Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“El guajón” dice adiós: Scola, que se dio a conocer en el Gijón Baloncesto, se retira

"Vi unos vídeos y pensé que nos podía ayudar a pesar de que era muy joven”, recuerda Moncho López, entrenador que apostó por él cuando tenía 17 años

Scola, macha el aro en un encuentro ante el Lobos Cantabria

Scola, macha el aro en un encuentro ante el Lobos Cantabria Á. G.

Luis Scola anunció el lunes que dejaba el baloncesto tras 23 años en la élite mundial de este deporte. Una brillante carrera que empezó en Gijón en el año 1998 cuando llegó a lo que entonces era el Cabitel Gijón Baloncesto y que militaba en la LEB Oro. Scola había sido fichado esa temporada por el todopoderoso Tau Vitoria cuando apenas contaba con 17 años y los responsables del conjunto vitoriano consideraron que lo mejor era que se foguease en otro equipo. Y el elegido fue el gijonés.

Scola, ante Pau Gasol en un partido de la NBA

Scola aterrizó en Gijón para ponerse a las órdenes de Moncho López, quien fue el que acabó de pulir lo que era un diamante en bruto. Rápidamente se adaptó al equipo y a la ciudad y se metió a la afición en el bolsillo. Al poco tiempo, Scola ya era “el guajón” para los seguidores del equipo. Aquella temporada (1998-99), el Cabitel Gijón Baloncesto logró el ascenso a la ACB.

Scola levanta la Copa del Rey con el Tau Vitoria

Scola levanta la Copa del Rey con el Tau Vitoria Agencias

Monchó López, hoy entrenador del Oporto, recuerda que “el Tau quería cederlo a un equipo de EBA, pero yo vi unos vídeos y pensé que nos podía ayudar a pesar de que era muy joven”. Y lo hizo de tal manera que fue clave en el ascenso. Moncho López decidió arriesgar de nuevo y contar con él en la ACB y convenció a Querejeta, presidente del club vitoriano, para que le cediese otra temporada más. Scola se convirtió en una pieza clave a la hora de lograr la permanencia de los gijoneses en la máxima categoría del baloncesto nacional. Temporada en la que Scola fue elegido como el mejor debutante en la ACB.

Scola, en su etapa en el Cabitel Gijón obstaculiza al jugador del Girona Eric Johnson

Scola, en su etapa en el Cabitel Gijón obstaculiza al jugador del Girona Eric Johnson Á. G.

El técnico gallego recuerda y agradece la llamada de felicitación que recibió de Scola cuando fue nombrado seleccionador nacional. “Lo recuerdo como un chico muy noble y muy maduro para su edad. El basket era su vida y a la vista está de la carrera que ha hecho, pero ya tenía otras inquietudes”, señala, “entrenaba siempre bien y conectaba con todo el mundo”.

Tras su segundo año en Gijón, el equipo vitoriano lo reclamó para sus filas. Allí permaneció durante siete temporadas en las que logró una Liga, tres Copas y tres Supercopas. Su buen hacer llamó la atención de la NBA y fichó por los Houston Rockets en el año 2007. Con Houston jugó cinco temporadas para irse luego una temporada a los Phoenix Suns, dos a Indiana, otra a Toronto y una última a Brooklyn. En total, nueve temporadas en la mejor Liga del mundo en las que disputó 791 partidos, anotó 9.291 puntos y capturó 5.146 rebotes. Tras su paso por la NBA, Scola jugó en el Sanxi Zhongyu, Shangai Sharks, Olimpia Milán y Pallacanestro Varese, donde decidió poner fin a su carrera deportiva.

En su palmarés están numerosos premios individuales, como la elección como mejor jugador de la ACB en las temporadas 2005 y 2007, máximo anotador del Campeonato del Mundo de 2010 y máximo anotador histórico del campeonato Sudamericano. Como jugador de la selección argentina ha participado en cinco Juegos Olímpicos en los que logró una medalla de oro (Atenas 2004) y una de bronce (Pekín 2008) y en otros cinco Campeonatos de Mundo en los que se colgó dos medallas de plata (2002 y 2019).

Compartir el artículo

stats