Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Raúl Entrerríos, orgulloso tras meterse en las semifinales olímpicas de balonmano: “Este equipo nunca baja los brazos"

El gijonés alarga dos partidos su carrera con la selección española y luchará por las medallas tras remontar a Suecia

Dos defensas suecos intentan frenar a Raúl Entrerríos.

Dos defensas suecos intentan frenar a Raúl Entrerríos. Susana Vera / Reuters

España 34 - Suecia 33


España: Corrales; Aleix Gómez (8, 5p), Gurbindo (2), Sarmiento (4), Raúl Entrerríos (5), Ángel Fernández (2) y Aginagalde –equipo inicial– Pérez de Varas, Maqueda (1), Alex Dujshebaev (5), Figueras (4), Antonio García (2), Gedeón Guardiola y Sánchez-Migallón (1)

Suecia: Palicka (1); Ekberg (2), Lagergren (2), Darj (1), Carlsbogard (3), Gottfridsson (5) y Wanne (10, 4p) –equipo inicial– Aggefors, Daniel Pettersson, Fredric Pettersson (6), Claar (3), Pellas, Sandell y Lindskog.

Marcador cada 5 minutos: 4-2, 6-5, 9-9, 13-14, 15-17 y 18-20 (descanso) 19-21, 23-25, 25-28, 29-29, 32-30 y 34-33 (final)

Árbitro: Schulze y Tonnies (Alemania). 

Estadio Nacional Yoyogi: Cuartos de final del torneo masculino de balonmano.

Durante muchos minutos, Raúl Entrerríos corrió el riesgo de estar viviendo su último baile con la selección española. Suecia dominaba en el marcador y en el juego, desesperando a los “Hispanos”. Pero el gijonés y sus compañeros sacaron su mejor juego y su garra competitiva, completaron la remontada y se metieron en semifinales del torneo olímpico, como hace trece años en Pekín, cuando Raúl y su hermano volvieron con la medalla de bronce.

“Se ha demostrado que este equipo nunca baja los brazos”, declaró Entrerríos a LA NUEVA ESPAÑA con la satisfacción de haber asegurado dos partidos más a su impresionante carrera. Mañana (14 horas) le espera la gran favorita, Dinamarca, y el sábado la final o el partido por el bronce. “Estamos donde queríamos, luchando por las medallas. Afrontaremos los partidos con la misma idea, como auténticas finales”. El capitán de los Hispanos tiene clara la clave de la remontada frente a los suecos.

“Hemos tenido confianza en nuestro trabajo. Se nos puso el partido cuesta arriba frente a un equipo que juega muy organizado”, añadió Raúl. “Tuvimos que ir paso a paso, intentando ganar cada duelo, tanto en ataque como en defensa. Se ha visto una vez más la persistencia que hemos demostrado durante todo el torneo. Luchamos por cada balón y hemos sabido jugar bien en esos momentos en los que tuvimos nuestras opciones”.

El más difícil todavía llega en las semifinales porque “Dinamarca es la mayor favorita, la vigente campeona del mundo. Han demostrado una solidez muy importante en todas las facetas del juego. Es una selección muy equilibrada, que sabe jugar en equipo, que es lo que les hace más poderosos”.

Asegura que se encuentra bien físicamente, a pesar de que “están siendo unos Juegos muy exigentes porque desde el primer día hemos tenido partidos muy duros, contra equipos que tienen más kilos que nosotros. Nuestra baza es que el seleccionador usa a todos los jugadores”.

Compartir el artículo

stats