Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Líder de la sensatez: Sietes y Pablo Lago analizan el éxito de la Ponferradina

Los asturianos del conjunto berciano, que cuenta con solo dos personas en la secretaría técnica, explican las claves: “Aquí todos hacemos de todo”

Sietes, Paris y Pablo Lago.

Sietes, Paris y Pablo Lago. LNE

Mientras los clubes engordan sus estructuras, cada vez más personal, cada vez más manos y más ojos para las mismas funciones, la Ponferradina avanza a contracorriente. Lo hace con lo justo, con elevadas dosis de humildad y más aún de sentido común. “Aquí todos hacemos de todo”, dice Sietes, uno de los dos integrantes de la secretaría técnica. Porque por no tener, en la Ponfe no hay ni director deportivo. “Se trata de exprimir tus recursos”, le apoya Pablo Lago, segundo técnico. Y la fórmula funciona. Tanto que el conjunto del Bierzo es el líder de Segunda División.

Ellos, José Manuel Suárez “Sietes” (Sietes, Villaviciosa, 1974), que despuntó en el Oviedo antes de jugar en el Valencia o el Racing, y Pablo Lago (Vegadeo, 1974), exjugador de Oviedo B y Sporting entre muchos, aportan la cuota asturiana al éxito más sorprendente del fútbol profesional nacional. Pero, por si no había quedado clara la fórmula, Sietes se encarga de subrayarla: “Llevamos 15 puntos; quedan 35”. Los 50, la salvación, son el único objetivo de los del Bierzo.

Todo en Ponferrada, que en 2022 celebrará el centenario de su club, sigue un cauce lógico. “Tenemos el mismo tope salarial que el año pasado más unos 200.000 euros por acabar octavos”, cuenta Sietes. El año pasado, con 4.4 millones, tenía el límite más bajo de Segunda. Así que el objetivo, seguir en el fútbol profesional, se mantiene. La estrategia es tan precavida que ni siquiera han gastado ni un euro del dinero de LaLiga Impulso. 

Yuri celebra un gol con la Ponferradina. SDP

Sietes es el adjunto de la secretaría técnica que lidera Tomás Nistal, una institución en el club. A él le corresponde el filtrado de jugadores, las negociaciones y las elecciones finales. Lo hace en consenso con Nistal y Bolo. Un trabajo en equipo. 

“No es sencillo. Peleamos por jugadores con equipos con más presupuesto e, incluso ofreciendo más dinero, los hay que prefieren otros destinos. Pero aquí somos claros: ofrecemos un proyecto. Y queremos futbolistas con hambre”, defiende Sietes, que elige la negociación más esforzada: “Amir (portero iraní que procede del Marítimo portugués). Tenía ofertas superiores económicamente pero hablamos todos con él y lo convencimos”. 

Mientras Sietes cumple sus horas de oficina con el seguimiento de diferentes ligas, jugadores interesantes para el futuro, Pablo Lago comparte trabajo a pie de campo en los entrenamientos con sesiones de video: es el encargado de analizar al rival de cada semana. En la actual, estudia a Las Palmas. “El club funciona con sentido común y los resultados están acompañando. La clave es el trabajo de los jugadores. Han llegado muchos nuevos, todos jóvenes y la adaptación ha sido ideal. Tienen ilusión y hambre. Así es más fácil”, comenta el de Vegadeo.

Además de la sangre asturiana, para Sietes y Lago hay otro nexo: Jon Pérez Bolo. El entrenador y, para muchos, el gran artífice del éxito berciano. Él fue el causante hace dos temporadas de que ambos llegaran a El Toralín. “Tenía la opción de irme a Bolivia con Javier Recio (exdirector deportivo del Mallorca), pero la propuesta de Bolo me convenció. Estoy muy contento”, dice Sietes. A Lago, la oferta le hizo cambiar su rol. De primer entrenador (Luarca, Langreo, Caudal, Avilés…) a asistente. “Había coincidido con Bolo en el Rayo y el Numancia y manteníamos una buena relación. No me lo pensé. Cambian algunas cosas de ser entrenador principal a segundo, pero la esencia es la misma. Y era la oportunidad de estar en el fútbol profesional”, cuenta.

Apuesta por los asturianos. Otro punto en común en ambos: los dos ven a Oviedo y Sporting para estar peleando por los primeros puestos. “El Oviedo se ha reforzado muy bien en posiciones que necesitaba. Tiene plantilla para estar en la parte alta de la clasificación”, apuesta Sietes. Lago le secunda: “Ha dado un paso adelante con los fichajes. Para mí tiene mejor plantilla que el año pasado. Le veo luchando por todo”. 

Sobre el Sporting, Sietes tampoco tiene dudas: “Cuenta con jugadores contrastados en Segunda, con calidad, ha fichado a Villalba, un gran futbolista, y tiene al mejor portero de Segunda División, Mariño”. Para el segundo entrenador berciano, “ha fichado muy bien, ha logrado que aumente la competencia en el equipo y tiene muy buena pinta”. 

A Sietes, como experto ojeador, se le pide una apuesta: ¿A quién ficharía de los dos equipos si se pusiera a tiro? El de Villaviciosa dispara: “Del Oviedo, a Borja Sánchez. Del Sporting, a Pedro Díaz”. Para que no decaiga la apuesta asturiana por el talento.

Compartir el artículo

stats