Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las claves del reto de Pablo Carreño, desde Asturias: “Una medalla en los Juegos es muy importante”

El asturiano, decidido a superar el golpe de la derrota frente a Khachanov

Pablo Carreño.

Pablo Carreño. Reuters

En poco más de una hora, a Pablo Carreño se le escapó entre las manos la gran oportunidad de disputar una final olímpica. Se la arrebató Karen Khachanov, número 25 del ranking mundial, que sacó de la pista del complejo de Ariake al gijonés. Así que Carreño intentó hacerse a la idea de que tenía que recuperarse para luchar hoy por la medalla de bronce. “Esta derrota no puede costarme la de mañana”, declaró pocos minutos después de disputar el último punto (6-3 y 6-3). Lo que no sabía es que ese partido por el tercer puesto del podio (a las 8 de la mañana, hora española) tendrá que disputarlo con Novak Djokovic, derrotado por el alemán Alexander Zverev por 1-6, 6-3 y 6-1.

Djokovic, un reto de bronce para Carreño

“Cualquiera de los dos hubiera sido muy complicado”, declaró Carreño a LA NUEVA ESPAÑA cuatro horas después de su partido de semifinales, centrado ya en recuperarse para el reto de hoy. “Si Djokovic ha perdido es porque Zverev está jugando muy bien. Está claro que Novak es el número 1 del mundo y el más complicado de ganar, pero hay que ver también cómo encaja esta derrota y estar ahí todo el partido, esperando que en algún momento baje un poco”.

Así que Carreño garantiza está fuerte mentalmente y que dará guerra a Djokovic: “Si me vengo abajo y doy por finalizado el torneo está claro que perderé. Una medalla, un bronce en los Juegos Olímpicos es algo muy importante, así que tengo que intentar recuperarme y salir a por todas”.

También lo hizo ayer, pero se encontró con un rival inspirado, como reconoció poco después del partido: “Creo que Khachanov ha hecho un partido muy bueno, ha jugado desde el principio al final muy agresivo, con mucho acierto. He estado muy incómodo, me ha costado bastante seguirle el ritmo. Se ha basado mucho en el saque. De primeras pegaba muy duro, cogía la iniciativa. Salvo en el segundo set, que he tenido alguna opción de ponerme por delante, la verdad es que ha sido muy superior”.

El número 11 del mundo sí considera que hubo un momento clave, que pudo cambiar el rumbo de la semifinal a su favor. En el segundo set, con empate a dos y servicio de Khachanov dispuso de una bola de rotura, que estuvo a punto de lograr con un golpe que se estrelló en la cinta y cayó de su lado: “He tenido la oportunidad de ponerme por delante en el segundo set, pero esa bola no ha querido pasar”.

De todas formas, Carreño no buscó excusas de ningún tipo: “Me encontraba bien, un poco más cansado que el jueves, pero físicamente no tenía ninguna molestia. Está claro que vengo de unas semanas con muchos partidos, aquí en Tokio ha habido mucho desgaste físico y mental. He jugado partidos muy duros, con mucho calor, mucha humedad, en condiciones difíciles, y en semifinales ya estaba un poco justo, pero sin más”.

Ahora el reto para Pablo Carreño, más que recuperarse físicamente, es medirse a un rival que no le ha dado opción en sus enfrentamientos anteriores. El balance oficial es de 4-1 para Djokovic, pero con asterisco, ya que la única victoria de Carreño llegó por la descalificación del serbio en el Abierto de Estados Unidos de 2020, por golpear con una bola a una juez de línea, frustrado después de que el gijonés le rompiera el servicio y se dispusiera a servir para ganar el primer set.

Curiosamente, solo una de las cuatro victorias de Djokovic sobre Carreño llegaron en pistas de tierra batida: dos de ellas en el Masters 1000 de Montecarlo (6-0 y 6-1 en 2014 y 6-2, 4-6 y 6-4 en 2017) y otra Roland Garros 2020, por 4-6, 6-2, 6-3 y 6-4. El cuarto triunfo del serbio llegó en el Masters 1000 de Cincinnati 2019, por 6-3 y 6-4, en pista rápida, la misma en la que se encontrarán hoy en Tokio.

En toco caso, pase lo que pase, Carreño da por buena la experiencia que está viviendo en Tokio: “Venir a los Juegos era un sueño, una fecha marcada en el calendario. Si me dicen al principio del torneo que iba a llegar a semis lo hubiera firmado. Pero una vez que estás aquí está claro que quieres la medalla. Así que voy a intentar disfrutar del partido y darlo todo para llevarme el bronce”.

Compartir el artículo

stats