Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Collado Fancuaya apunta a final de etapa en la Vuelta Ciclista España de 2022

La organización piensa en estrenar el paraje de Yernes y Tameza y repetir en Les Praeres en la próxima carrera

Un ciclista asciende la Collada Fancuaya. | R. M. M.

Desde la llegada al Angliru en 1999, la organización de la Vuelta Ciclista a España ha buscado en Asturias cimas inéditas con que sorprender a los aficionados. La Farrapona, Cotobello, Cuitu Negru, Alba, Les Praeres, El Acebo, La Cubilla o El Gamoniteiru son algunos de los puertos que han sido final de etapa en los últimos años. Estas nuevas cimas, que buscan un impacto mediático, suelen ir acompañadas por ascensiones tan míticas como la de Los Lagos de Covadonga, que nunca defrauda al aficionado.

el éxito de 2018 impulsa a les praeres. Todo apunta a que la ronda volverá a la cita naveta, donde Simon Yates cogió en 2018 el maillot de líder, que ya no soltó hasta Madrid. | R. M. M.

Para La Vuelta de 2022, Unipublic, empresa organizadora, está trabajando junto al Gobierno del Principado para encontrar un puerto inédito para una de las etapas y repetir uno de los finales ya consagrados. Todo apunta a que la novedosa ascensión al Collado Fancuaya será final de etapa en la Vuelta a España 2022. Les Praeres, en Nava, podría repetir tras haber sido final de etapa en 2018, en detrimento de El Cuitu Negru, del que también se habla, que tendría que esperar a futuras ediciones.

las obras retrasan la llegada al cuitu negru. Los trabajos que se van a acometer en la estación de Valgrande-Pajares aconsejan aplazar la llegada a la espectacular cima. | R. M. M.

El Collado Fancuaya es una pequeña llanura situada a 1.100 metros de altitud, a los pies del Pico la Lloral, en montes del concejo de Yernes y Tameza. Lugar de extraordinaria belleza, mirador natural de las montañas y paisajes de la comarca del Camín Real de La Mesa y terreno de pastos de las ganaderías locales durante el verano. A esta cima se llega después de una bonita y dura subida de 4,5 km. desde Yernes, por una pista ganadera que ha sido asfaltada recientemente.

Esta zona tiene un gran potencial para albergar un final de etapa, por su moderada dureza, con pendientes máximas del 17% y con una gran posibilidad de combinaciones de cara al final de etapa. Subidas tendidas de en torno a 15 km. para llegar a Yernes desde distintas vertientes o posibilidad de hacer un circuito con paso por Yernes en varias ocasiones.

Nada más finalizar La Vuelta del año 2020, el por entonces alcalde de Yernes y Tameza, José Manuel Fernández Tamargo, presentó a la viceconsejera de Turismo del Principado, Graciela Blanco, un proyecto para un final de etapa en el Collado Fancuaya, que también fue remitido a Unipublic, empresa organizadora de La Vuelta. Ahora solo queda que ambas partes se pongan de acuerdo.

El otro final de etapa en nuestra región puede ser en Les Praeres de Nava. La cima situada en la Sierra de Peñamayor ya acogió el final de etapa de La Vuelta 18, donde el británico Simon Yates consiguió la victoria que le sirvió para vestirse de líder y mantenerlo hasta el final de la ronda en Madrid.

Tras el éxito deportivo que supuso aquella etapa, el director de recorridos de La Vuelta, Fernando Escartín, mostró su disposición a volver a incluir esta ascensión en el recorrido de la ronda española en futuras ocasiones.

Dejando al margen lo deportivo, hay que tener en cuenta que el Gobierno del Principado siempre busca la mayor rentabilidad en la inversión que realiza, aprovechando el recorrido para la máxima promoción de nuestra región, y en este sentido hay que recordar que el Museo de la Sidra, que se encuentra en Nava, está a punto de iniciar un plan de relanzamiento con el que se pretende incrementar las visitas y aumentar las actividades para consolidarse como un espacio de encuentro para todo el sector y en el referente principal para la proyección de la sidra asturiana en el exterior, ahora que además la cultura sidrera busca ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El Cuitu Negru, a la espera

Si la opción de Les Praeres fuera descartada, el otro final de etapa podría estar ubicado en el Cuitu Negru. La cima situada en el punto más alto de la estación invernal de Valgrande-Pajares fue descubierta por La Vuelta en 2012. Es espectacular, lo nunca visto. Es un muro, emoción pura. Mucho dio que hablar el entonces inédito puerto lenense.

La ascensión a Valgrande-Pajares se alargó hasta los 19,4 kilómetros de longitud para descubrir las empinadísimas rampas del Cuitu Negru. Fueron tres kilómetros los que se añadieron tras asfaltar la pista de la estación de esquí donde hay inclinaciones del 16, el 20 y hasta el 22%.

Dario Cataldo puso su nombre para la eternidad como el primer vencedor de la historia del Cuitu Negru. El ciclista italiano se alzó con una agónica, histórica y tremenda victoria que pasará a la posteridad no solo para él sino también para los anales del ciclismo moderno.

Joaquín “Purito” Rodríguez supo mantener el jersey de líder, a pesar de los durísimos ataques protagonizados por el equipo de Alberto Contador desde el inicio del puerto de Pajares y del madrileño en primera persona en el momento en que las rampas se convertían en pared.

El Gobierno del Principado ha aprobado un proyecto para la mejora de la estación de esquí de Valgrande Pajares, con una inversión de 10 millones de euros. Los trabajos, que comenzarán la próxima primavera, estarían en pleno apogeo en las fechas previstas para la vuelta, algo que hace indicar que el final de etapa en el Cuitu Negru puede quedar aplazado para una edición posterior, una vez que hayan finalizado las obras.

Compartir el artículo

stats