Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calor para el Caudal

El club mierense facilita la entrada de aficionados al Hermanos Antuña, hoy, frente al Colunga

Nacho Cabo, entrenador del Caudal. | Irma Collín

La octava jornada de la Tercera RFEF llega entre semana y con un partido marcado en rojo, el del Hermanos Antuña, porque la directiva del Caudal quiere convertir la visita del Colunga en una fiesta de apoyo al equipo. “Los jugadores están un poco bajos de moral y necesitamos una comunión con nuestra afición”, destaca el presidente caudalista, Luis María García, que ha dispuesto dos medidas para animar las gradas: cada socio podrá entrar con tres acompañantes y los niños de la cantera, con sus padres.

El Caudal, señalado como principal favorito a comienzo de temporada, es decimotercero, con solo una victoria, cuatro empates y dos derrotas en siete partidos. Por eso, la directiva invita a la movilización, como recalca García: “El primer objetivo es que la gente, en vez de recibir al equipo con silbidos, lo haga con aplausos. Es el primer paso para la recuperación, que tiene que llegar porque los resultados no están siendo acordes con el juego del equipo”.

Luis María García asegura que no tiene ninguna duda sobre la continuidad del entrenador, Nacho Cabo, y que lo único que le ha faltado al equipo en varios partidos es el gol. El presidente también atribuye la situación al calendario: “Hemos jugado contra el Vetusta, al que ganamos, el Sporting B, el Llanes y L’Entregu, que me parece que esta temporada tiene un gran equipo”.

Nacho Cabo transmite la misma seguridad que su presidente: “Siempre estás más a gusto cuando se gana, pero no tengo ninguna duda de que los resultados llegarán. Yo no veo mal al equipo”. Agradece la medida del club para animar el ambiente en el Hermanos Antuña, pero precisa que “desde que llegué he visto que la afición apoya cada acción positiva del equipo. Lógicamente, si no damos el espectáculo que espera pueden llegar las críticas”. Cabo cree que hoy puede cambiar la dinámica frente a un Colunga al que define como “un equipo muy respetable, dirigido por gente muy humilde y muy sensata”.

En el banquillo visitante estará Julio Arniella, también apurado en la tabla, penúltimo con cuatro puntos: “Tuvimos un inicio de Liga un poco irregular y nos penalizaron nuestros errores”. En todo caso, Arniella recuerda que el objetivo del Colunga “es la permanencia”, más complicado que nunca esta temporada por el número de descensos, condicionado por los arrastres de Segunda RFEF: “Ahora mismo ya vemos que hay tres asturianos en zona de descenso”.

Tampoco la presencia del Caudal en la zona media-baja beneficia a equipos modestos: “Tiene una gran plantilla y en algún momento va a reaccionar. Lo mismo se puede decir del Lealtad, con el que nadie contaba que estuviese ahí a estas alturas”. En todo caso, Arniella cuenta hoy con los 18 jugadores de la plantilla para intentar alargar una jornada más la crisis caudalista.

Compartir el artículo

stats