento y el de después, con estiramientos”, explica el director del campus, Fernando García “Ferdi”.

Compartir el artículo

stats