Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue la gala del Judo Asturiano: una cita de valores

La Federación Asturiana de Judo celebra una cita emotiva: “Estamos muy unidos”

Por la izquierda, José Ramón Díaz Maseda, presidente de la Federación Asturiana; Víctor Valle, “Viti”, expresidente; José Manuel Vaquero, consejero de Prensa Ibérica Media; José Antonio Sánchez Gandoy, miembro del comité director de la Federación; Jesús Verano, expresidente; Shu Taira, maestro de judo; José Pajarón, vicepresidente; José Manuel González, expresidente, y Juan Carlos Barcos, presidente de la Federación Española de Judo, ayer en la XXX Gala de la Federación Asturiana de Judo, en el Palacio de Congresos de Calatrava, en Oviedo. | Miki López

Fue un homenaje al judo. A los valores del deporte del tatami con los que no ha podido el covid. El judo asturiano tiene salud de hierro: 2.000 licencias y subiendo. Hay presente y futuro. Se pudo comprobar ayer en la XXX gala de la Federación Asturiana de Judo, celebrada en el Palacio de Congresos de Calatrava.

Por la izquierda, José Ramón Díaz Maseda, presidente de la Federación Asturiana; Víctor Valle, “Viti”, expresidente; José Manuel Vaquero, consejero de Prensa Ibérica Media; José Antonio Sánchez Gandoy, miembro del comité director de la Federación; Jesús Verano, expresidente; Shu Taira, maestro de judo; José Pajarón, vicepresidente; José Manuel González, expresidente, y Juan Carlos Barcos, presidente de la Federación Española de Judo, ayer en la XXX Gala de la Federación Asturiana de Judo, en el Palacio de Congresos de Calatrava, en Oviedo. | Miki López

A la cita, en el imponente salón principal, no faltaron importantes autoridades políticas e incluso el presidente de la Federación Española, Juan Carlos Barcos, viajó desde Vitoria para no perderse el gran día del judo astur. “Estar aquí es un placer. Desde que conocí esta tierra aprendí que es un lugar maravilloso. Lo fundamental del judo es el respeto y la amistad. La Federación Asturiana es un ejemplo de lo que será nuestro judo en el futuro”, explicó un sonriente Barcos. El presentador, Marco Rodríguez, condujo con desparpajo una gala “diferente y distinta”, destinada más que a los deportistas a las personas y entidades que hicieron posible que el judo mantuviese su firmeza durante lo más duro de la pandemia. “Los amigos del judo”: así definió Barcos a los premiados y a los asistentes. Fue una cita a la carrera, en la que muchos premiados subieron a zancadas al escenario para que el acto no se alargase más de la cuenta. También fue musical y de resistencia. Porque el deporte resistió. De ahí la canción “Resistiré” del “Dúo Dinámico”, el himno del confinamiento, versionado por el grupo “LO-FI Sessions”. En la gala coincidieron los últimos cuatro presidentes de la Federación Asturiana de Judo, algo “histórico”.

José Ramón Díaz Maseda, actual presidente, dijo que se trataba de una gala “muy especial”. La tildó de agradecimiento a “todos los que habéis colaborado para salir adelante en esta situación histórica”, aseguró en referencia a la pandemia. “Cada llamada que recibí era positiva y todo el mundo nos trató fenomenal. El judo asturiano está muy unido y siempre me sentí muy respaldado. Hubo que tomar decisiones, pero siempre sentí el apoyo de mis compañeros. Estoy muy orgulloso de ser el presidente que ha juntado en esta gala a maestros, presidentes y amigos del judo. Son personas que llevan años dedicados a los demás, y también al judo. Sentí la voluntad de todos”, recalcó Maseda. La gala tuvo un reconocimiento especial a la labor de difusión del judo que hace LA NUEVA ESPAÑA: José Manuel Vaquero, consejero de Prensa Ibérica Media, fue galardonado con la medalla de bronce al mérito deportivo en 2021. “Le damos las gracias a una persona reservada y discreta que no viene de las artes marciales, pero que siempre ha ayudado desde su posición”, dijo el presentador. El redactor de Deportes de este periódico, Mario Braña, fue también premiado con el cinturón negro honorífico.

La gala tuvo varias fases y empezó con la entrega de los galardones de reconocimiento al apoyo al judo, en los que también se incluyeron la Federación Española y la Aragonesa, con el presidente José Ángel Hierro presente en Oviedo.

Ruth del Río, judoka y enfermera; Laura Alonso, del club Noreña-Berrón; Manuel Acuña, empresario y patrocinador de judo, Mario Crespo, judoka de Sotrondio y encargado de modernizar los sistemas informáticos de la Federación; Alba Niño y Eloy Niño, deportistas de alto nivel y los voluntarios del Torneo Villa de Avilés, fueron los premiados en esa categoría.

En la categoría de Kata Online 2021 se homenajeó a los clubes Judo Gandoy, Judo Noreña-Berrón, Judo Corujo, Judo Deportes Oviedo y Takeda. También Roberto Iglesias e Imanol Pérez, médicos que terminaron su labor en la Federación Asturiana, tuvieron su merecido reconocimiento

La Federación quiso acordarse de los patronatos deportivos, fundaciones y concejalías. Covadonga Díaz, edil de Festejos del Ayuntamiento de Oviedo y Nuria Del Miro, concejala de Deportes de Avilés, subieron al escenario a recoger su galardón. Maxi González, del Judo Club La Calzada, lo recogió en nombre de José Ramón Tuero, edil de Deportes de Gijón, que no pudo acudir al acto, al igual que Jesús Abad Busto, edil de Deportes de Siero.

El premio “Oso de Honor” fue para Luis Vega, responsable durante 26 años del departamento de infraestructuras de la Federación Asturiana. El presidente de la española, Juan Carlos Barcos, hizo entrega de los Danes, entre ellos dos honoríficos para Gerardo Suárez y Roberto Suárez (además del de Mario Braña). Mónica Palacios, Carlos Vera y Jesús Taberna se llevaron el 4º, 5º y 6º dan respectivamente.

En las medallas al mérito deportivo, además del anteriormente citado premio a José Manuel Vaquero, fue condecorado Víctor Valle “Viti”, expresidente de la Asturiana y un todoterreno del judo en el Principado. “Me hace mucha ilusión recibir este premio porque el judo es mi vida y mi pasión”, explicó Viti, que recibió el oro referente al año 2020. José Antonio Sánchez Gandoy, miembro del comité director de la Federación Asturiana, y José Pajarón, vicepresidente, fueron premiados con el bronce en ese mismo año.

La Federación no se olvidó de reconocer la trayectoria del maestro japonés Shu Taira, que subió al escenario y se fotografío con varios premiados mientras en la pantalla gigante se proyectaba el momento en el que fue galardonado con el “Asturiano del mes” de abril de LA NUEVA ESPAÑA. No faltaron a la cita los patrocinadores, entre los que estaban Lupe Fernández (Masymas), Luis del Viso (abogado), Luis Manuel Cabal (Unicaja) y Conchita Méndez (concejal de Deportes del Ayuntamiento de Oviedo), que agradecieron su trabajo a la Federación Asturiana. El acto se cerró con un bonito recuerdo a la familia de José Alfonso Martínez “Fon”, judoka fallecido.

Compartir el artículo

stats