Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Saha se reivindica

“La gente no se fija en lo que ayudo al equipo”, dice el senegalés, autor del tanto ante el Avilés

Saha salta para despejar de cabeza en un córner en el Llanera-Avilés. | F. R.

Saha salta para despejar de cabeza en un córner en el Llanera-Avilés. | F. R.

En sus dos temporadas en Segunda B, Saha no pudo pasar de los cuatro goles en total, pese a que este espigado (1,95) delantero senegalés venía precedido por cierta fama de rematador en su paso por Tercera, en el Gijón Industrial, Siero y Lealtad. Ahora, cuando estrena equipo con el Llanera, y categoría, la Segunda RFEF, Cheikh Mboup Saha (Senegal, 2-10-1992) ya ha alcanzado la mitad de su producción en solo dos jornadas. El domingo, además, su gol al Avilés le dio al equipo del Pepe Quimarán el primer punto de la temporada.

“Lo único que mira la gente es que marqué dos goles en cada una de mis temporadas en Segunda B, pero no se fijan en el trabajo que hice, en lo que ayudé al equipo”, se lamenta Saha al analizar sus experiencias en la desaparecida categoría, en las temporadas 2019-20 (Marino) y 2020-21 (Lealtad). José Luis Rodríguez, entrenador del Llanera, sí valoró esas virtudes y no dudó en incorporarlo a la plantilla: “El míster me pide que compita, que aguante el balón o lo prolongue. Y, sobre todo, que esté en el área”.

Allí estaba el domingo para marcar el gol del empate frente al Avilés: “Hubo un rechace del portero y solo tuve que empujarla”. Saha reconoce que las características del Pepe Quimarán le pueden venir bien, pero él no lo tiene tan claro: “En este campo puede pasar cualquier cosa. Meter goles es más difícil de lo que piensa la gente”.

El ariete senegalés cree que el Llanera tiene equipo “para hacer una buena temporada”, sin concretar los objetivos. Eso sí, reconoce que tendrán que corregir un defecto que resultó evidente en los dos primeros partidos: “Tanto en Navalcarnero como el domingo, en los primeros minutos no sabíamos donde estábamos. Pero después empezamos a presionar arriba y no les dejamos jugar. Eso es lo que tenemos que hacer siempre”.

Compartir el artículo

stats