Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sebastián Álvaro sigue en el filo

“Aún quedan muchas cosas por explorar en nuestro planeta”, dice el veterano periodista, que cerró la Semana de Montaña de Gijón

Sebastián Álvaro, con ejemplares de su libro. | Fernando Rodríguez

Sebastián Álvaro es de sobra conocido en el mundo no solo de la montaña, sino de las aventuras en la naturaleza en general. Durante 26 años dirigió el programa de Televisión Española “Al filo de lo imposible”, con el que realizó 350 documentales y participó en doscientas expediciones desde el Himalaya a los polos. Él fue el encargado de cerrar ayer la 43.ª Semana de Montaña de Gijón.

Sebastián presentó su último libro: “1924. Everest, el enigma de Irvine y Mallory”. El periodista tiene una teoría sobre si ellos fueron los primeros en alcanzar la cima del Everest y no Edmund Hillary, “una teoría que he desarrollado en 360 páginas”. Un libro que define como “de los más mestizos que tengo” y que considera que “es un intento de mostrar al lector el mundo físico, geográfico y mental en el que se desarrolló la exploración heroica a finales del siglo XIX y principios del XX, con unos personajes irrepetibles”.

“En realidad no fueron muchos, eran expediciones de seis o siete personas, que incluso en términos actuales es poca gente. Lo que pasa era gente muy aguerrida, muy esforzada y valiente. Eran aventureros completos porque eran alpinistas y al mismo tiempo médicos, militares, cartógrafos o incluso espías. Son gente que trata de rellenar los últimos espacios en blanco del planeta”, destaca Sebastián Álvaro.

“Al filo de lo imposible” ya se ha terminado, pero Álvaro sigue en activo: “desde que salí de Televisión Española he hecho ya 40 expediciones y a finales de diciembre me voy a la Antártida. Por supuesto que quedan cosas por hacer y por explorar. La gente que dice que ya está todo explorado se equivoca, queda muchas cosas por hacer dentro de nuestro planeta, y fuera, todo el sistema solar. Queda mucho que hacer para los aventureros”. Su viaje a la Antártida forma parte de un proyecto “aprobado por la Comisión Nacional del Quinto Centenario que se llama ‘Las últimas fronteras del planeta’ y que es una visión geográfica e histórica de cómo era el mundo en tiempo de Magallanes y Elcano y cómo esa aventura transformó el mundo como no lo había hecho ninguna otra aventura anterior”.

El programa que durante dos décadas y media dirigió Sebastián Álvaro es un hito para Televisión Española, como lo fuera en su momento “El hombre y la tierra” que dirigió Félix Rodríguez de la Fuente. “Creo que son similares”, asegura Sebastián, “precisamente ayer me dieron el premio de la Sociedad Geográfica Española y también hicieron Socio de Honor a Félix y recogió su hija Odile. Creo que estos dos programas, los dos de una televisión pública, influyeron notablemente en la sociedad. Dieron la conciencia de lo que es la aventura, la conservación de la fauna y el medio ambiente, y, sobre todo, la relación del hombre con la naturaleza”.

Álvaro mantiene también su colaboración con la Asociación Sarabastall, que realiza un proyecto humanitario en Hushé, al noroeste de Pakistán: “es una aldea de unas 1.500 personas. Hemos escolarizado al 95 por ciento de niños y niñas en una república islámica, que es poner una pica en Flandes. Pero hemos cambiado la agricultura, la higiene e incluso hemos construido un pequeño hotel”.

Compartir el artículo

stats