Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Unicaja Banco Oviedo Baloncesto, a hacerse fuerte en casa ante un Palma colista y con bajas

“En Melilla no estuvimos bien”, reconoce Lezkano, el entrenador, que espera volver hoy a la senda del triunfo

Natxo Lezkano, dirigiendo durante un partido. MIKI LOPEZ

El fortín de Pumarín debe serlo esta semana más que nunca. Antes de recibir el domingo al Estudiantes, el Unicaja Banco Oviedo juega hoy uno de los partidos aplazados en diciembre y que formaban parte del pack de Navidad. El rival, el Palma (20.30 horas, Vinx), colista de la LEB Oro con un único triunfo por doce derrotas.

El balance del equipo mallorquín puede hacer pensar en un rival sencillo, pero el técnico del OCB, Natxo Lezkano, avisa de que “perdió de tres con Estudiantes, de uno con Palencia... ha perdido tres o cuatro que tuvo en su mano y ahora podría perfectamente estar en el grupo del medio. No nos podemos fiar de eso y menos nosotros, que somos un equipo que tiene que jugar todos los días al cien por cien”.

El equipo ovetense viene de perder en Melilla por un solo punto (79-78), en un partido en el que el equipo, a juicio de Lezkano, “no estuvo bien, le faltó ritmo y tuvimos fallos digamos de pretemporada. Vamos a intentar corregirlos”.

El Palma ha realizado varios cambios en la plantilla para reflotar la situación: ha dado la baja a los argentinos Fjellerup y Ruesga (fichados por Girona y Melilla respectivamente) y ha incorporado a Pavel Marinov, Robert Cosialls y el exOCB Elijah Brown. Ninguno de los tres, sin embargo, estará a disposición del tándem técnico formado por Pau Tomàs y Álex Pérez, ya que no estaban inscritos para la fecha inicial del partido, el 29 de diciembre. “Me gusta mucho Palma, me gustan mucho sus jugadores, cómo hacen crecer los jóvenes, y me gusta el hecho de que no especulen, que hagan un juego vistoso. Ojalá lo haga bien Elijah porque le apreciamos”.

Compartir el artículo

stats