Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | Segunda RFEF

Seis años después, el Avilés quiere brillar lejos de Asturias

El equipo avilesino vuelve a Galicia, donde jugó su último partido de Liga regular en agosto de 2015

Jairo disputa un balón durante el Compostela-Avilés, con Álex Arias y Gerardo a la izquierda. | LOF

Seis años, 2.311 días después, el Real Avilés Industrial volverá a jugar un partido de Liga regular fuera de Asturias. Será en Galicia, como en aquel lejano 17 de mayo de 2015, cuando una derrota en el estadio San Lázaro de Santiago de Compostela lo condenó a disputar una promoción de permanencia que le acabaría llevando a una larga travesía por Tercera División. Ahora, revitalizado en la nueva Segunda RFEF, viajará el sábado a Vigo para visitar al colista del grupo, el Coruxo. “Este Avilés es muy diferente”, advierte el guardameta Davo Armengol, el único superviviente de aquella plantilla de la temporada 2014-15.

La caída a los infiernos del Avilés fue tan rápida como inesperada. Una temporada antes del descenso, el equipo dirigido por Yosu Uribe estuvo a dos pasos del ascenso a Segunda, frustrado por una derrota en el campo del Llagostera (3-0) que anuló el prometedor 2-0 del Suárez Puerta. Pocos meses después todo cambió, con tanto movimiento en los despachos (cambios en la gestión) como en el banquillo (Yosu Uribe fue sustituido por Ismael Díaz Galán y éste por Barla).

Pese a todo, el Avilés llegó a aquella última jornada en Compostela dependiendo de sí mismo para evitar el play-off. Pero la dinámica no cambió y la derrota frente al equipo gallego (3-1) condujo a lo inevitable. Porque en la ida de la primera de las dos eliminatorias que debía pasar para mantenerse en Segunda B, el Eldense asaltó el Suárez Puerta con un 1-4 irrecuperable en la vuelta, aunque al menos el Avilés se despidió con una victoria (2-3).

Durante esta travesía por el desierto, el Avilés jugó un partido fuera de Asturias, en la primera eliminatoria de la Copa del Rey de la temporada 2017-18, cuando le tocó visitar en Las Gaunas a la Unión Deportiva Logroñés el 30 de agosto de 2017. La victoria riojana por 4-0 fue todo un síntoma de un equipo que ya incluso empezaba a manejarse con ciertos problemas por la Tercera División.

Davo Armengol, que ahora disfruta como titular de la nueva realidad del club y del equipo, prefiere olvidar aquellos malos momentos colectivos e individuales. Porque tras ser titular en la temporada del casi ascenso, apenas jugó cinco partidos en la 2014-15: “El club firmó a Alejandro, en el que Yosu tenía mucha confianza, lo hizo bien y no tuve muchas oportunidades”. Pero, más que lo que ocurrió en el campo, a Davo le dolió la inestabilidad de la entidad: “Se marchó GolPlus, con el que estuvimos muy a gusto y al final acabó gestionando el club Clarkson, de una forma muy particular”.

“Ahora ha cambiado todo radicalmente”, enfatiza Davo, refiriéndose a Diego Baeza y su equipo de trabajo: “En el año que llevan de gestión han hecho muchas cosas bien, logrando cambiar la opinión que tiene todo el mundo del club”. Entre otras cosas lo deportivo: “Tenemos una plantilla compensada, con 23 futbolistas que pueden jugar en cualquier momento”. Se nota en los resultados, con el equipo invicto tras tres jornadas, y esperan ratificarlo en este primer desplazamiento después fuera de Asturias después de seis años. Enfrente estará el Coruxo, colista, pero Davo avisa: “Tiene experiencia en Segunda B y nos lo pondrá muy difícil”.

Compartir el artículo

stats