Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El retiro canario de Pumariega: pretemporada en Lanzarote y objetivo, Portugal

La gijonesa, en pleno camino al Mundial, se ha aficionado al crossfit y sueña con vivir aún más cerca del mar: "Me gustaría una casa con vistas al Cantábrico"

Ángela Pumariega, con el título de “Snipe Sailor 2021” que le acredita como mejor regatista del año junto a su compañero de tripulación Martín Bermúdez. | Á. P.

Apura sus últimos días en Lanzarote con doble motivo: inició allí la pretemporada y ha querido seguir de cerca el inicio de la RORC Transatlantic, regata en la que compite su pareja, Álex Muscat. Ángel Pumariega Menéndez (Gijón, 12-11-1984) recibió el 2022 en Canarias con el reto de lograr plaza en el Mundial de snipe que se celebrará en Portugal en agosto y repetir liderato en el circuito nacional. “Cada temporada es una motivación para intentar mejorar la siguiente”, subraya antes de izar la vela de sus motivaciones.

No viene de un año cualquiera. Ganadora del campeonato del Sur de Europa y primera en el ranking femenino del circuito nacional de snipe, Ángela Pumariega acaba de ser elegida por sus propios compañeros como la mejor regatista del año junto a Martín Bermúdez, con quien comparte tripulación. “Tengo el mejor equipo de tierra”, comenta en relación al gran cariño que siente de quienes le rodean.

Ella contagia energía y se hace querer. Se nota en los detalles. Atiende a LA NUEVA ESPAÑA en plena mañana de Reyes, sin reproche a los minutos que pasan sobre la hora en la que se le había citado, y antes de meterse media hora de carrera y una sesión de abdominales con la costa lanzaroteña como fondo. “Hay que aprovechar el buen tiempo y activarse un poco”, dice tras reconocer que cada vez le resulta más difícil combinar su doble faceta profesional. Entre las regatas y los compromisos como portavoz del PP en Gijón, la agenda está a reventar. “Ahora he empezado a hacer crossfit (método de entrenamiento con tiempos reducidos y trabajo más intenso) en La Galerna, en Tremañes”, comenta como aparente atajo al reloj. Así es Pumariega.

“Pocas veces he salido a navegar para disfrutar”, afirma la gijonesa en otro resumen de una vida contra el reloj ganando trofeos desde casi los 10 años. Ni ahora que su labor política crece piensa en dejar el barco aparcado. Reconoce que el último trofeo, el “Snipe Sailor 2021”, le ha hecho especial ilusión por “ser mediante la votación de los compañeros” después de que “la Federación Internacional nos nominara por sorpresa”. ¿Cuál es el secreto de haberse llevado junto a Martín el 53% de los votos entre seis aspirantes? “Quizá el mostrar cercanía, como, por ejemplo, compartiendo el día a día en redes sociales”, resume para algo tan inexplicable como el carisma.

Dice que si hay que lanzarse al agua para relajarse prefiere practicar “surf, paddel (otra modalidad del surf con un remo) o nadar en aguas abiertas” y entre sus deseos, además de las metas deportivas del 2022, está vivir aún más cerca del mar. “Sueño con tener una casa que me permita ver desde la ventana el Cantábrico”, asegura la infatigable Pumariega. Por delante, meses de entrenamiento repartidos entre el Grupo Covadonga y el Club de Regatas y una primera toma de contacto con el circuito nacional en febrero. “Uno de los platos fuertes estará en Cádiz a finales de junio, tenemos que hacer un buen papel para conseguir la plaza en el Mundial”, sentencia antes de quemar zapatilla por tierras conejeras.

Compartir el artículo

stats